La salud de Nelson Mandela no mejora; sigue conectado a respirador artificial

Univision.com | Jun 26, 2013 | 7:47 PM

Cuarto día en estado crítico

Los sudafricanos esperaban este miércoles con resignación la muerte de Nelson Mandela, de 94 años, que sigue ingresado en un hospital de Pretoria en estado muy grave y bajo respiración asistida.
El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, encara su cuarto día hospitalizado en estado crítico, tras ser ingresado el pasado 8 de junio por la recaída de una infección pulmonar. Según el diario The Star, sus familiares se han reunido en la localidad de Qunu para discutir asuntos delicados como el lugar donde debe ser enterrado el líder.
Asimismo, de acuerdo con declaraciones hechas por familiares de Mandela a CNN, cada tres horas el exmandatario debe ser sometido a diálisis por un fallo renal.
De acuerdo con esa misma fuente, la familia está dividida entre quienes son partidarios de que los restos de Madiba, como se le conoce popularmente en Sudáfrica, descansen en Qunu -donde Mandela tiene una casa- y los que prefieren enterrarle en Mvezo (sureste), donde nació el héroe sudafricano.
El presidente sudafricano, Jacob Zuma, visitó al ícono mundial de la lucha contra el racismo y luego decidió anular una visita prevista el jueves a Mozambique, indicó la presidencia.
El pronóstico de Madiba empeoró durante el pasado domingo.  Hasta ese momento, su estado había sido calificado de "grave pero estable" por los médicos.
La Presidencia del Gobierno había asegurado que Mandela respondía bien al tratamiento, y miembros de la familia habían especulado con que sería dado de alto de forma inminente.
Sin embargo, la noticia del domingo ha enterrado completamente en Sudáfrica el optimismo sobre su recuperación.
Sudáfrica está sumida en la incertidumbre
A la espera de noticias oficiales, la prensa local trata de arrojar luz sobre la situación del padre de la democracia multirracial sudafricana con informaciones del entorno de Mandela.
Citando fuentes cercanas a la familia, el diario sudafricano The Citizen asegura que Madiba respira de forma asistida, que el funcionamiento de sus riñones es muy bajo y que está sometido a diálisis renal periódicamente.
Según el periódico, los médicos habrían planteado a la familia la posibilidad de desconectar a Mandela de las máquinas que le mantienen con vida.
Entretanto, la entrada del Medi-Clinic Heart Hospital de Pretoria, donde está ingresado el icono mundial de la igualdad racial, recibe una peregrinación constante de ciudadanos anónimos que dejan regalos, flores, mensajes y canciones de apoyo a Mandela.
Las visitas al centro médico siguen también produciéndose, y a las diarias de la familia se añadieron las de la ministra de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, y el arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo, Thabo Makgoba, reportó la agencia Efe.
El exmédico personal de Madiba, Vejay Ramlakan, también le visitó en el hospital, según los reportes de la agencia española.
Oración por 'final apacible'
Un arzobispo sudafricano que visitó a Nelson Mandela en el hospital ofreció una oración en la que le desea un "final apacible y perfecto".
Thabo Makgoba, arzobispo anglicano de Cape Town, publicó su oración en Facebook la noche del martes luego de visitar al exmandatario.
"Aceptemos en vez de llorar", dijo Lucas Aedwaba, un guardia de seguridad que describió a Mandela como héroe. "Celebremos que el viejo vivió y dejó su legado".
En la oración, Makgoba pide que la esposa de Mandela, Graca Machel, y otros que lo quieren se llenen de valor "en estos difíciles momentos de ver y esperar" y pidió guía divina para los médicos que atienden al expresidente sudafricano.
"Nuestras oraciones a Madiba ahora y siempre", dijo el arzobispo en la oración, usando el nombre de clan de Mandela. "Oramos por que tenga una noche tranquila y un final apacible y perfecto", según la agencia AP.
Sus problemas de salud
Nelson Mandela ha sido internado hasta en cuatro ocasiones desde el pasado mes de diciembre.
Madiba contrajo los problemas respiratorios que padece de forma recurrente durante sus 27 años de detención en las cárceles del "apartheid", contra el que luchó durante casi siete décadas.
El primer presidente negro de Sudáfrica se ganó el aprecio de los sudafricanos y del mundo por su coraje a la hora de combatir el racismo institucionalizado impuesto por la minoría blanca.
Pero, sobre todo, por su nítida apuesta por la reconciliación y la convivencia en la transición modélica que encabezó junto al último presidente del "apartheid", Frederik De Klerk, lo que le valió a ambos el Premio Nobel de la Paz en 1993.
©Univision.com
Comentarios