Francisco, el Papa austero

Univision.com | Jun 21, 2013 | 1:37 PM

Jorge Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia modesta en Buenos Aires

Por: María Arce@maria_arce
La primera señal la dio el mismo 13 de marzo pasado cuando fue electo líder de la Iglesia Católica. Apenas se asomó al balcón para saludar a los miles y miles de fieles que aguardaban ansiosos ver a su nuevo Papa, Jorge Bergoglio le mostró al mundo que no sería un pontífice clásico. Aquella noche, Francisco no solo se presentó vestido íntegramente de blanco –sin la suntuosa capa carmesí de terciopelo con bordados dorados- sino que se inclinó ante la multitud y pidió que rezaran por él. Nunca antes se había visto una imagen así.
Aquel fue su primer gesto de humildad. Pero no el único. El argentino lució la cruz bañada en plata que había llevado desde su Buenos Aires natal y dejó de lado la de oro que habían usado sus antecesores. Tiempo después, volvió a rechazar los lujos vaticanos al pedir que el “anillo del Pescador” que debía llevar no fuera confeccionado en oro macizo.
Con estos y otros gestos, Francisco generó grandes expectativas sobre su papado. Una Iglesia más austera y menos ostentosa comenzó a delinearse a través de sus sencillas actitudes.
Francisco se negó a viajar en el lujoso auto oficial y se subió al mismo omnibus que transportaba al resto de los cardenales tras la elección. Eligió hospedarse en la Casa Santa Marta como si fuera un obispo más y dejó de lado los suntuosos apartamentos del Palacio Apostólico.
Prefiere sentarse en un sillón de madera y cuero blanco en vez del de oro que utilizaba Benedicto XVI en sus apariciones públicas. Pidió que no se colocaran opulentos arreglos florales durante su primera misa. Y caminó sobre los impactantes pisos de la Capilla Sixtina con sus viejos zapatos de cuero negro.
Al día siguiente de ser elegido, Jorge Bergoglio se disponía a salir para la basílica Santa María Maggiore para rezar y agradecer. Sus colaboradores intentaron detenerlo para que el sastre le tomara las medidas para su nueva sotana: “La ropa puede esperar, la Virgen, no”, les respondió.
Aunque su agenda rebozaba de actividades, se hizo unos minutos para ir hasta el hotel en el que se había hospedado en Roma antes del Cónclave para pagar la cuenta. Los empleados no podían creer que el Sumo Pontífice estuviera allí en persona para saldar esa deuda.
En la primera cena como nuevo Papa, el argentino soltó ante los cardenales una frase que pasó a la historia: Qué Dios los perdone por lo que hicieron, en referencia a haberlo elegido como Sumo Pontífice. Bergoglio prefiere presentarse simplemente como Obispo de Roma.
Sencillo, cálido, cercano a la gente como lo era en Buenos Aires, Jorge Bergoglio exportó su forma de ser al Vaticano desde “el fin del mundo” como él mismo dijo tras ser elegido por sus compañeros aquel 13 de marzo.
Repitiendo un ritual que tenía en Buenos Aires -en hospitales y cárceles-, el Jueves Santo pasado se convirtió en el primer Papa que lavó y besó los pies a detenidos de la cárcel de menores de Casal del Marmo.
Jorge Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia modesta de la capital argentina, hijo de un trabajador ferroviario de origen piamontés y de un ama de casa. Creció en un barrio de clase media baja que forjó su temperamento y su opción por los más necesitados. Se ordenó sacerdote en 1969 y llegó a lo más alto de la Curia romana 44 años después sin perder jamás su humildad ni abandonar la austeridad. Un Papa cercano a la gente, alejado de la pompa y los oropeles. Francisco, el austero.
©Univision.com
Commentarios