Cómo es la vida del Papa en la Casa Santa Marta

Univision.com | Jun 21, 2013 | 12:41 PM

En Santa Marta, Jorge Bergoglio se levanta a las 4.30 de la mañana

Francisco pasa la mayor parte del tiempo en la Casa Santa Marta con el resto de los cardenales y solo utiliza los lujosos departamentos papales el domingo.
“Vivo en la Casa de Santa Marta y no en el Palacio Apostólico porque me gusta estar entre la gente. No puedo estar solo”. Con esa frase, el Papa Francisco explicó por qué eligió vivir en el hotel interno del Vaticano y no en los lujosos departamentos papales. El 16 de marzo pasado, cuando Francisco rompió los sellos con que clausuraron los departamentos papales el 28 de febrero tras la renuncia efectiva de Benedicto XVI, dejó en claro que ese lugar no era para él: “Son demasiado grande para mí. Acá entran como 300 personas”, dijo. “A un profesor que me lo preguntó le dije que no podía estar en los aposentos pontificios por motivos psiquiátricos”, bromeó Francisco el 7 de junio pasado ante la curiosidad de unos nueve mil alumnos de escuelas jesuitas de Italia y Albania que lo visitaron. El lujo del Palacio Apostólico definitivamente no va con este Pontífice que sacudió al mundo con su sencillez. Codo a codo con el resto El Papa argentino agregó que, “si viviera aislado, no me haría bien”. “Es un problema de personalidad”, agregó al explicar por qué eligió vivir codo a codo con el resto de los cardenales del Vaticano.
La Casa de Santa Marta es el hotel interno o residencia de la Santa Sede. En sus 120 habitaciones se alojaron los cardenales que eligieron en el Cónclave de marzo a Francisco, quien desde que fue electo ocupa la suite 201, ubicada en el Segundo piso. Se trata de la mejor habitación que tiene la Casa –es un poco más grande que el resto- y cuenta con dos salones, un escritorio y un baño. En ese escritorio, el Papa trabaja casi a diario, salvo cuando tiene audiencias de gran importancia o debe recibir a jefes de Estado o sus representantes. En ese caso, sí utiliza el departamento papal del Palacio Apostólico ubicado al lado de la Basílica de San Pedro. De las paredes de su habitación solo cuelga un sencillo crucifijo. El horario del Papa En Santa Marta, Jorge Bergoglio se levanta a las 4.30 de la mañana, desayuna y revisa su agenda. También lee los diarios y se informa de los acontecimientos más destacados en el mundo. Ya sobre las 7 celebra misa en la capilla de la Casa, a la que suelen asistir hasta los empleados de la cocina y jardineros de la residencia. Más de una vez se ha sentado y rezado junto a ellos como uno más. Pronuncia sus ya célebres homilías y regresa al corazón de Santa Marta a las 13.30 para almorzar, duerme media hora de siesta y vuelve al trabajo.
La cocina de Santa Marta tiene fama de no ser muy buena.  Incluso, eran muchos los cardenales electores que se escapaban antes del Cónclave a comer en trattorías italianas. Bergoglio diría que el menú solamente es “sencillo”.  Las sopas, pastas y pasteles que se preparan allí no reciben quejas del Pontífice.
A las 7 de la tarde, el Papa reza y medita durante casi una hora. A las 8 pm, cena con el resto de los cardenales y miembros de la Iglesia que viven allí. Come lo mismo que todos ellos y está muy pendiente de todo lo que sucede a su alrededor. Una hora después sube a su habitación y a las 22:30 se va a dormir.
Quién la dirige
El apartamento pontificio en el que debía vivir Francisco está ubicado en el tercer piso del Palacio Apostólico. El Papa lo visita los domingos cuando saluda por la ventana a la multitud que lo espera en la Plaza San Pedro y recita el Angelus del mediodía. El resto del tiempo, el argentino prefiere la Casa Santa Marta, construida en la década del 90 durante el pontificado de Juan Pablo II.
Santa Marta suele albergar de modo permanente a unas 30 personas, en su mayoría religiosos que se desempeñan en la Secretaría de Estado del Vaticano y también a algunos funcionarios laicos. Además, recibe a todos los obispos del mundo que viajan a por Roma por diversos motivos por algunos días.
El director de Santa Marta, monseñor Battista Mario Salvatore Ricca, que acaba de ser nombrado como secretario del Banco vaticano, está pendiente del Pontífice las 24 horas.
El Papa va y viene por Santa Marta como si estuviera en su casa. Apaga las luces cuando ve salones vacíos y cierra puertas y ventanas.
Seis monjas de la orden “Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul” cuidan del Papa. Mientras vivía en Buenos Aires, Jorge Bergoglio se hacía la cama todos los días. Y solo aceptaba ayuda una vez por semana cuando una colaboradora limpiaba su cuarto.
Aunque en Santa Marta el Papa lleva una vida sencilla, su decisión de alojarse allí ha transformado el lugar y ha convertido a la tranquila residencia en el centro principal del Vaticano y en el escenario de la Era Francisco.
©Univision.com
Commentarios