México reacciona a la aprobación de la reforma migratoria en Senado de EEUU

Univision.com | Jun 28, 2013 | 1:01 PM
México aplaudió la ap... México aplaudió la ap...
3 Pausar Auto Play

El gobierno de México declaró que aplaude la aprobación de la reforma migratoria en el Senado de los Estados Unidos.

Una de las naciones que más la espera

La promesa de Barack Obama al electorado latino en su primera campaña por la presidencia va tomando forma. Uno de los proyectos de ley más ambiciosos de las últimas tres décadas --la reforma migratoria-- recibió la aprobación del Senado estadounidense, y las reacciones no se han hecho esperar, sobre todo en México, país vecino a la nación americana y con alto número de migrantes en el país de las barras y las estrellas.
Tras la aprobación en el Senado, la Cancillería mexicana sostuvo, a través de un comunicado, que esto tiene “el potencial de mejorar las condiciones de vida de millones de mexicanos que viven actualmente en Estados Unidos”.
De acuerdo a la web de la BBC, El Salvador también saludó la aprobación. Hugo Martínez, ministro de Exteriores salvadoreño, dijo que fue “una votación histórica que abre la posibilidad de regularizar la situación a millones de migrantes que viven en EEUU”.
Voces encontradas de especialistas
“Este proyecto es, sin duda, algo muy novedoso. En Estados Unidos tenemos 11 millones de migrantes sin documentación, y esta legislación abriría una oportunidad para que puedan contribuir más a la economía de EEUU”, citó la web Animal Político a Jason Marczak, director de la Americas Society and Council of the Americas.
“Además –dijo el especialista en entrevista con el medio vía Skype--, los migrantes podrían contribuir también a la economía de México, porque con esta reforma muchos podrían regresar a su país de origen sin ningún problema. En la actualidad, vemos que esto no es así, ya que los migrantes sin documentos tienen mucho miedo de volver a México porque no saben si van a poder cruzar de vuelta la frontera. Por lo tanto, creo que esta reforma favorecería un tipo de migración mucho más fluida entre México y Estados Unidos”.
Por otro lado, el experto en Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana José Alberto Moreno Chávez, afirma que la reforma migratoria protegería a los hijos de los migrantes, los llamados “Dreamers”, así como a aquellos que cruzaron ilegalmente siendo muy jóvenes y que han vivido prácticamente toda su vida en Estados Unidos.
“La reforma permitiría a quienes están en el High School, o a los que ya están por optar a alguna Universidad, que puedan acceder a la ciudadanía, lo cual es una medida bastante inteligente por parte de Estados Unidos, porque de esa manera no está sacando mano de obra valiosa fuera del país”.
Pero no de todas partes vienen voces optimistas. Organizaciones civiles como Sin Fronteras, una ONG mexicana especializada en el trabajo directo con migrantes, mantiene una postura más reservada, según informa Animal Político.
“Es muy complicado que el grueso de los migrantes indocumentados pueden cumplimentar algunos de los puntos que plantea la reforma”, cita Animal Político a Nancy Pérez, directora ejecutiva de Sin Fronteras.
Pérez se pregunta además qué pasará con los migrantes que han sido deportados a sus países de origen, y que habrían podido calificar a la reforma migratoria, además de que cuestiona cuál será el papel de los gobiernos de los países de origen para facilitar la documentación que Estados Unidos les requiera a los migrantes.
“Los países emisores no están considerando este tipo de apoyo para sus connacionales, y esto podría significar una segunda coladera para los que, aún calificando, no van a poder acceder a la ciudadanía por no tener el apoyo de sus países para facilitarles pasaportes, actas apostilladas y todos los documentos de identidad que les van a exigir”.
Efecto llamada y reforzamiento de las medidas de seguridad
Animal Político recuerda que una de las mayores preocupaciones de la bancada conservadora es que se intensifique el problema de la migración. Por esa razón, el proyecto contempla más facilidades para adquirir la ciudadanía, así como más kilómetros de muros.
“Tanto el comité bipartito como la propia Administración Obama están tratando de convencer de que esta reforma va a venir acompañada del endurecimiento de las medidas que eviten que vengan de manera ilegal más personas a Estados Unidos, porque si no, efectivamente, sería como un incentivo que elevaría el número de migrantes”, cita Animal Político a Mauricio Meshoulan, profesor del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana.
“Es decir, lo que buscan es ofrecer condiciones para legalizar a los inmigrantes que ya están en EEUU, pero procurando al mismo tiempo que esto no incentive nuevas migraciones. ¿Y cómo lo van a hacer? Pues endureciendo los controles en la frontera”, añade.
Moreno Chávez destaca que “esta reforma no va a acabar con la migración ilegal porque el problema de la migración en México y Centroamérica es un problema interno, por falta de oportunidades”. Pero sin duda, si se aprueba el reforzamiento de las medidas de seguridad en la frontera entre México y Estados Unidos, esto significará –a decir del experto--, el surgimiento de una población flotante “muy numerosa” en territorio mexicano.
“Estamos hablando de entre cuatro y seis millones de personas, en su mayoría centroamericanos, los cuales no encontrarían trabajo en México o que encontrarían empleos mal pagados o irregulares, y la economía mexicana no podría absorberlos. Sin embargo, también es cierto que siempre ha habido este discurso de mayor control fronterizo para convencer a los del sector de ultraderecha, para que la reforma sí se lleve a cabo”.
Por su parte, Nancy Pérez augura que el proyecto de endurecer la frontera tendrá consecuencias funestas. “Un mayor control en la frontera viene acompañado de cuotas más altas por parte de los polleros. Y claro, el riesgo va a ser mayor, porque todos los lugares por los que ahora pasan los migrantes se van a tener que recorrer a otras zonas todavía más peligrosas donde no haya infraestructura fronteriza”.
Y el caso de México será especialmente crítico, según la líder de la ONG. “En primer lugar, México deberá atender a sus propios connacionales que sean deportados. Es decir, el gobierno deberá dar respuesta a personas que dejaron atrás a sus familias y que llevaban, incluso, 20 años viviendo en Estados Unidos. Y en segundo lugar, las autoridades tendrán que dar solución a todos aquellos extranjeros que iban de paso hacia EEUU y que van a tener una estancia más prolongada en nuestro país.
El triunfo del sueño americano
Animal Político apunta que la euforia por la reforma migratoria ya es difícil, a pesar de que aún enfrente un futuro incierto en la Cámara de Representantes. Y la emoción es tal que la prensa dentro y fuera de EEUU denominó el hecho como algo “histórico”.
“En mi opinión, sí estamos ante algo histórico, y de aprobarse será uno de los grandes aciertos de la Administración Obama”, asevera Moreno Chávez, quien dice que “sería sin duda un parteaguas dentro del movimiento latino e hispano (…) Incluso me atrevo a hacer el símil entre este proyecto y lo que significó para los afroamericanos la consecución de los derechos civiles en los años 70. Creo que esta reforma sería el triunfo del sueño americano”.
Sin embargo, para Nancy Pérez esta reforma no es un hecho histórico, sino una respuesta a una “necesidad electoral”.
©Univision.com
Commentarios