Empresarios urgen a la Cámara para que apruebe la reforma migratoria

Univision.com | Jul 03, 2013 | 9:00 AM

La segunda batalla por la legalización de los millones de indocumentados arranca el 10 de julio

El empresariado estadounidense, que durante meses presionó al Senado para que apruebe una reforma migratoria que incluya una vía hacia la ciudadanía para millones de indocumentados, redobló sus esfuerzos para urgir a la Cámara de Representantes a que haga lo mismo, reportó el diario The Wall Street Journal (WSJ). Entre las medidas incorporadas al plan S. 744, aprobado la semana pasada por amplia mayoría (68 votos a favor y 32 en contra) destacan vías para acceder a trabajadores  extranjeros. El grupo que presionó al Senado estuvo integrado por empresas provenientes de los sectores agrario, fabril, tecnológico y otros aseguran que necesitan leyes que alivien la escasez de trabajadores que está frenando su crecimiento y las economías locales, dijo el diario en una nota publicada en su página digital en español.
Llamado a presionar
La semana pasada el senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto S. 744, y el líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada), pidieron a la comunidad de votantes latinos e inmigrantes en general contactar a sus legisladores en la Cámara para que debatan y voten a favor de una reforma migratoria que, como mínimo, permita la ciudadanía para millones de indocumentados.
El diario, citando declaraciones de Jay Reed, director de la sucursal de Alabama de Constructores y Contratistas Asociados, dijo que uno de los temas de la presión que ejercen sobre la Cámara de Representantes es convencer a los legisladores que no existen filas de personas esperando una oportunidad de empleo “fuera de nuestras oficinas”.
"Los trabajadores tienen que venir de algún lugar", agrego.
La lista crece
Además de la presión que ejercen los empresarios y el Senado, la Cámara está siendo urgida por la Casa Blanca, organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes y sectores religiosos. Todos ellos piden tanto a demócratas como republicanos que aceleren el paso y aprueben un proyecto similar al S. 744.
El liderazgo de la Cámara de Representantes ha advertido que no debatirá el plan aprobado por el Senado sino su propia versión, y no da garantías que incluya un camino a la ciudadanía para los 11 millones de extranjeros sin estatus de permanencia legal en el país.
El WSJ señala que un sector republicano está conciente de que es momento de crear “lazos con los votantes latinos”.
En la elección presidencial de noviembre de 2012 el 71% de los 12.2 millones de electores hispanos se inclinó por la reelección del presidente Barack Obama, permitiéndole a los demócratas permanecer en la Casa Blanca. Sin el apoyo hispano los republicanos no reconquistarán la Oficina Oval y la reforma migratoria juega un papel clave en esta decisión.
Cuesta arriba
El diario advirtió que pese a la amplia votación en el Senado del plan de reforma migratoria, en la Cámara de Representantes se libra una batalla cuesta arriba. Y señala que la mayoría de los republicanos en esa instancia del legislativo representan distritos que son “conservadores casi de manera uniforme y que se oponen firmemente a la propuesta del Senado”.
El plan S. 744 incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que demuestren estar en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes penales. Los favorecidos ingresarán en un estado de inmigrante provisional o temporal por espacio de 10 años, al término de los cuales podrán pedir la residencial. Tres años después tendrán derecho a gestionar la ciudadanía.
Los demócratas de la Cámara, al igual que la Casa Blanca y el Presidente Obama, han advertido a los republicanos que o respaldarán una reforma migratoria que no incluya la ciudadanía para los millones de indocumentados.
Solos no lo harán
El senador republicano John McCain (Arizona), integrante del Grupo de los Ocho, dijo al diario que la mejor manera de superar la resistencia en la Cámara de Representantes es que los empresarios y demás sectores a favor del proyecto S. 744 se movilicen y aumenten la presión.
Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos sectores religiosos, tienen vigentes varias campañas de envío de mensajes de texto y llamadas telefónicas para inundar el Congreso con mensajes de apoyo.
"Las empresas, la Iglesia Católica, los evangélicos, se van a tener que movilizar", apuntó McCain, dice el diario.
Después del receso
El debate en la Cámara de Representantes arrancaría el 10 de julio, cuando los legisladores regresen al Congreso tras el receso del Día de la Independencia.
A mediados de junio el Comité Judicial de la Cámara Baja aprobó la iniciativa republicana SAFE, que sigue los pasos de la propuesta de ley H.R. 4437 aprobada el 15 de diciembre de 2005 que criminalizó la estadía indocumentada. La medida fue desestimada en junio de 2006 pero no detuvo una oleada nacional antiinmigrante.
La estadía sin papeles constituye una falta de carácter civil no criminal en Estados Unidos. La reforma migratoria que aprobó el Senado daría la oportunidad a millones de indocumentados para que salgan de las sombras y legalicen sus permanencias.
Reforma por pedazos
Algunos sectores ultraconservadores de la Cámara presionan debatir la reforma por partes y dejar fuera la ciudadanía. Los empresarios reiteran que el proyecto debe ser integral y toman como base la propuesta aprobada la semana pasada po amplia mayoría en el Senado.
Menéndez dijo la semana pasada en el programa Al Punto de la cadena Univision que la reforma migratoria podría ser aprobada en el otoño de este año y no durante el verano, como muchos lo habían señalado.
Obama ha reiterado que no aceptará una reforma migratoria con sentido común, esto es, que no legalice a la mayoría de los extranjeros sin papeles en el país.
©Univision.com
Commentarios