Migrante mexicano, a nuevo juicio por actitudes racistas del jurado

EFE | Jul 12, 2013 | 2:34 PM
DENVER - Un inmigrante indocumentado mexicano convicto en 1995 del asesinato de un adolescente en Iowa deberá ser juzgado nuevamente, después de que un juez federal apreciara actitudes racistas en el jurado.
La fiscalía del condado de Sioux (Iowa) informó de la decisión del juez y anunció que recurrirá la misma ante la Corte de Apelaciones del Octavo Distrito Federal.
El Juez de Distrito Mark Bennett accedió a que se le concediese un nuevo juicio a Guillermo Escobedo, ahora de 38 años, en el caso en que Escobedo y César Herrarte, de 36, fueron convictos del asesinato de Justin Younie, de 19 años, en Hawarden, al noroeste de Des Moines, la capital estatal.
En el momento de la muerte de Younie, el 6% de los 2,500 habitantes de Hawarden eran hispanos.
En la actualidad, según datos del censo, la cantidad de habitantes no ha variado, pero ahora el 20% son hispanos.
En su dictamen, el juez Bennett indicó que en el juicio de 1995 se había violado el derecho constitucional de Escobedo a tener una representación legal efectiva.
Durante ese juicio, uno de los miembros del jurado fue reemplazado por haber hecho comentarios racistas en contra de los dos mexicanos.
En ese momento, el abogado de Escobedo tendría que haber pedido la cancelación del juicio, como lo establecen las leyes de Iowa, pero no lo hizo, permitiendo que el juicio continuase tras el nombramiento de un jurado alternativo.
Según Bennett, el abogado original de Escobedo tendría que haber investigado por qué se había separado a un miembro del jurado, por qué los otros miembros reaccionaron como lo hicieron y si esos otros miembros también compartían actitudes racistas.
¿Tendencias anti-hispanas?
En opinión del magistrado, las "tendencias anti-hispanas son un problema en el noroeste de Iowa", por lo que es difícil asegurar un juicio justo cuando el acusado es un hispano.
En su fallo, Bennett expresó que existe "evidencia más que suficiente" para declarar culpable de asesinato a Escobedo, pero, dijo que esa convicción debe ser "constitucionalmente sólida" y "basada en el tratamiento equitativo del acusado".
Aparentemente eso no sucedió en el juicio de 1995, ya que, a pesar del pedido del juez, el fiscal a cargo del caso presentó el asesinato de Younie como un ejemplo de "agresores hispanos" atacando a "muchachos blancos".
La fiscalía del Condado Sioux apelará la decisión del juez Bennett ante la Corte de Apelaciones del Octavo Distrito Federal.
Si esa corte reafirma el fallo de Bennett, entonces le corresponderá a la mencionada fiscalía hacer los arreglos necesarios para el nuevo juicio.
Sin embargo, el nuevo juicio sólo se realizará si todavía existe un suficiente número de testigos y de evidencias como para llevar adelante ese procedimiento.
©EFE
Commentarios