Deportaciones disminuyen por primera vez en cinco años: 887 diarias en promedio

Univision.com | Jul 04, 2013 | 9:54 PM

Proyección muestra retroceso durante el primer semestre del año fiscal 2013

Por primera vez en cinco años el número de inmigrantes deportados por el gobierno federal estadounidense muestra una baja del 19.25 por ciento durante el primer semestre del año fiscal 2013.
Estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicadas en una de sus páginas de internet revelan que el número de extranjeros expulsados entre el 1 de octubre de 2012 y el 31 de marzo de 2013 fue de 159,667.
Durante el mismo período en el año fiscal 2012 la cifra fue de 197.748.
El año fiscal estadounidense inicia el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre del año entrante.
La proyección
De mantenerse la tendencia, la cifra total de deportados al 31 de octubre bordearía los 320 mil. Durante el año fiscal 2012 el número de expulsados alcanzó los 490,849, el mayor número en la historia.
En cuanto a las deportaciones voluntarias, en el primer semestre del año fiscal 2013 se registraron 6.476 frente a las 11,626 ocurridas en 2012, una baja del 44.3 por ciento.
Noticias Univision accedió a los números una semana después que el Senado aprobó un plan de reforma migratoria que incluye una vía de legalización para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven e Estados Unidos.
Récords sucesivos
En 2012 el US Immigration and Customs Enforcement (ICE) deportó a 409,849 extranjeros de los cuales, aseguró, 55% (225,390) fueron declarados culpables de cometer faltas criminales graves y menores.
Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), America’s Voice, el Foro Nacional de Inmigración (NIF), entre otros, reiteran que entre seis a siete de cada 10 expulsados por el gobierno no tenían antecedentes criminales serios que pusieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.
Durante el año fiscal 2009 (del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2009) -el primero del primer mandato de Obama-, el gobierno deportó a 389,834 indocumentados.
En el año fiscal 2010 la cifra de expulsados subió a 392,862.
Al año siguiente, 2011, la cifra alcanzó los 396,906 con un average de 33,330 expulsados por mes.
Del número total de expulsados a la fecha, alrededor de 1.5 millón, el gobierno asegura que la mayoría tenía antecedentes criminales.
Cifras y comparaciones
De acuerdo con las cifras oficiales, el DHS deportó diariamente a 1,122 indocumentados durante el año fiscal 2012.
En los primeros seis meses del año fiscal 2013 el número bajó a 887.3 expulsados diarios, un disminución del 20.9 por ciento comparado con el año pasado.
Las estadísticas del DHS también revelan que de los 159,667 deportados durante el primer semestre de 2013, unos 22,557 extranjeros cometieron delitos criminales graves. La cifra equivale al 14.1 por ciento.
Del total de expulsados entre octubre de 2012 y marzo de este año, 70,137 indocumentados no tienen faltas criminales, equivalente al 43.92 por ciento según los datos del DHS.
La reforma migratoria
El plan de reforma migratoria aprobado por el Senado la semana pasada -con 68 votos a favor y 32 en contra- incluye una vía de legalización para indocumentados que permanecen en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y no han cometido delitos graves.
De aprobarlo el Congreso, entre 9 y 10 millones de extranjeros sin papeles de estadía legal entrarán en un estado de inmigrante provisional (RPI) por un tiempo de 10 años antes de conseguir la residencia legal permanente. Durante la espera se congelarán las deportaciones, recibirán un permiso de trabajo y una autorización para salir y reingresar a Estados Unidos.
El senador Robert “Bob” Menéndez, uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el plan, dijo recientemente a Univision que la reforma migratoria sería aprobada después del verano 2013, probablemente entre los meses de octubre y noviembre.
Batalla en la Cámara
El 10 de julio la Cámara de Representantes podría arrancar el debate de la reforma migratoria luego de la aprobación de un plan por parte del Senado. Aunque el Comité Judicial ya debatió y aprobó dos enmiendas relacionadas con el tema, congresistas advierten que el único proyecto posible de ser aprobado debe contar con el apoyo de ambos partidos.
En junio el Comité Judicial aprobó la ley SAFE, que criminalizada estadía indocumentada, y otra enmienda que anula el programa Acción Diferida.
La ley SAFE revivió el proyecto HR 4437 del legislador republicano de Wisconsin James Sensenbrenner, aprobado en diciembre de 2005. La medida convirtió en delito criminal la permanencia sin papeles y desató una oleada nacional antiinmigrante. El plan fue desestimado en junio de 2006.
La Acción Diferida entró en vigor el 15 de agosto del año pasado y concede a 1.7 millón de jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos, tienen menos de 31 años y carecen de antecedentes penales un permiso de trabajo y frena sus deportaciones.
No se rinden
Legisladores de ambos partidos no se rinden batallan para que el pleno de la Cámara debata un plan amplio como el aprobado por el Senado.
“Las primeras dos propuestas (debatidas y aprobadas por el Comité Judicial) con malísimas, no tratan con compasión, no entienden la necesidad de legalizar (a los 11 millones de indocumentados), criminalizan”, dijo recientemente el congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) al programa Despierta América de la cadena Univision.
El legislador Mario Diaz Balart, a su vez, advirtió que el Comité Judicial de la Cámara dará “pasos hacia atrás” con la reforma migratoria, “pero creo que la única forma que vamos a lograr una reforma migratoria, (es que) tiene que tener una vía de legalización”.
Agregó que el plan deberá ser un “proyecto positivo, balanceado, bipartidista que se pueda convertir en ley”.
Gutiérrez dijo que en esta batalla “el pueblo tiene que levantar su voz” y presionar a los integrantes de la Cámara de ambos partidos. También reiteró que de no aprobarse la reforma migratoria, la comunidad inmigrante seguirá “sufriendo intensamente" debido a las deportaciones, y apuntó que durante el año fiscal 2012 todos los días se deportaron “entre 1,200 y 1,400 personas".
©Univision.com
Commentarios