Los Granite Mountain Hotshots, los bomberos de élite que murieron en Arizona

Univision.com | Jul 01, 2013 | 5:29 PM
Diecinueve bomberos m... Diecinueve bomberos m...
3 Pausar Auto Play

Los que murieron formaban parte de un equipo élite de Prescott, Arizona, especializado en extinguir incendios de grandes proporciones.

Eran bomberos experimentados

Diecinueve bomberos expertos que pertenecían al cuerpo de élite Granite Mountain Hotshots se vieron atrapados por un incendio forestal que se propagó en un área conocida como Yarnel Hill. Y las autoridades se preguntan qué pudo haber pasado dada la experiencia de este tipo de equipos con tanta experiencia.
Los fallecidos eran parte del Departamento de Bomberos de Prescott y, como parte del grupo de élite Granite Mountain Hotshots, tenían un entrenamiento físico superior y estaban preparados para apagar incendios agresivos de manera innovadora.
Este equipo de apagafuegos de élite son los bomberos que suelen ir de excursión por millas en el desierto con motosierras y mochilas llenas de equipo pesado para construir líneas de protección entre las personas y los incendios. Quitan arbustos, árboles y todo lo que se puede quemar en dirección de las casas y ciudades.
Acostumbrados a estar expuestos a condiciones ambientales extremas y actuar en terrenos difíciles, las autoridades especulan que los bomberos estaban cavando un cortafuegos y aparentemente desplegaron refugios con equipo de protección de último recurso pero no pudieron evitar ser tragados por el fuego.
Tenían 50% probabilidades de sobrevivir
Art Morrison, funcionario de la división forestal, dijo que los bomberos fallecidos seguramente trabajaban en crear un cortafuegos. "Normalmente, te aseguras una salida y creas una zona de seguridad. Evidentemente, su zona de seguridad no era lo suficientemente amplia y el fuego los atrapó", dijo Morrison en declaraciones citadas por la CNN.
Por su parte el jefe del departamento de bomberos de Prescott, Dan Fraijo aseguró que los bomberos fallecidos eran "dedicados, buenos trabajadores y gente muy experimentada". Y explicó que luego de cavar en el suelo, se cubren con una protección que parece de papel aluminio, que resite al fuego, por lo que el fuego pasa sobre ellos  y pueden sobrevivir.
Sin embargo, añadió, bajo ciertas condiciones, hay solo un 50% de probabilidades de que sobrevivan. "Es una medida extrema que se toma en las absolutos peores condiciones", finalizó.
Desde los atentados del 11 de septiembre, los bomberos de Estados Unidos no sufrían un día tan mortífero.
La lista de los bomberos muertos
Esta es la lista de los bomberos fallecidos en el trágico incendio en la comunidad montañosa de Yarnell cerca de Prescott, al norte de Phoenix, Arizona:
-- Andrew Ashcraft, 29
   -- KevinWoyjeck, 21
   -- Anthony Rose, 23
   -- Eric Marsh, 43
   -- Christopher MacKenzie, 30
   -- Robert Caldwell, 23
   -- Clayton Whitted , 28
   -- ScottNorris, 28
   -- Dustin Deford, 24
   -- SeanMisner, 26
   -- Garret Zuppiger, 27
   -- Travis Carter, 31
   -- GrantMcKee, 21
   -- TravisTurbyfill, 27
   -- JesseSteed, 36
   --  Wade Parker, 22
   -- Joe Thurston, 32
   -- William Warneke, 25
   -- John Percin, 24
 

