Hallan evidencia que complica situación de Aaron Hernández por asesinato

EFE | Jul 04, 2013 | 3:56 PM
Los investigadores han encontrado más evidencia que sigue complicando la situación del ex ala cerrada de los Patriots de Nueva Inglaterra, Aarón Hernández, acusado del asesinato de un amigo el pasado 17 de junio.
Además, las autoridades dieron a conocer que negaron a Hernández la posibilidad de contraer matrimonio dentro de la cárcel en la que se encuentra.
Documentos de la Corte indican que la búsqueda realizada en una casa secreta que rentaba Hernández arrojó lo que la policía describe como "evidencia clave" en el caso de asesinato en su contra.
Luego de una orden de cateo en un condominio que alquilaba Hernandez en Franklin (Massachussets), las autoridades encontraron municiones del mismo calibre utilizado en la muerte de Odin Lloyd, además de una sudadera blanca similar a la que presuntamente portaba Hernández la noche en que Lloyd fue asesinado.
También hallaron una gorra roja con la palabra "society" ("sociedad") escrita al revés en blanco, similar a la que se le vio a Hernández afuera de un club nocturno en Boston el pasado 14 de junio.
Un policía dijo que la ropa podría poner a Hernández en la escena del crimen y establecer su localización antes del asesinato.
"La sudadera blanca podría ser utilizada para asistir en la vinculación de Hernández a la escena del crimen", escribió en su declaración Michael Bates, detective con la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Bristol.
Agregó que "la gorra de béisbol podría ayudar a proveer la localización de Hernández en la noche del viernes antes del homicidio. Esta noche, en particular, es un aspecto crítico en la línea del tiempo de los eventos que condujeron al homicidio".
Hernández, de 23 años, es acusado de orquestar el asesinato tipo ejecución de Lloyd el 17 de junio, luego de que éste molestara a Hernández al hablar con ciertas personas en un club nocturno.
Además, el alguacil del condado de Bristol, Thomas Hodgson, reiteró que no permitirá a Hernández casarse con su prometida mientras está encarcelado por el cargo de asesinato.
"No vamos a modificar nuestro sistema de seguridad para permitir bodas en nuestra prisión. Si te quieres casar, lo que haces es mantenerte fuera de prisión", declaró Hodgson en entrevista con NFL Network.
Según analistas, la intención de contraer matrimonio podría tratarse de un movimiento que quitaría por ley a la prometida de Hernández, Shayanna Jenkins, madre de su hija de siete meses de edad, la obligación de testificar en contra del ex ala cerrada.
La fiscalía dijo que los investigadores habían estado en contacto con Jenkins hasta que ella recibió una llamada telefónica de Hernández, quien le dijo que dejara de hablar con ellos.
©EFE
Commentarios