Críticas por desvío de avión de Evo Morales

Univision.com | Jul 03, 2013 | 9:56 AM

"Yo diría que casi un secuestro de 13 horas": Morales

El avión oficial del presidente de Bolivia, Evo Morales, abandonó el aeropuerto de Viena, donde estuvo retenido durante 13 horas por el rumor de que el buscado exanalista de la CIA Edward Snowden iba a bordo, en un suceso que amenaza con tensar las relaciones entre Latinoamérica y varios países europeos.
"Yo diría casi un secuestro de 13 horas", aseguró Morales al referirse a la escala de emergencia que su avión tuvo que realizar en la noche del martes en Viena tras cerrar Portugal, Italia, Francia y España sus respectivos espacios aéreos.
Esta situación ha comenzado a generar reacciones internacionales. La mayoría de los representantes de países han críticado la medida.
Protestas en La Paz
Grupos de manifestantes se han concentrado desde la noche del martes ante las sedes en La Paz de varias embajadas, entre ellas la estadounidense y la española, en protesta por la negativa de Francia, Italia y Portugal de que el avión del presidente boliviano, Evo Morales, sobrevolase o aterrizase en su territorio.
Las protestas se iniciaron cuando se supo que el avión de Morales debió aterrizar de emergencia en Viena.
Además algunos indígenas  partidarios del presidente de Bolivia, Evo Morales, quemaron las banderas de Francia y de la Unión Europea (UE) en La Paz a las puertas de la embajada francesa, que también fue apedreada y bloqueada con piedras, según constató Efe.
Los indígenas del grupo de los Ponchos Rojos, que son aimaras como el presidente Morales, protestaron de esa forma contra Francia, acusada por el Gobierno boliviano de haber puesto en riesgo la vida del mandatario al vetar el sobrevuelo.
El grupo de manifestantes retiró las banderas de las puertas de la embajada francesa, situada en la zona sur de La Paz, y les prendió fuego en medio de insultos dirigidos a varios países europeos a los que acusaron a gritos de "racistas" y "colonialistas".
Maduro apoya a Evo Morales
Uno de los primeros en alzar la voz fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien dijo que su país responderá ante la retirada del permiso de vuelo de varios países europeos al presidente boliviano, Evo Morales, decisión que calificó como una "agresión peligrosa".
"Estoy en contacto con Evo, se han violado todas las inmunidades internacionales que protegen a los jefes de Estado por la obsesión Imperial", escribió Maduro en su cuenta de Twitter.
El mandatario, quien se encuentra en Bielorrusia de visita oficial, manifestó además su "solidaridad" con Morales y señaló que Venezuela responderá "con dignidad (...) esta agresión peligrosa, desproporcionada e inaceptable".
Fernández denuncia "impunidad"
La presidenta argentina, Cristina Fernández, calificó este caso como "impunidad".
"Definitivamente están todos locos. Jefe de Estado y su avión tiene inmunidad total. No puede ser este grado de impunidad", escribió Fernández en su cuenta de Twitter.
Fernández consideró "muy humillante" las restricciones de vuelo impuestas a Morales y aplaudió la decisión del jefe de Estado boliviano de no permitir que revisasen el avión presidencial.
Uruguay rechazó actitud
El Gobierno uruguayo expresó en un comunicado su "fuerte rechazo y condena" a esta acción. La administración del presidente José Mujica dijo que esa "prohibición" es "arbitraria e inexplicable".
La nota del Ministerio de Relaciones Exteriores destaca además el "alto respeto" del "pueblo y el Gobierno" de Uruguay a la investidura del presidente Morales y su "solidaridad" por lo ocurrido.
Además, el Gobierno uruguayo señala la "necesidad" de una reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) con el "objeto de analizar la situación y tomar las medidas necesarias".
Ecuador muestra molestia
Ecuador expresó su "profundo rechazo", según informó el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, "habrían cancelado sin justificación suficiente" el plan de vuelo del avión en el que se transportaba el presidente, Evo Morales.
Así lo aseguró la Cancillería ecuatoriana en un comunicado en el que apunta que dicha cancelación "provocó un incidente que podría haber tenido muy serias consecuencias para la vida del Presidente Evo Morales y los miembros de su delegación".
El Gobierno del Ecuador "deplora el irrespeto a los convenios internacionales en materia de tráfico aéreo, violados de manera incomprensible por Estados que se comprometieron a respetarlos a carta cabal", señaló el escrito.
"Actitudes e incidentes de esta naturaleza no contribuyen a generar un marco de relaciones de respeto mutuo entre Estados soberanos. Antes bien, el grave irrespeto en una situación en la que se ve implicado el mandatario de un país, supone una flagrante ofensa al Estado, al Gobierno y al pueblo de dicho país", agregó.
Rajoy ve "artificial debate"
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha considerado lógico que España permita aterrizar en su territorio el avión del presidente boliviano, Evo Morales, porque no viaja junto al ex agente de la CIA Edward Snowden y, por ello, ha considerado "artificial" el debate generado en torno a este asunto.
El jefe del Ejecutivo ha explicado que España ha autorizado a Morales a realizar una escala técnica en territorio español (ha dicho que creía que era en las Islas Canarias pero no lo podía precisar) porque así lo había pedido el presidente boliviano.
Portugal alega causas ténicas
En respuesta a las críticas, el Gobierno portugués denegó la petición de las autoridades bolivianas para que el avión presidencial de Evo Morales pudiese aterrizar en Lisboa por "motivos técnicos", pero sí permitió que sobrevolase su espacio aéreo.
Portavoces gubernamentales consultados por Efe no facilitaron más detalles sobre las "consideraciones técnicas" que justificaron su decisión de prohibir al avión presidencial que hiciese escala y repostase en Lisboa durante su viaje desde Moscú hasta La Paz.
FARC la llamaron "infamia"
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de  Colombia (FARC) criticaron lo sucedido a Evo Morales y tacharon a los gobiernos europeos que llevaron a cabo esta acción de "racistas" y de "mandaderos del imperio".
En declaraciones en La Habana, los negociadores de paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) expresaron su solidaridad con el presidente boliviano "por la infamia de que fue objeto por parte de los gobiernos de Portugal, Francia e Italia, que todavía creen a estos pueblos colonia".
"Hacen gala de un racismo desenfrenado y son mandaderos del imperio que también los domina a ellos", espetó el guerrillero Rodrigo Granda o "Ricardo Téllez", considerado el "canciller" de las FARC.

