Segunda víctima mortal tras protestas en Brasil

Univision.com | Jun 21, 2013 | 12:37 PM

Tensión en aumento

Una barrendera que inhaló gas lacrimógeno lanzado por la policía contra manifestantes en la ciudad amazónica de Belén murió el viernes víctima de un paro cardíaco y se convirtió en la segunda víctima de las manifestaciones que sacuden a Brasil desde la semana pasada, informaron fuentes oficiales.
La primera víctima fue un joven que murió atropellado anoche en la ciudad de Ribeirao Preto en una de las manifestaciones por mejores servicios públicos que movilizaron a más de un millón de brasileños en al menos 80 ciudades del país, recordó la agencia Efe.
La Agencia France Press precisó que la mujer fue socorrida por servicios de salud pero no resistió.
Durante la jornada del jueves, más de un millón de personas se lanzaron a las calles de Brasil para denunciar los gastos del Mundial de fútbol-2014 que acogerá este país dentro de un año, criticar la corrupción y pedir mejores servicios públicos, al cabo de dos semanas de protestas.
Las movilizaciones estallaron tras un aumento del valor del transporte público, una medida ya revocada en ciudades como Sao Paulo, Rio de Janeiro, Porto Alegre y Recife, entre otras.
A raíz de las masivas protestas la presidenta Dilma Rousseff convocó este viernes a sus principales ministros a una reunión de emergencia, según la prensa local, y canceló un viaje a Japón fijado para la semana próxima.
Protestas comprometerían visita de Papa Francisco
El secretario general de la Presidencia brasileña, Gilberto Carvalho, admitió que las manifestaciones que sacuden a Brasil desde la semana pasada pueden comprometer la visita que realizará el próximo mes el papa Francisco al país para participar en la Jornada Mundial de la Juventud.
El ministro manifestó su preocupación en una reunión con varias autoridades para tratar los preparativos de la visita del pontífice que estaba cerrada para la prensa, aunque sus palabras fueron captadas por cámaras de televisión autorizadas a realizar imágenes.
"Tenemos una serie de complicaciones y preocupaciones. Lo que está ocurriendo (las manifestaciones) puede tener reflejo en la Jornada (Mundial de la Juventud)", afirmó Carvalho, según una transcripción de sus palabras divulgada por diferentes redes de televisión.
El secretario general de la Presidencia afirmó que el Gobierno realizará todo lo posible para garantizar el éxito de la visita que el papa realizará a Río de Janeiro entre el 22 y el 28 de julio.
Agresiones contra periodistas
Por otro lado, Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció que una veintena de periodistas han sido agredidos o heridos en Brasil, por la policía y también por manifestantes, en los quince días de protestas contra el alza de los precios del transporte y el mal estado de los servicios públicos en el país.
"Cerca de 20 periodistas fueron agredidos o heridos en el transcurso de los 15 días de protestas contra el aumento en el precio del transporte o el mal estado de los servicios públicos", señaló una nota de la organización.
"Aunque la mayor parte de esas agresiones a veces acompañadas de detenciones, hayan sido cometidas por policías militares, algunos manifestantes también se han mostrado hostiles hacia los periodistas que cubrían las protestas", añadió.
RSF resaltó que la crítica de los medios y sus coberturas "no autoriza en absoluto las expresiones de odio" contra los informadores y aún menos las agresiones físicas, y alertó de que se trata de "desbordamientos peligrosos para el ejercicio de las libertades públicas", citó por su parte Efe.
La mayor parte de las agresiones sufridas por periodistas presentes en las manifestaciones "son atribuibles a la policía militar", pero "algunos manifestantes" también expresaron su hostilidad al cuestionar "el modelo mediático dominante", indicó esta organización defensora de la libertad de prensa.
En Sao Paulo Caco Barcellos, de la cadena TV Globo, fue agredido por un centenar de manifestantes, mientras que un grupo de radicales apedreó una camioneta desocupada del canal TV Record, la segunda del país, y Rita Lisauskas, de TV Bandeirantes, recibió vinagre en la cara en medio de gritos hostiles contra los principales medios nacionales.
Además, en la estación ferroviaria de Niterói, cerca de Río, el periodista Vladimir Platonow, de la Agencia Brasil, fue golpeado por la policía junto con varios manifestantes
En esa misma ciudad, el cámara Murilo Azevedo, del grupo Empresa Brasil de Comunicação, resultó herido por una granada de gases lacrimógenos de la policía, al tiempo que ante la alcaldía de Río una bala de goma disparada por un agente alcanzó en la cabeza a Pedro Vedova, del canal GlohboNews, según RSF.
Alcalde condena vandalismo
Por su parte, el alcalde de Rio de Janeiro, Eduardo Paes, condenó el viernes duramente los actos de vandalismo que empañaron la manifestación democrática.
"No podemos admitir que actos de vandalismo vengan a perturbar manifestaciones pacíficas", dijo Paes en rueda de prensa, tras la histórica protesta en demanda de mejores servicios públicos en plena Copa Confederaciones, citó la AFP.
"Es inaceptable que se destroce algo o que ocurran actos de vandalismo como incendiar un vehículo de prensa", sostuvo.
"No tengo duda de que la mayor parte que salió a las calles quería garantizar la tradición de Río de Janeiro como ciudad de grandes manifestaciones democráticas y quería reivindicar sus derechos con buenas intenciones", afirmó Paes, citó por su parte Efe.

