Plan de reforma migratoria del Grupo de los Siete será entregado en septiembre

Univision.com | Jul 18, 2013 | 5:55 PM

SIGUIENTE:

Sus condiciones son más severas que las del Senado e incluyen poner en probatoria a los indocumentados.

Obliga a los indocumentados declararse culpables de violar la ley antes de iniciar el proceso para legalizar sus permanencias

El plan de reforma migratoria que redacta en secreto el Grupo de los Siete de la Cámara de Representantes será entregado en septiembre, reportó el jueves el Noticiero Univision.
La iniciativa, que comenzó a ser redactada en secreto por cuatro legisladores demócratas y cuatro republicanos, ya fue concluida reportó el miércoles el diario The Washongton Post.
Uno de los integrantes, el republicano Eric Cantor (Virginia) abandonó la instancia en junio por no estar de acuerdo con el tema de la seguridad, uno de los capítulos clave del proyecto que permitiría reunir los 118 votos republicanos necesarios en la Cámara de Representantes para que lo debata el pleno.
El presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), puso como condición para el debate que la mayoría de la mayoría debía estar de acuerdo para decidir el plan. El Grupo de los Siete tiene asegurados entre 60 y 70 votos republicanos, dijo a UnivisionNoticias.com el congresista Joe García (demócrata de Florida).
Resumen del plan
Entre otras medidas, el plan del Grupo de los Siete obliga a los indocumentados reconocer que violaron la ley de Estados Unidos al permanecer indocumentados (acto que en la actualidad constituye una falta de carácter civil) antes de iniciar el camino para legalizar sus permanencias.
Una vez cumplido este requisito entrarán en un estado de probatoria o libertad condicional por cinco años. Simultáneamente el gobierno deberá implementar el E-Verify (base de datos para verificar el estado migratorio de los trabajadores) obligatorio en un plazo máximo de cinco años. De no hacerlo, todos los indocumentados en libertad condicional regresarán a su estado migratorio inmediato anterior: indocumentado.
Si se cumplen los planos y el gobierno certifica el funcionamiento del E-Verify, los inmigrantes en probatoria podrán pedir la residencia permanente, trámite que durará cinco años. Una vez recibida la green card (tarjeta verde) deberán esperar otros cinco años para gestionar la ciudadanía.
Apoyo a la reforma
Al tiempo que se conocen detalles del plan del Grupo de los Siete, una encuesta del diario The Washington Post y la cadena ABC reveló que la mayoría de los estadounidenses apoya el proyecto de ley aprobado por el Senado a finales de mayo. El anteproyecto incluye una vía hacia la ciudadanía para millones de indocumentados.
La muestra indica que 55% de los estadounidenses respalda la vía para la ciudadanía de 11 millones de sin papeles contra el 41% que se opone.
La consulta determinó que el apoyo a la reforma migratoria amplia es mayor entre los demócratas, con un 69%. El 38% de los republicanos y el 55% de los independientes la apoyan.
De la enmienda de seguridad aprobada por el pleno del Senado como condición para darle luz verde a la reforma migratoria,  el 64% de los estadounidenses dijo estar de acuerdo.
La medida de seguridad incluye, entre otros, $30 mil millones adicionales para la patrulla fronteriza, la contratación de 21 mil agentes, construcción de vallas fronterizas, sistemas tecnológicos de seguridad para la frontera, uso de aviones no tripulados y la creación de un sistema biométrico para verificar el ingreso y salida de extranjeros por puertos fronterizos (aéreo, marítimo y terrestre).
Clima de ansiedad
Quienes apoyan una reforma migratoria amplia, que legalice a la mayoría de los 11 millones de indocumentados, reconocen que lograr que un plan llegue al escritorio del presidente Barack Obama para su firma será una batalla cuesta arriba.
Organizaciones nacionales pro inmigrantes y legisladores en ambas cámaras que apoyan una reforma migratoria con ciudadanía, reiteraron un llamado a los votantes para que contacten a sus congresistas que respalden la versión amplia congruente con el plan que ya aprobó el senado.
El senador republicano John McCain, integrante del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto S. 744, advirtió que su grupo no está ganando la batalla, reportó The Associated Press.
Señaló que es necesario que haya una campaña concertada que brilla por su ausencia hasta el momento, particularmente entre los empresarios y los grupos religiosos, a fin de que puedan influir en los republicanos de la Cámara de Representantes.
El presidente del Congreso ha advertido que la Cámara abordará la reforma migratoria por pedazos y que enfatizará en la seguridad fronteriza.
Boehner, además, endosó el miércoles un plan que entregará ña próxima semana el líder de la mayoría republicana, Erick Cantor (Virginia), que solo incluye la ciudadanía para los dreamers.
El Plan B
Mientras se sigue barajando la opción legislativa, esta semana se filtró la existencia de un Plan B que será activado en el caso que fracase la reforma migratoria en la Cámara de Representantes.
El Plan B consistiría en la movilización de los defensores de la reforma migratoria para pedirle al Presidente Obama de una acción ejecutiva para otorgarle a los 11 millones de inmigrantes indocumentados un estado temporal de estadía legal y concederles un permiso de trabajo.
El estatus legal de permanencia podría ser alcanzado por un beneficio como el TPS o ampliando la Acción Diferida, que ampara a 1.7 millón de jóvenes indocumentados (dreamers).
La Acción diferida frena las deportaciones y concede un permiso de trabajo temporal.
Tanto Obama como el líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada) han dicho que respaldan la opción legislativa para la reforma migratoria.
De aprobar la Cámara un plan distinto al del Senado, un Comité de Conferencia armonizará ambas versiones. El plan que resulte será enviado para la promulgación o veto del presidente.
Tanto Obama como senadores y legisladores coinciden en que podría haber una reforma migratoria en el otoño.
©Univision.com
Comentarios