Evo busca una explicación

El mandatario boliviano denunció que no ha recibido ninguna explicación de por qué motivos no se permitió que el avión, en vuelo desde Moscú, pasara por estos países.
Morales, que tuvo que pasar la noche en una sala de la terminal VIP del aeropuerto, aseguró desde el primer momento que Snowden no se encontraba en la nave presidencial.
El presidente, que negó haberlo visto en Moscú e incluso tuvo problemas en pronunciar su nombre, denunció que lo ocurrido ha sido un pretexto para intimidarlo y de acallar su voz y sus políticas "antiimperialistas", relató la agencia Efe.
"¿Cómo podríamos cometer ese error?", respondió ante la prensa que le inquirió sobre si Snowden estaba en el aparato oficial.
Incluso el ministro de Exteriores de Austria, Michael Spindelegger, aseguró que personal austríaco recibió permiso para acceder al avión y descartó que nadie que no tuviera nacionalidad boliviana se encontraba a bordo.
"Se ha tratado de un rumor tan persistente que ha causado problemas mundiales", se lamentó Spindelegger.
Quien no recibió permiso para acceder al aparato fue el embajador de España en Austria, Alberto Carnero, que se desplazó al aeropuerto de Viena de madrugada para hablar personalmente con Morales.
El presidente sudamericano relató que el diplomático le llegó a pedir subirse al avión con él para "tomar un café", publicó Efe.
"Me pidió tomar un café dentro del avión para ver el avión. Y, en el fondo, querer controlarlo. Dije que no puede, por normas internacionales. Además, no soy un delincuente como para que controlen el avión", recalcó el presidente.
A medida que avanzaba la noche, Francia, Portugal e Italia fueron levantando su veto, hasta que sobre las 03.00 GMT sólo faltaba que España autorizara la prevista escala técnica en las Islas Canarias.
©Univision.com
Commentarios