El más grande movimiento social de los últimos tiempos

Brasil ha sido sacudido desde hace diez días por el más grande movimiento social en 21 años, con manifestaciones diarias de jóvenes por todo su territorio.
La Agencia France Press recuerda que los manifestantes comenzaron exigiendo la revocación del aumento del precio del boleto del transporte público, obligando a dar marcha atrás a alcaldías y gobiernos estatales.
Pero rápidamente han sumado otros reclamos y denuncias, como la precariedad de los servicios públicos y las sumas colosales, de unos 15,000 millones de dólares, invertidas en la organización de la Copa Confederaciones y el Mundial 2014.
JUNIO
- 11: Cinco mil personas, según la policía, manifiestan en la avenida Paulista, principal arteria de la capital económica Sao Paulo, para protestar contra el alza del siete por ciento del precio del pasaje de bus. La jornada se salda con daños importantes, buses incendiados, vitrinas destrozadas y choques con las fuerzas del orden.
Las manifestaciones habían comenzado tímidamente el 6 de junio en Porto Alegre, antes de extenderse rápidamente por Sao Paulo, Rio de Janeiro (sureste), Goiania (centro) y Natal (noreste) el mismo día.
- 13: En Sao Paulo, una manifestación es duramente reprimida por la policía, con un saldo de un centenar de heridos y más de 230 arrestados.
La intervención policial es criticada por el alcalde de la ciudad, Fernando Haddad, que deplora "la violencia policial".
La movilización se contagia también a Rio, Porto Alegre (sur), Maceio (noreste) y Natal.
- 14: Centenares de manifestantes que reclaman viviendas y protestan contra los costos de los preparativos de las competiciones de fútbol, bloquean el acceso al estadio de Brasilia (centro), donde se jugaba al día siguiente el partido de apertura de la Copa Confederaciones, un ensayo general del Mundial del 2014.
La presidenta Dilma Rousseff defiende la organización del Mundial y los gastos, en un discurso desde la Rocinha, la favela más grande de Rio.
- 16: Enfrentamientos entre la policía y miles de manifestantes en las cercanías del totalmente renovado estadio Maracaná en Rio, luego de protestas la víspera cerca del estadio de Brasilia.
- 17: Manifestaciones sin precedentes en 21 años movilizan a 250 mil personas en todo el país, sobre todo en Rio, Sao Paulo, Brasilia, Belo Horizonte, Fortaleza y Salvador.
En Rio, una manifestación pacífica de unas 100 mil personas da paso luego a escenas de caos con tiroteos, saqueos y vandalismo, mientras interviene la policía antimotines.
Rousseff afirma que las "manifestaciones pacíficas son legítimas y propias de la democracia". Su ministro de Deportes, Aldo Rebelo, advierte que el gobierno no tolerará que la protesta "perturbe" los juegos.
- 18: La presidenta Rousseff dice que se mantiene escuchando las "voces por el cambio", al término de una nueva jornada de grandes manifestaciones y de un encuentro con su mentor político, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010).
Porto Alegre, Recife y otras grandes ciudades anuncian la reducción de los precios de las tarifas del transporte público.
- 19: El gobierno decide enviar a integrantes de la policía de élite para garantizar la seguridad en cinco de las seis sedes de la Copa Confederaciones.
Cediendo a la presión popular, los alcaldes de Sao Paulo y Rio aceptan recortar las tarifas del transporte público.
En Fortaleza (noreste) estallan choques en los alrededores del estadio, al margen del juego Brasil-México, donde se reunieron unas 25 mil personas. Los manifestantes arrojan piedras a los agentes, que replican con bombas lacrimógenas y balas de goma.
- 20: Pese a su victoria en cuanto a sus reivindicaciones del transporte, los manifestantes reiteraron en las redes sociales su llamado a la movilización y lograron reunir más de un millón de personas en un centenar de ciudades. Las protestas dejaron un muerto y más de 90 heridas y la presidenta Dilma Rosseff convocó a una reunión de emergencia de sus ministros para este jueves.
©Univision.com
Commentarios