El Viacrucis de Francisco, otro show impresionante como el carnaval

Univision.com | Jul 27, 2013 | 1:19 PM

Por: María Arce (@maria_arce)

Río de Janeiro sabe de espectáculos multitudinarios. La cuna del carnaval más voluptuoso y sensual del mundo volvió a demostrar que es una experta a la hora de sorprender con grandes shows. Es que el Viacrucis que se vivió sobre la imponente playa de Copacabana fue uno de los momentos más impresionantes pero también emotivos de la Jornada Mundial de la Juventud.
Con el papa Francisco encabezando la representación del Viacrucis, la ciudad vibró de emoción. Y con ella el mundo católico que siguió de cerca el extraordinario despliegue. Más de 500 actores y voluntarios viajaron en el tiempo hasta la Jerusalén de Jesús.
Con 14 estaciones, el Viacrucis buscó establecer un paralelismo entre los padecimientos de Jesús con “los dolores” que atraviesan hoy los jóvenes de todo el mundo, tal como informaron los organizadores de la Jornada. Bautizado como el “Viacrucis del Joven Solidario”, estuvo dirigido por Ulysses Cruz, uno de los más destacados representantes del teatro en Brasil.
Pero el paralelismo no terminó allí. El impactante despliegue hizo recordar a una de las mayores fiestas de Brasil: el carnaval. Ambos se llevaron a cabo sobre una importante avenida –la Atlántica para el víacrucis y la Marqués de Sapucaí para el Sambódromo-, tuvieron cuidadísimos vestuarios, temas alegóricos y mensajes. En los dos casos, los organizadores cuidaron hasta el más mínimo detalle y corrieron hasta ultimo minute para regalarle al mundo un espectáculo lleno de color. Millones de personas los vieron en vivo y por TV.
El viacrucis se transformó en uno de los momentos de fe, alegría y emoción más fuertes que vivieron los jóvenes y el Papa Francisco. Pasado y presente del cristianismo se dieron cita en la Avenida Atlántica, sobre la imponente y exuberante playa de Copacabana. No hubo mejor escenario de fondo que las olas y el mar cariocas.
El recorrido ocupó aproximadamente 800 metros de la calzada central de esa avenida para representar lo que se conoce también como Vía Dolorosa.
Los 14 temas fueron representados sobre escenarios individuales que se remontan a la ciudad antigua de Jerusalén, con un recorrido que evocó las procesiones del siglo XVI.
El viacrucis comenzó con la primera estación en la que “Jesús es condenado” y que en Río se transformó en “Joven misionero”. La segunda estación marcó un paralelismo entre “Jesús carga su cruz” y el “Joven convertido”.
“Jesús cae por primera vez” (tercera estación) trasmutó en “Joven de comunidad de recuperación”. La cuarta estación, “Jesús se encuentra con su madre”, evolucionó en “Joven hablan en nombre de las madres”.
“Simón ayuda a Jesús a cargar la cruz”, la quinta estación, tuvo su versión siglo XXI bajo el tema” Seminarista”.
La sexta estación, en la que “Verónica limpia el rostro de Jesús”, llegó a Copacabana convertida en “Religiosa que lucha por la vida (contra el aborto)”.
“Jesús cae por segunda vez”, la séptima estación, fue dedicada a los jóvenes matrimonios. La octava estación, “Jesús se encuentra con las mujeres de Jerusalén”, se transformó en un joven hablando por las mujeres que sufren.
“Jesús cae por tercera vez”, la novena estación, fue dedicada a los” estudiantes en silla de ruedas”. Unos 20 acompañaron de cerca a Francisco durante ese momento.
“Jesús es despojado de sus ropas” mutó en “Joven de las redes sociales”. Esta es la primera vez que un tema tan actual es incluido en un viacrucis papal.
“Jesús es clavado en la cruz” se presentó bajo el lema “Joven preso de la pastoral penitenciaria”. La muerte de Jesús en la cruz, la decimosegunda estación, fue representada a través del tema “Joven con enfermedad terminal”.
A “Jesús muerto en los brazos de su madre” se lo personificó a través de “Joven con discapacidad auditiva”. En el palco principal, el Papa Francisco dedicó el viacrucis a los “jóvenes de África, América del Norte, América Latina y del Caribe, de Europa, de Asia y de Oceanía”.
“El viacrucis fue sufriendo modificaciones, pero su esencia es la que conocemos hoy. Las infinitas variaciones son interpretaciones artísticas creadas por el mundo, pero la que más próxima está es esta en verdad”, dijo el director artístico de la JMJ, Ulysses Cruz.
Desde el Palco principal, el papa Francisco pudo apreciar mini versiones de lo que ocurría en cada estación. Y aunque anoche hubo protestas de indignados brasileños en las inmediaciones, Río de Janeiro volvió a ser una fiesta, como cada febrero en carnaval.
©Univision.com
Comentarios