Senado votaría el jueves la reforma migratoria

Univision.com | Jun 25, 2013 | 4:13 PM

Si la aprueba, enviará el proyecto a la consideración de la Cámara de Representantes

El pleno del Senado podría votar el jueves el anteproyecto de reforma migratoria S. 744 que redactó el Grupo de los Ocho y que incluye una vía de legalización para millones de indocumentados.
El proyecto comenzó a ser escrito inmediatamente después de la reelección del presidente Barack Obama, el primer martes de noviembre del año pasado, para un segundo período de cuatro años.
El mandatario consiguió el 71% de apoyo de los 12.2 millones de votantes hispanos, para quienes la reforma migratoria figura en la lista de prioridades.
La votación del proyecto se despejó el lunes cuando el pleno, por 67 votos a favor y 27 en contra, aprobó un procedimiento para debatir y votar una enmienda de seguridad que persigue seis objetivos clave: mejorar aspectos de seguridad contenidos en el plan de reforma S. 744, detener la andanada de enmiendas para congelar la iniciativa, conseguir el voto de detractores e indecisos, garantizar que el proyecto será aprobado, que incluirá un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados y enviarle un mensaje firme a la Cámara de Representantes que la reforma cuenta con apoyo bipartidista.
Patrocinada por republicanos John Hoeven (Dakota del Norte) y Bob Corker (Tennessee), y apoyada por el Grupo de los Ocho, la enmienda, entre otras medidas, duplica el número de agentes de la Patrulla Fronteriza, autoriza la construcción de 700 kilómetros de muro fronterizo con México, recomienda el uso de nuevas tecnologías para detener el cruce indocumentado, obliga la implementación del programa federal E-Verify y establece la puesta en marcha de un programa biométrico para dar verificar el ingreso y salida del país de inmigrantes indocumentados.
Las medidas requieren un presupuesto adicional de unos $30 mil millones.
Detalles de la reforma
La reforma migratoria del Senado (iniciativa S. 744) incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que se encuentran en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011, pagan impuestos, carecen de antecedentes penales, entreguen sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y cancelen multas.
El plan señala que quienes sean autorizados entrarán en un estado de inmigrante provisional (RPI) por espacio de 10 años, al término de los cuales podrán gestionar la residencia legal permanente y tres años después tramitar la ciudadanía.
Advierte que a los seis años como RPI deberán verificar nuevamente los antecedentes panales y cancelar una multa.
Durante el estatus provisorio tendrán derecho a un permiso de viaje, una licencia de manejar y una autorización para salir y reingresar a Estados Unidos sin perder el derecho a la residencia.
La reforma migratoria es posiblemente la mejor posibilidad del presidente Obama de tener un importante logro en política interna durante su segundo mandato, tras los reveses que tuvo su gobierno en los temas fiscal y de control de armas.
Durante la campaña presidencial 2008 Obama prometió una reforma migratoria durante el primer año de su mandato, pero otros debates más importantes, entre ellos las guerras en Irak y Afganistán, la crisis financiera y la reforma de salud, entre otros, postergaron el compromiso.
Cacería de votos
La derrota republicana en la elección presidencial del 2012 intranquilizó al Partido Republicano y dejó en claro que el voto latino es clave para la conquista de la Casa Blanca. Y que la reforma migratoria es un tema que encabeza la lista de prioridades de los votantes hispanos.
Los republicanos, a su vez, entienden que la reforma migratoria será determinante en la elección de medio tiempo de 2014, cuando los republicanos batallen por mantener el control de la Cámara de Representantes y arrebatar a los demócratas el control del Senado que consiguieron en 2010.
A su vez, la Cámara de Representantes se alista para debatir  su propia versión de reforma que, según han dicho legisladores de ambos partidos, incluirá un camino a la legalización de la mayoría de los indocumentados pero deja dudas si permitirá la ciudadanía.
Reforma por partes
También, Un grupo ultraconservador presiona para debatir el proyecto por partes. La semana pasada presentó al Comité Judicial una iniciativa que criminaliza la estadía indocumentada, un acto que en la actualidad constituye una falta de carácter civil. La enmienda fue aprobada por amplio margen en ese comité.
A mediados de diciembre de 2005 la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley H.R. 4437 del legislador James Sensenbrenner (republicano de Wisconsin), medida que criminalizó la estadía sin papeles y desató una oleada de protestas en los principales estados con alta concentración de hispanos.
Las marchas recordaron el movimiento por los derechos civiles de la década de los sesenta liderado por el reverendo Martin Luther King, Jr.
En mayo de 2006 el Senado aprobó una versión distinta que incluyó una vía de legalización para millones de sin papeles. Ambas iniciativas fueron enviadas al Comité de Conferencia para que las armonizara, pero en junio de ese año el entonces liderazgo republicano canceló la instancia aduciendo razones de seguridad nacional. Dos semanas después el Congreso aprobó la polémica ley del muro.
Desde entonces la reforma migratoria no había tenido un escenario propicio para ser debatida y aprobada como hasta ahora.
Tras una reunión entre el presidente Obama y empresarios el lunes en la Casa Blanca, el mandatario dijo que “espero que podamos conseguir la votación más fuerte posible en el Senado para que entonces podamos avanzar hacia la Cámara de Representantes, y lograr esto antes del receso del verano", que arranca a inicios de agosto.
©Univision.com
Commentarios