Policía italiana investiga nuevas transferencias sospechosas de banco vaticano (prensa)

AFP | Jul 03, 2013 | 11:04 AM

Dinero de origen dudoso en tránsito

La policía italiana investiga trece transferencias sospechosas a través del banco del Vaticano (llamado Instituto para las Obras de Religión, IOR) que se añaden a otras operaciones judiciales en curso, indicó este miércoles el periódico Corriere della Sera.
Las transferencias tienen un valor total de un millón de euros (más de 1.3 millones de dólares) y son similares a las transacciones por valor de 23 millones de euros (casi 30 millones de dólares) que en 2010 desencadenaron una investigación sobre el banco.
Según el periódico, la investigación ya se encuentra en su fase final y la fiscalía está a punto de llevar ante la justicia al director general del banco, Paolo Cipriani, y su adjunto Massimo Tulli, que dimitieron a principios de esta semana.
La investigación de la fiscalía de Roma desvelada por la prensa muestra que por algunas de las 19 mil cuentas del banco, que pertenecen tantos a religiosos como a laicos que trabajan en el Vaticano, transitó dinero de origen dudoso.
Cipriani y Tulli presentaron el lunes por la noche su dimisión, tres días después de la detención por fraude y corrupción del Administrador de Patrimonio de la Santa Sede, monseñor Nunzio Scarano, mejor conocido como "monseñor 500" por cargar siempre billetes de ese elevado valor en euros.
La renuncia de los dos dirigentes del IOR resultó inevitable después de que aparecieran publicadas por la prensa interceptaciones telefónicas con Scarano, quien estaba organizando la introducción ilegal en Italia de 20 millones de euros depositados en un banco suizo procedentes de un fraude fiscal, según las acusaciones de la fiscalía italiana.
Se sospecha que Scarano los autorizó a usar sus cuentas en el IOR.
"Cumplió un papel de verdadera pantalla para el beneficiario real de la operación", estimó el Corriere, citando a la policía.
Por su parte, el diario romano Il Messaggero publicó una serie de conversaciones telefónicas de Scarano. En una de ellas, dice a uno de sus amigos, después de que el Vaticano le pidiera explicaciones sobre un retiro de dinero en efectivo de 15 mil euros (más de 19 mil dólares): "Tuve que decirles que era para una obra de caridad. ¿Te das cuenta?"
Desde que empezó su pontificado, el papa argentino Francisco puso entre sus prioridades la reforma del banco del Vaticano, acusado de corrupción y blanqueo de dinero.
El papa nombró el 16 de junio a uno de sus hombres de confianza, Mario Salvatore Ricca, como "prelado" de la entidad y recordó a los católicos que "San Pedro no tenía una cuenta en el banco", al defender una Iglesia pobre para los pobres.
Luego el papa jesuita designó hace menos de una semana a una comisión especial de cinco miembros para indagar sobre las actividades económicas y la situación jurídica del IOR.
©AFP
Commentarios