El rey de los belgas, Alberto II, abdicará

Univision.com | Jul 03, 2013 | 2:12 PM

Se va tras 20 años en el trono

"Tengo la intención de abdicar el 21 de julio", anunció este miércoles el rey de los belgas, Alberto II, de 79 años, en favor de su hijo el príncipe Felipe, en medio de una ola de escándalos que sacuden a la monarquía del país.
"Mi edad y mi salud no me permiten ejercer mi función como quisiera", explicó el rey, de 79 años, durante una alocución en las cuatro cadenas de televisión nacional y emisoras del radio del país, informó la Agencia France Press.
"Tras 20 años en el trono, el momento ha llegado para pasar el testigo a la generación siguiente", dijo en momentos en que cada vez más ciudadanos europeos cuestionan el papel de las monarquías en el continente en medio de una prolongada crisis de deuda.
La segunda renuncia del año
La AFP recuerda que esta es la segunda renuncia de un monarca europeo este año, tras la de Beatriz de Holanda, en favor de su hijo Guillermo Alejandro, casado con la argentina Máxima, quien se convirtió en reina consorte.
El príncipe Felipe, duque de Brabante, de 53 años, heredero del trono y casado con la princesa Matilde, "está bien preparado para sucederme", indicó el Rey que ascendió el trono inesperadamente debido a la muerte de su hermano, el rey Balduino, quien no tenía hijos.
En Bélgica la monarquía ha contado con el respaldo de la población pero el hijo mayor de los reyes no goza de esa misma popularidad, aunque muchos creen que podría dar frescura al trono.
"No tiene ni la energía ni la fuerza de su padre", opinó Nathalie Clicteur, una funcionaria de 47 años. Pero "el rey está cansado y tiene derecho a renunciar", añadió.
Protagonista de escándalos
La familia real belga, cuyo papel unificador ha sido clave en el país en tiempos de crisis política, ha sido este año protagonista de una ola de escándalos que han llenado páginas y páginas de la prensa rosa.
La reina Fabiola, quien nunca abdicó tras la muerte de su esposo, el rey Balduino, indignó recientemente a la población al haber creado una fundación para salvar su herencia de los elevados impuestos, en los peores momentos de la crisis europea.
Y también según una biografía no autorizada, el rey habría tenido una hija, Delphine Boël, de 45 años, de una relación extramatrimonial con una aristócrata belga, la baronesa Sybille de Selys-Longchamps.
La baronesa alimentó el escándalo al revelar a la prensa del corazón detalles jugosos de su supuesta relación "de diez años" con el monarca.
Incluso, la presunta hija ilegítima de Alberto II, solicitó a la Justicia belga someter a pruebas de ADN al monarca y al príncipe heredero con el fin de demostrar su parentesco.
El gobierno respeta la decisión
En tanto, el primer ministro de Bélgica, el socialista Elio Di Rupo, expresó su "respeto y comprensión" por la decisión del rey Alberto II, informó por su parte la agencia Efe.
En una alocución a los belgas, el político socialista destacó la "valentía" y la "clara vocación" del rey Alberto II al servicio del país, así como por el "entusiasmo, empatía, humor e inteligencia" que ha demostrado durante su reinado.
"El Gobierno comenzara mañana los preparativos para el acceso al trono del 21 de julio. Espero que ese día, el de nuestra fiesta nacional, sea un momento de orgullo para el conjunto de los ciudadanos", dijo el primer ministro belga.
Di Rupo lamentó que "la salud del rey no le permita ejercer su función. El Gobierno federal expresa su respeto y comprensión por la decisión del rey", al tiempo que señaló que "su sinceridad, su valentía y su lucidez en la toma de decisiones merece nuestra admiración".
"Expreso nuestra gratitud por el compromiso del rey Alberto al servicio de los belgas a lo largo de sus 20 años de reinado", dijo Di Rupo, que destacó que esas dos décadas de reinado del monarca "han estado caracterizados por su profundo interés por sus conciudadanos, vínculos fundados sobre la simplicidad, la escucha y el diálogo".

