Detalles secretos de la visita al Papa

Univision.com | Jun 23, 2013 | 7:01 PM

SIGUIENTE:

En un acto inesperado, el Santo Padre habló con Henrique Cymerman, le mostró su residencia papal y hasta lo invitó a comer.

La intimidad de Francisco, contada por Henrique Cymerman

“Fue una experiencia increíble, muy emocionante”. Con esas palabras, Henrique Cymerman, corresponsal de Univisión Noticias en Jerusalén, describió su encuentro íntimo con el Papa Francisco, emitido por el programa Aquí y Ahora.
Cymerman viajó especialmente al Vaticano para acompañar a Abraham Skorka y ser testigo del encuentro que mantuvo el rabino argentino con su amigo Jorge Bergoglio, quienes se conocen hace 23 años.
El equipo de Univisión Noticias estuvo durante cinco horas en la Casa Santa Marta, tras recibir una invitación especial. Nunca antes, cámaras de televisión habían logrado captar al Papa Francisco en su intimidad.
Cymerman recordó cómo los guardias suizos y gendarmes a cargo de la seguridad del edificio los paraban para verificar que su ingreso estuviera autorizado. “No se puede filmar aquí. Nunca han entrado cámaras”, le decían los guardias encargados de velar por el Pontífice.
Una vez en la sala de visitas, Cymerman y el equipo técnico que lo acompañó, aguardaron por Francisco. “Llegó con su simplicidad, su humildad. Nos dio la mano a cada uno. Fue sorprendente”, contó el periodista.
Tras las declaraciones que hizo a cámara, el Papa se despidió y se retiró con el rabino para mantener una reunión privada. Cymerman y su equipo se quedaron esperando a Skorka.
Fueron testigos de cómo el Papa va y viene por Santa Marta con total naturalidad, apaga las luces de las habitaciones que están vacías y cierra puertas él mismo. “Tengo vicios de párroco”, les confesó. En Buenos Aires, cuando era arzobispo, Bergoglio tendía su cama todos los días y solo aceptaba la ayuda de una colaboradora una vez a la semana, cuando limpiaba su habitación. En Santa Marta, seis monjas de la orden “Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul” son las encargadas de atenderlo.
Cuando el Pontífice supo que Cymerman y su equipo seguían en Santa Marta volvió a buscarlos y los invitó a almorzar.
“Vino en persona y no llevó hasta su mesa. Los cardenales que estaban en el comedor nos miraban como preguntándose quiénes son estas personas que el Santo Padre los trae él mismo hasta su mesa. El Papa les pidió a los asistentes que se ocuparan de nosotros y nos dieran de comer”, recordó Cymerman emocionado.
En la mesa en la que almuerza Jorge Bergoglio todos los días, comieron lo mismo que el Papa: gnoquis con tartufo de entrada, carne con verdura y papas de plato principal y de postre, tiramisú. “Estaba muy bueno, por cierto”, contó Cymerman.
Mientras les servían el café, los asistentes del Papa se acercaron a decirles que Francisco los estaba esperando.
Así fue como Cymerman volvió a encontrarse con el Papa y el rabino Skorka y conversaron de pie durante media hora. Francisco se mostró muy interesado por la situación en Medio Oriente y le hizo varias preguntas al periodista. Luego, el propio Jorge Bergoglio los acompañó hasta la puerta y los despidió con una broma: “Tengo la costumbre de acompañar a las visitas para asegurarme de que se vayan y de que no se llevan nada”. Todos rieron.
“Lo que el Papa hizo con nosotros (dejarlos entrar a filmar su intimidad en Santa Mart) es parte de los cambios que viene realizando para llevar al Vaticano a una nueva Era. Creo que es el final de un papado medieval donde el Papa es un emperador y se convierte en un Papa pastor, líder espiritual que guía a los católicos”, opinó Cymerman. Y agregó: “El Papa es realmente así de humilde. No es teatro”.
©Univision.com
Comentarios