Los republicanos y Obama discuten la reforma migratoria a puerta cerrada

Univision.com | Jul 10, 2013 | 7:28 PM

SIGUIENTE:

Líderes republicanos trazaron la estrategia que seguirán en la Cámara de Representantes. Pero muchos republicanos rechazan legalizar de indocumentados.

Legalización de 11 millones de indocumentados es más compleja de lo que muchos piensan

Los republicanos de la Cámara de Representantes y sus líderes discutieron a puerta cerrada cómo proceder con una reforma migratoria y hasta dónde debe llegar. Una reunión decisiva no solo para legislación sino para el futuro de su partido con los votantes hispanos, reportó el Noticiero Univision.
A la salida de la reunión dijeron que para finales de julio tendrán algunas medidas fuera del Comité, nada como la ley integral del Senado y sin una solución antes del receso de agosto.
“Esperamos tener una reforma migratoria amplia reconociendo que tenemos que lidiar con los efectos de la ley del 86”, dijo el representante de California Darrel Issa.
La ley del 86 que mencionó se refiere a la amnistía aprobada durante el gobierno republicano de Ronald Reagan, que favoreció a unos 2,5 millones de indocumentados, la mayoría mexicanos.
Issa dijo que la medida que se adopte no solo mejora el flujo de los que vengan al país, sino que lidie con los 11 millones de extranjeros sin papeles que viven en Estados Unidos.
Proceso largo
“Yo estoy optimista de que al final de este proceso vamos a encontrar los votos. Pero va ser un proceso largo”, advirtió el congresista Mario Díaz-Balart (republicano de Florida), uno de los que integra el Grupo de los Siete que redacta un plan en secreto.
Aquí se reconocen las numerosas voces conservadoras que apoyan una reforma migratoria amplia con un camino a la ciudadanía, pero está en manos del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (Ohio) el que su partido no se distancia aún más de los votantes latinos.
En los comicios del 6 de noviembre del año pasado el presidente Barack Obama fue reelecto con el 71% de los 12.2 millones de electores hispanos y la reforma migratoria volvió a ocupar los primeros lugares en las preocupaciones de la agenda en Washington.
Diversos activistas nos dicen que están tratando de conseguir los votos de congresistas en distritos con gran población hispana.
Debate con condiciones
“Tenemos que impulsar la política pública, no es sobre política electoral…, se trata de tener un país más fuerte y que esta nación de inmigrantes represente a toda nuestra comunidad”, dijo el legislador republicano de California, Jeff Denham.
Pero hay condiciones: la seguridad fronteriza e interior deberá certificarse antes de proceder a una legalización, dijo el representante Trey Radel, de Florida.
“No estamos hablando de política, estamos hablando de la vida de gente”, agregó.
Al menos 38 republicanos de la Cámara de Representantes pertenecen a distritos de alta población latina, Por otro lado, 70 por ciento de los republicanos están en distritos de mayoría blanca no hispana.
Muchos de los líderes conservadores en la Cámara Baja están libres de la presión política durante este debate migratorio, pues los votantes hispanos no son decisivos en sus distritos.
Miembros de la bancada hispana de la Cámara se reunió con el presidente Obama. Dicen que los republicanos no pueden darle la espalda a una reforma amplia, dijo la periodista Lourdes Meluza, corresponsal del Noticiero Univision en Washington D.C.
Agregó que cierran un futuro electoral para ellos todos los meses 50 mil hispanos se convierten en ciudadanos estadounidenses, y cientos de manifestantes recordaron al Congreso que en este debate se juegan las vidas de inmigrantes como ellos.
Obama con caucus hispano
Poco antes de la reunión republicana en el Congreso, Obama se reunió con los miembros del Comité Hispano del Congreso (CHC) en la Casa Blanca para discutir los esfuerzos de la Administración para exhortar a la Cámara a tomar acción.
La Admiistración presiona para que los representantes aprueben un plan similar al aprobado por el Senado en junio y que incluye un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados.
Obama agradeció al caucus el trabajo a favor de la reforma y aprovechó la oportunidad para resaltar los beneficios de una reforma migratoria como la aprobada por el Senado.
Los costos económicos de la inacción son simplemente demasiado altos para posponerlos, dijo la Casa Blanca en un comunicado.
Agregó que el presidente también enfatizó que, "durante las próximas semanas, los miembros de su Gabinete y los funcionarios principales de la Administración llevarán ese argumento económico a los grupos clave de interés, incluyendo a los líderes empresariales, los legisladores estatales y locales, los oficiales encargados de cumplimiento del orden, los líderes religiosos y evangélicos, y el pueblo americano para que exhorten a la Cámara a que haga lo correcto sobre la inmigración".
©Univision.com
Comentarios