Biografía del rey Alberto II de Bélgica

El rey Alberto II de los belgas, que el miércoles abdicó en su hijo el príncipe Felipe, nació en el palacio de Laeken, al norte de Bruselas, el 6 de junio de 1934, indicó en otro parte informativo la agencia Efe.
Tercer y último hijo del rey Leopoldo III y de la reina Astrid, le precedían la princesa Josefina Carlota, posteriormente Gran Duquesa consorte de Luxemburgo y apartada por tanto de la sucesión belga, y el rey Balduino I (1951-1993).
Príncipe de Lieja desde su nacimiento, la infancia del rey Alberto II estuvo marcada por la ausencia de madre, fallecida en accidente de tráfico cuando apenas contaba un año de edad, y por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).
Durante la ocupación alemana de Bélgica, se exilió junto al resto de la familia en Alemania, Suiza y Gran Bretaña, y no regresó a su país hasta 1950.
Príncipe heredero sin declarar desde el mismo día en que su hermano Balduino fue coronado rey en 1951, recibió una formación militar, que inició en 1952 en un centro de la Marina en Brujas y en la que se sucedieron los ascensos.
En 1959, con motivo de su matrimonio con la princesa italiana Paola Ruffo di Calabria, fue ascendido a capitán de fragata, y en 1993, tras la muerte de su hermano Balduino y su aceptación de la corona, el Gobierno le nombró teniente general y vicealmirante.
En el plano institucional, y hasta su llegada al trono, Alberto entró, en 1958, a formar parte del Senado, cargo que le pertenecía por derecho (artículo 58 de la Constitución) como miembro de la familia real.
En 1962 fue nombrado además presidente de la Oficina de Exportación de Bélgica, convirtiéndose en un auténtico embajador de los intereses comerciales belgas en el mundo.
El todavía príncipe dirigió también el Instituto Nacional para el estudio de la agronomía del antiguo Congo belga e integró el Comité de Honor de la Exposición Universal de 1958.
Alberto presidió además la Cruz Roja belga, la Caja General de Ahorros y Pensiones, y fue presidente de honor del Comité Olímpico de su país.
Tras el fallecimiento sin descendencia del rey Balduino I, el 31 de julio de 1993, fue coronado como Rey de los Belgas.
Desde el mismo momento de su coronación, fue considerado un rey de transición, que dejaría el puesto a sus hijos.
Alberto II desempeñó un relevante papel de mediación en las crisis institucionales que azotaron el país a finales de la década del 2000, primero por la dificultad para formar Gobierno tras las elecciones legislativas de 2007 y posteriormente por la dimisión del Ejecutivo en pleno a finales de 2008.
Aunque en los últimos años se especuló sobre su abdicación, la cual se anunció hoy, la mayoría de los belgas le dan su voto favorable, según las encuestas públicas por los medios de comunicación en los últimos meses.
Está casado con la reina Paola, a la que conoció en Roma durante la entronización del Papa Juan XXIII, en 1958, y que protagonizó en los años sesenta numerosos escándalos sociales, que estuvieron reflejados en la "prensa del corazón".
En diciembre de 1999, durante su tradicional discurso de Navidad, el rey admitió que su matrimonio había atravesado una crisis treinta años antes, y que tenía una hija natural.
Los reyes de Bélgica tienen tres hijos: el príncipe Felipe, nacido en 1960, casado desde 1999 con la joven aristócrata belga Matilde D'Udekem; la princesa Astrid, nacida en 1962 y casada con un archiduque austríaco; y el príncipe Laurent, nacido en 1963 y casado con Claire Coombs desde 2003.
A punto de cumplir 79 años, Alberto II ha sido intervenido quirúrgicamente en al menos media docena de ocasiones.

Biografía del príncipe Felipe de Bélgica

Por su parte, el príncipe Felipe, futuro rey de los belgas, nació en el castillo de Belvedere de Bruselas el 15 de abril de 1960.
Primogénito del rey Alberto II y de la reina Paola, desde su nacimiento es el heredero del trono, ya que sus tíos, los entonces reyes Balduino I y Fabiola, no tuvieron descendencia.
Fue coeducado por sus padres y los reyes. Su enseñanza secundaria se desarrolló, mitad en francés, en el colegio de jesuitas de Saint Michel, de Bruselas, y mitad en flamenco, en el colegio benedictino de Flemish, en Loppen, para que hablara perfectamente los dos idiomas oficiales del país.
Al cumplir la mayoría de edad, fue confirmado como sucesor del entonces rey Balduino al concedérsele el título de duque de Brabante, correspondiente a los herederos.
A los 19 años ingresó en la Ecole Royale Militaire de Bélgica, donde se graduó como teniente en 1981.
Al año siguiente pasó a la Escuela de Aviación de Gosencourt, en la que consiguió el título de piloto de aviones a reacción.
En 1983 ingresó en el cuerpo de Paracaidistas como instructor de reclutas jóvenes.
En 2001 fue nombrado general-mayor de las fuerzas armadas y en 2010 fue promovido a teniente general y vicealmirante. En mayo de 2004 obtuvo su título civil de piloto de helicópteros.
Finalizado su período de instrucción militar, continuó sus estudios superiores en el Trinity College de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y de 1983 a 1985, en la Universidad californiana de Standford, donde obtuvo el titulo de licenciado en Ciencias Políticas.
De regreso a su país, en 1985, siguió un programa de estudios sobre aspectos constitucionales, políticos, económicos y sociales de Bélgica.
A la muerte del rey Balduino, el 31 de julio de 1993, su padre fue proclamado rey con el nombre de Alberto II y el príncipe Felipe, como heredero, lo sucedió desde ese momento en la presidencia de honor de la Oficina Belga de Comercio Exterior y asumió las funciones de representación en el extranjero.
El 3 de mayo de 2003 fue nombrado presidente de honor de la Agencia para el Comercio Exterior, que representa los intereses belgas en el extranjero. Como tal, ha viajado con frecuencia y encabezó misiones económicas.
El 21 de junio de 1994 prestó juramento como senador de derecho, al ser hijo de rey. Estos senadores no asisten habitualmente a las reuniones de la cámara y, en general, tampoco hacen uso de su derecho de voto.
Además, desde mayo de 1997 es presidente de honor del Consejo Federal de Desarrollo Sostenible, creado tras la Cumbre de Río.
En 2003 fue nombrado presidente de honor de BIO (Sociedad Belga de Inversión para los Países en Desarrollo) y desde 2004, es también presidente de honor del Capítulo Europeo del Club de Roma y de la Fundación Polar Internacional.
El nuevo rey de los belgas se muestra especialmente interesado por los jóvenes y su integración en la sociedad, así como por diversos problemas sociales como el paro y la lucha contra la pobreza y la exclusión.
En 1998 se creó el Fondo Príncipe Felipe, con la finalidad de fomentar el intercambio entre los ciudadanos y las organizaciones de las tres comunidades de Bélgica: francesa, flamenca y germanófona.
Está casado con la princesa Mathilde d'Udekem d'Acoz desde el 4 de diciembre de 1999. La princesa es trece años más joven que el príncipe y es la primera belga que contrae matrimonio con un heredero de la corona desde que Bélgica se constituyó como estado, en 1830.
El matrimonio tiene cuatro hijos: la princesa Elisabeth, nacida en 2001, que es la heredera, y los príncipes Gabriel (2003), Emmanuel (2005) y la princesa Eleonor (2008).
©Univision.com
Commentarios