Caso 'Heaven' abre las alcantarillas en Ciudad de México

Univision.com | Jul 18, 2013 | 11:19 AM

El ocio nocturno en la capital del país

Como buena ciudad turística, la capital mexicana también cuenta con una importante oferta de centros nocturnos, que en las últimas fechas están en el ojo del huracán tras el rapto de 12 jóvenes de un bar after hours llamado Heaven, en la Zona Rosa.
La versión digital del periódico español El País recuerda que fue la mañana del 26 de mayo cuando, en horas de la mañana, los 12 muchachos desaparecieron del lugar, ubicado a unos pasos del conocido Paseo de la Reforma, justo cuando allí se realizaba una carrera atlética, un paseo ciclista y una feria, lo que llenaba las calles de gente.
Aunque a la fecha los jóvenes siguen sin aparecer y las autoridades han formulado varias teorías que los vinculan a grupos narcomenudistas con origen en el barrio de Tepito, el hecho desencadenó no solo la angustiosa espera de los familiares, sino también una oleada de operativos en centros nocturnos de toda Ciudad de México.
Heaven, Fever, Le Privée, Zydeco, Cíngaro, Crystal, The Capital Suite, Tahití y Black son algunos de los lugares que han tenido que bajar sus cortinas. El País anota que el Black fue el que marcó la crisis de los antros de Ciudad de México, luego de que la mañana del 24 de mayo apareciera un cuerpo con dos disparos de bala en la cabeza a las afueras del lugar.
Ubicado en La Condesa, “el barrio burgués por excelencia” de la capital mexicana, el Black luce ahora con un policía que hace guardia a una puerta negra cerrada, con cintas que repiten la palabra “Homicidio”. Alrededor, vecinos paseando con sus finos perros al sol, y jóvenes bebiendo cerveza en terrazas.
El detonante
La persona sin vida hallada a las afueras del bar se llamaba Horacio Vite, y era conocido como El Chaparro. Las autoridades creen que se trataba de un narcomenudista asesinado por rivales, producto de la disputa por la venta de estupefacientes en el lugar y la zona en general.
El asesinato –apunta El Paíshabría provocado el secuestro, dos días más tarde, de los 12 jóvenes, a manos de 17 personas a bordo de ocho vehículos. La tesis se sustenta en que la mayoría de los muchachos raptados eran originarios del barrio de Tepito, uno de los lugares donde se almacena droga en la capital mexicana.
Los responsables serían miembros de La Unión, una banda originaria de ese barrio, que saltó a la fama tras el triste hecho.
Aunque las autoridades de Ciudad de México confirman la existencia de La Unión, no se han atrevido a confirmar que, como se especula en varios medios de comunicación, la desaparición de los jóvenes efectivamente se deba a una ruptura al interior de esta banda en dos facciones: La Unión de Tepito o Los Tepis, y La Unión Insurgentes, por a avenida más larga de la capital del país, en la que convergen La Condesa, La Zona Rosa y la colonia Roma.
El País apunta que uno de los nombres de los líderes de La Unión que más han sonado tras el escándalo es el de Ricardo López, El Moco, supuesto exagente de la Policía Federal, a quien se atribuye en medios el rapto de los jóvenes y que en el barrio se movía con impunidad tal que ni él ni su gente ocultaban sus pistolas.
Sin aparecer
También ha sonado con fuerza el nombre de Jorge Ortiz Reyes, El Tanque, padre del desaparecido joven Jerzy Ortiz, de 16 años. Preso desde hace 10 años por los delitos de extorsión y delincuencia organizada, El Tanque podría seguir manejando el negocio de las drogas, según una de las conjeturas, por lo que la desaparición de su hijo y los otros 11 jóvenes podría ser una venganza en su contra.
El Tanque, sin embargo, dijo en entrevista con El País, desde una cárcel en el norte de México, que su pasado delictivo no tenía nada qué ver con el rapto de su hijo.
Mientras se comprueba o descarta la hipótesis de la división por el narcomenudeo en la capital del país desde Tepito, el gobierno de Ciudad de México ha optado por golpear al hampa desde sus nichos nocturnos, realizando cateos y cierres en centros nocturnos. Con ello, soportan la fuerte presión social por la falta de respuestas sobre los hechos del Heaven.
A la fecha, recuerda El País, cuatro personas se encuentran encarceladas: dos socios y dos empleados más, además de que el hermano de uno de los socios fue hallado muerto y calcinado.
Los jóvenes siguen sin aparecer, pero la fiscalía local argumenta que ya tiene 10 retratos de las 17 personas que se encargaron de la desaparición.
Las críticas no se han hecho esperar, ante la dificultad para resolver el caso de la desaparición de 12 personas de una zona llena de cámaras, turismo y policías. A la fecha una persona ha sido separada de su cargo, tras los hechos: el responsable del área encargada de recibir las denuncias de la desaparición en la fiscalía, un cargo considerado como medio.
©Univision.com
Commentarios