Tres días de luto por accidente ferroviario en España

EFE | Jul 25, 2013 | 12:18 PM

Suspenden actividades

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció tres días de luto oficial en España por el accidente de tren ocurrido anoche cerca de Santiago de Compostela (noroeste), que causó al menos 80 muertos y más de 130 heridos.
Rajoy, que visitó el lugar del accidente y a los heridos y familiares de las víctimas, agradeció el comportamiento ciudadano ante las consecuencias del mismo.
"Para un santiagués como yo, hoy es el Día del Apóstol más triste de mi vida", confesó Rajoy ante los medios al referirse a la festividad del santo patrón de la ciudad, de Galicia y de España.
Acompañado por el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, Rajoy explicó que hay dos pesquisas abiertas, una judicial y otra de la comisión de investigaciones de accidentes ferroviarios dependiente del Ministerio de Fomento.
Declaró asimismo que el "reto capital" es identificar cuanto antes a las víctimas porque "los familiares no pueden vivir en una situación de incertidumbre".
El jefe del Ejecutivo español afirmó que es "un día muy difícil" tras un accidente "terrible y dramático que permanecerá mucho tiempo en nuestra memoria" y dijo que espera que "todo se pueda resolver con la mayor celeridad".
También agradeció su colaboración a los vecinos de Santiago de Compostela porque "han puesto todo lo que tienen y lo mejor de sí mismos" y agradeció al gobierno local la "coordinación ejemplar" con la administración central.
El gobierno de Galicia canceló todos los festejos con motivo de la festividad de Santiago Apóstol y decretó siete días de luto oficial en la región.
Visita hospital
Posteriormente, el presidente del Gobierno se trasladó al hospital compostelano en el que permanecen ingresados los heridos.
Rajoy tiene previsto reunirse en Santiago de Compostela con el gabinete de crisis constituido tras la tragedia.
El accidente, uno de los más graves de la historia de España, ha causado una enorme consternación en el país y se produjo cuando Galicia, en el noroeste de España, se preparaba para celebrar hoy el día de Santiago, la fiesta nacional de esta comunidad autónoma, y patrón de España.
El rey Juan Carlos y el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, heredero de la Corona española, han anulado todas las actividades oficiales que tenían previstas para hoy.
La Casa del Rey ha anunciado la suspensión de la agenda oficial de actos para esta jornada y el monarca se mantiene puntualmente informado sobre el alcance del accidente en contactos con las autoridades.
La compañía ferroviaria Renfe confirmó que la línea donde se produjo el accidente está dotada de un sistema de seguridad y que ayer mismo el tren siniestrado pasó una revisión.
En declaraciones a una radio española, el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, dijo que la "caja negra" está ya en manos del juez y se mostró cauto sobre las causas de este accidente, que, además de las 78 víctimas mortales, causó alrededor de 130 heridos, de los cuales veinte se encuentran en estado crítico.
©EFE
Commentarios