Reforma migratoria deberá esperar hasta el otoño

Univision.com | Jun 29, 2013 | 10:36 AM

SIGUIENTE:

El Senador Bob Menéndez da su pronóstico sobre lo que podría pasar en la Cámara de Representantes con el proyecto de la reforma migratoria.

Senador Bob Menéndez anticipa un largo debate en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos

Un día después de la aprobación en el Senado de un plan de reforma migratoria, uno de los ocho senadores que escribió el anteproyecto fue a Al Punto y le dijo al periodista Jorge Ramos que la ley podría estar lista más allá del tiempo esperado, en el otoño.
El senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), quien preside la Comisión de Relaciones Exteriores, dijo que el proyecto aprobado el jueves -por 68 votos y 32 en contra- abre un camino a la ciudadanía para 9 o 10 millones de indocumentados, y acelerará la espera a  millones que aguardan por un cupo de visa y hacen cola para recibir la residencia permanente.
Al ser preguntado sobre las diferencias entre el actual debate y el celebrado en 2007, cuando el Senado desestimó un plan de reforma similar que también permitía legalizar a millones de inmigrantes sin papeles, Menéndez dijo que la gran diferencia estuvo “en la madurez de nuestra comunidad y la manera en que se expresó en 2012 en las elecciones de la presidencia y del Congreso”.
Añadió que el “70 por ciento de todos los votos latinos” fueron para el candidato demócrata Barack Obama” y para los demócratas en el Congreso, y que “mandaron un mensaje de que querían ver una reforma migratoria”.
Cambios de rumbo
Cinco días después de la contienda del 6 de noviembre, los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) anunciaron que retomaban conversaciones bipartidistas suspendidas en marzo de 2010 para redactar un plan de reforma migratoria amplio que incluyera la legalización.
“Creo que el Partido Republicano despertó y dijo: nosotros tenemos que cambiar nuestra actitud. Eso fue un impulso enorme”, indicó.
El senador de Nueva Jersey también resaltó el trabajo hecho por el Grupo de los ocho, integrado por cuatro demócratas y cuatro republicanos “comprometidos con la visión de tener una reforma migratoria que también tenga una vía a la ciudadanía”.
El plan original fue entregado al Comité Judicial la segunda semana de abril. A finales de mayo fue aprobado sin cambios en el capítulo que corresponde a la legalización, pero durante el debate en el pleno los republicanos presionaron para introducir una dura enmienda de seguridad como condición para detener la embestida de otras enmiendas, alargar la discusión, demorar el voto final y conseguir los apoyos necesarios.
Entre otros medidas, la enmienda agrega un presupuesto de $30 mil millones para la seguridad fronteriza, incluye la contratación de 20 mil nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza, autoriza la construcción de 700 millas de vallas o tramos de muro, obliga la implementación nacional del E-Verify la puesta en marcha de un sistema biométrico para chequear el ingreso y salida de extranjeros.
También autoriza la implementación de tecnología de punta para detener el tráfico indocumentado en las fronteras.
“Me dolió”
A la pregunta si fue difícil aceptar estas condiciones durante el debate, Menéndez reconoció que “sí, dificilísimo. Me dolió. Y no solamente en el sentido que creo que es una política mala” (…) Creo que es una política mala con referencia a países vecinos. Pero después de 20 años de luchar por una reforma migratoria integral, ya estaba cansado de tratar de conseguir lo ideal y mantener a millones de personas en la oscuridad y sin una vía de legalización y la ciudadanía”.
“Así es que acepté algunas decisiones difíciles para promover la oportunidad de que millones (de indocumentados) que trabajan en la luz pero viven en la oscuridad, al fin pudieran vivir su vida completa en la luz”, dijo.
Del trato que el lenguaje de la reforma migratoria da a su vecino del Sur, México, y si la reforma lo trata más bien como a un enemigo que a un amigo, Menéndez aseguró que “sin duda (México) es un principal aliado de Estados unidos”.
Resaltó el tratado de Libre Comercio vigente entre ambos países y las contribuciones en la lucha contra el narcotráfico, “Reconocemos que nuestro enlace económico es de suma importancia”. Sin embargo, advirtió que “muchas comunidades fronterizas van a estar demandando en las cortes sobre el tema este de las cercas (tramos de muro)”, y que de acuerdo a la manera en que fue escrita la ley no afectará la vía de legalización de los millones de indocumentados.
“Pero tenemos que mantener una política bien clara con México, de que somos países hermanos” y que “tenemos un futuro en un enlace de mucha importancia”.
Qué falta
Del futuro inmediato de la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, Menéndez dijo que “esa es la lucha ahora” y mencionó que el voto de dos terceras partes del Senado registrado el jueves “mandan un mensaje bien claro a los republicanos”.
Agregó que en la batalla que se llevará a cabo en la Cámara de Representantes la participación de la comunidad será determinante, tal y como sucedió durante el debate en el Senado.
“Son los que van a ser clave. Si nosotros seguimos alzando nuestras voces, si las instituciones que apoyaron al esfuerzo que nosotros tuvimos en el senado, las organizaciones religiosas, los sindicatos, los grandes negocios del país que quieren la reforma y todos los sectores ahora se enfocan en la Cámara de Representantes, yo creo que la presión va a ser tanta que ellos van a tener que, o considerar nuestra ley o por lo menos considerar su versión, pero su versión tiene que incluir una vía a la ciudadanía”.
De las probabilidades de que el plan de la cámara incluya o desestime la ciudadanía, Menéndez dijo que cuando hay dos versiones diferentes de la misma ley, “hay un Comité de Conferencia” que armoniza ambas versiones y pidió al liderazgo republicano que deje en libertad a sus partidarios para que emitan un voto.
“Yo estoy convencido que entre los votos demócratas y los votos centristas republicanos hay más que suficientes votos para pasarlo”, aseguró.
Los favorecidos
Del número de inmigrantes que se beneficiarán de la reforma si se convierte en ley, Menéndez dijo que “estamos hablando de 9 a 10 millones” que se verían favorecidos en las distintas vías del plan. “Y otros millones que están esperando afuera del país que tienen una visa pendiente”.
En la actualidad 5 millones de extranjeros aguardan un cupo de visa (residencia legal permanente) disponible para ingresar a Estados Unidos y que fueron pedidos por familiares inmediatos. El Departamento de Estado entrega una cuota anual de 480 mil tarjetas verdes o green card. La reforma migratoria agrega 280 mil residencias por año durante un período de siete años para poner fin a la cola y permitir que, cuando se cumplan los 10 años de espera para que los favorecidos por la reforma pidan la residencia, no haya esperas como las actuales, que en algunas categorías demoran 20 años o más.
“Nosotros vamos a permitir, una vez que la persona se haga residente permanente, de traer de inmediato a su familia para estar con ellos mientras que ellos legalizan su proceso. Eso es parte de la ley que no existe dentro de la ley hoy en día”.
En cuanto a cuándo el presidente Obama estaría firmando la reforma migratoria, Menéndez dijo “yo quisiera ver que la Cámara (de Representantes) responda en julio, pero no creo que se va a realizar. Quiere decir que cuando ellos regresen después del receso de agosto, la presión tiene que ser en septiembre. Yo quisiera ver al final de septiembre, empezando en octubre, antes del final del año”.
No se pierda la entrevista que el periodista Jorge Ramos le hizo al Senador Bob Menéndez en Al Punto de la Cadena Univision este domingo a las 10 AM (Este), 9 AM (Centro), 11 AM (Pacífico).
©Univision.com
Commentarios