Egipto tiene nuevo presidente tras golpe de Estado

EFE | Jul 04, 2013 | 5:57 AM

Tomó protesta Adli Mansur

El nuevo presidente interino de Egipto, Adli Mansur, juró este jueves a su cargo ante la asamblea general del Tribunal Constitucional Supremo, la instancia judicial que él mismo presidía hasta este día.
Opina en nuestros foros "Juro por Dios todopoderoso defender el sistema republicano y respetar la Constitución y la ley, atender al pueblo y proteger la independencia nacional y la integridad territorial", dijo Mansur al asumir como presidente interino. Mansur fue designado el miércoles por las Fuerzas Armadas, tras el golpe militar que depuso a Mohamed Mursi, elegido hace un año en los primeros comicios presidenciales democráticos. El nuevo jefe de Estado dijo que asume el poder "con gran honor durante un periodo interino" hasta la celebración de las elecciones presidenciales "en un futuro próximo", que él mismo deberá convocar y supervisar. "La revolución del 30 de junio ha corregido la revolución del 25 de enero de 2011 (que derrocó a Hosni Mubarak)", consideró Mansur, quien añadió que en esa fecha, cuando millones de manifestantes salieron a las calles para pedir la renuncia de Mursi, se produjo "la reunificación del pueblo egipcio sin divisiones". El mandatario enfatizó que no se debe venerar al gobernante ni al tirano, por lo que llamó a los egipcios a seguir alerta. Mansur recibió la mayor ovación de los asistentes al acto cuando agradeció el papel en la crisis de las Fuerzas Armadas, "que son la conciencia de esta nación y la fortaleza para protegerla". El depuesto Mursi continúa en paradero desconocido de forma oficial, aunque una fuente de los Hermanos Musulmanes dijo este jueves que ha sido separado de su equipo presidencial y trasladado al Ministerio de Defensa, donde está retenido.
Reportan decenas de muertos
Al menos una decena de personas han muerto en los enfrentamientos que estallaron en Egipto tras anunciarse que las Fuerzas Armadas deponían al presidente del país, Mohamed Mursi, según los medios oficiales egipcios.
Seis de los muertos se produjeron en enfrentamientos en los alrededores del edificio de la Gobernación de la ciudad de Marsa Matruh, en el noroeste de Egipto.
Según la agencia oficial Mena, el incidente, que causó además quince heridos de bala, comenzó cuando decenas de manifestantes en favor de Mursi atacaron a las fuerzas encargadas de custodiar la sede del gobernador, lo que motivó la respuesta de estos.
Mientras, en Minia (sur), otras tres personas murieron y 14 resultaron heridas en el ataque de un grupo de fieles a Mursi sobre manifestantes que celebraban su derrocamiento en la llamada plaza Al Shuhada.
Se vivió un gran caos
En esa misma ciudad se produjeron saqueos y destrozos, por parte de seguidores islamistas, de tiendas y establecimientos de opositores.
En Alejandría hubo un muerto y doce heridos en choques entre partidarios y detractores de la decisión militar, agregó Mena.
Cientos de simpatizantes de los Hermanos Musulmanes habían anunciado que iban a acampar en la zona de Sidi Bachar de la urbe, en la que se juntaron con egipcios que celebraban el derrocamiento.
Las fuerzas de seguridad lograron controlar finalmente la situación.
En otras localidades como Al Fayum, al sur de El Cairo, no se registraron víctimas mortales, pero sí un gran número de heridos, al menos 70, según fuentes oficiales.
Fuerzas de la Policía y del Ejército, con blindados y gases lacrimógenos, lograron controlar airadas protestas de miembros del movimiento islamista en la ciudad de Sohag, capital de la provincia homónima.
Los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes gritaban consignas contra el ministro de Defensa, Abdel Fatah el Sisi, que anunció la sustitución de Mursi por el presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Adli Mansur, y la suspensión de la Constitución.
©EFE
Commentarios