Estas son las historias de algunos de los que murieron

Kevin Wojeck: Para él, la estación de bomberos fue siempre su segunda casa. Su padre, el capitán Joe Woyjeck, es un veterano del departamento de Bomberos del Condado de Los Angeles.
De cauerod con la agencia AP, Keith Mora, un inspector de ese organismo, dijo que desde niño Kevin acompañaba a su padre a la estación y siempre tuvo la intención de seguir sus pasos.
"Quería ser un bombero como su padre y esperó trabajar con él mano a mano", dijo Mora en el exterior de la estación de bomberos en Seal Beach, California, donde vive la familia Woyjeck.
Mora recordó al joven Woyjeck como un "placer tenerlo cerca", un hombre que siempre tenía una sonrisa en su rostro. Había sido entrenado como un EMT y trabajó como Explorer, el cual es un programa de formación de mentores para convertirse en un bombero profesional.
"Era un gran chico. Sentido increíble del humor, ética de trabajo que no era paralelo a muchos niños que he visto a esa edad. Quería trabajar muy duro."
Chris MacKenzie: Era un ávido snowboarder de 30 años de edad. Creció en el Valle de San Jacinto en California, donde se graduó de la Escuela Secundaria Hemet y fue miembro del cuerpo de bomberos de la ciudad en 2001. Se incorporó al Servicio Forestal de los EEUU en 2004, luego fue trasladado hace dos años al Departamento de Bomberos Prescott, según dijo su amigo Dav Fulford-Brown.
MacKenzie, al igual que Kevin, había seguido a su padre en el oficio de bombero.
Fulford-Brown, otro exbombero, temía lo peor en cuanto se enteró de la noticia de los bomberos de Arizona. "Yo dije, 'Oh, Dios mío, es la tripualción de Chris. Empecé a llamarlo y le llama y no obtuve respuesta ", dijo.
Él estaba terminando sus credenciales para conseguir un ascenso.
Billy Warneke de 25 años de edad y su esposa, Roxanne, estaban esperando su primer hijo. nacería en diciembre. Su abuela, Nancy Warneke, dijo al diario The Press-Enterprise de Riverside, que Warneke creció en Hemet, California, junto con su compañero de trabajo Chris MacKenzie.
Por cuatro años perteneció al Cuerpo de Marines que sirvió una misión en Irak y se había unido a la tripulación de bomberos en abril, la compra de una propiedad en Prescott, cerca de donde vivía su hermana, informó el periódico.
Scott Norris:De 28 años de edad, fue conocido en todo Prescott a través de su trabajo de medio tiempo en la tienda de armas O'Neill Bucky.
"Aquí en Arizona las armerías se parecen mucho a las peluquerías. A veces, usted no va allí a comprar nada en absoluto, usted sólo tiene que ir a hablar", dijo el residente William O'Hara. "Nunca he oído una mala palabra del hombre.
"No era más que un modelo de un joven, caballero americano ideal."
Por su parte, el hijo de O'Hara, Ryan de 19 años, dijo que la vida de Norris y su trágica muerte le habían inspirado a vivir una vida más significativa.
"Era un tipo amoroso. Amaba la vida. Y yo he sido culpable de no lucir tan feliz como debería, y dejar que las cosas lleguen a mí. Scott no fue así en absoluto."
Andrew Ashcraft: Era profesor de educación física de escuela secundaria.
"Tenía un poco de habilidad atlética en él y él era un buscavidas, también. Usted podría ver muy bien, de joven estudiante de primer año hasta el final, que iba a ser físicamente activos."
Lou Beneitone dijo destreza atlética era una necesidad en su trabajo para extinguir incendios. "Eso es lo que se necesita. Tienes que estar en muy buena forma física."
Clayton Whitted: Tenía 28 años y de acuerdo con la forma en que lo recuerdan sus amigos, era uno de los hombres que más trabajaba.
Su ex entrenador de High School Prescott, Lou Beneitone, dijo Whitted era un "chico maravilla" que siempre tenía una gran sonrisa en su rostro. Whitted jugó para el equipo de fútbol como un liniero ofensivo y defensivo.
"Era un joven inteligente con una gran personalidad, una personalidad maravillosa", dijo Beneitone.
Beneitone dijo que Whitted era muy respetado entre su tripulación. Dijo que se topó con Whitted hace unos dos meses y se dieron la mano y un abrazó. Habló acerca de la próxima temporada de incendios.
"Yo le dije que tuviera cuidado", dijo Beneitone.
©Univision.com
Commentarios