Senadores del Grupo de los Ocho en Al Punto con Jorge Ramos

Univision.com | Jun 21, 2013 | 9:51 AM

Senadores hablan de la reforma migratoria y el acuerdo bipartidista de seguridad para destrabar debate en el pleno

MIAMI, Florida - Integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto de reforma migratoria S. 744 -que debate el pleno- fueron a programa Al Punto, conducido por el periodista Jorge Ramos, para hablar del plan y los últimos acuerdos de seguridad que, esperan, acelere la aprobación de la iniciativa.
Los Senadores demócratas Charles Schumer (Nueva York), Dick Durbin (Illinois), Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Michael Bennet (Colorado, y el republicano Jeff Flake (Arizona), explicaron en qué consiste el acuerdo de seguridad que, en resumen, aumentará la vigilancia fronteriza y permitirá que los indocumentados que califiquen regularicen sus permanencias.
“Todos luchamos muy duro” por conseguir este acuerdo, dijo Schumer. “Todos queremos seguridad en la frontera, pero no queríamos que la seguridad fronteriza sea utilizada como pretexto para bloquear el camino a la ciudadanía”, agregó.
El proyecto
Tras la presentación del plan S. 744 al pleno del Senado, sectores ultraconservadores fustigaron la iniciativa y demandaron incrementar las medidas de seguridad como condición previa antes de abrir el camino a la ciudadanía para los indocumentados.
En el capítulo de seguridad, el Grupo de los Ocho recomendó que el gobierno debe certificar que detiene el 90% del cruce ilegal por zonas de alto riesgo y 100% en el resto de la frontera, además de destinar fondos adicionales a la patrulla fronteriza para contratar nuevos agentes y mejorar los sistemas de vigilancia existentes, entre ellos el muro y sistemas de alta tecnología.
Los opositores a la reforma migratoria exigieron más, amenazaron con el envío de decenas de enmiendas y advirtieron que no apoyarán el plan si no aumenta la seguridad fronteriza.
Paso estratégico
El Grupo de los Ocho sugirió entonces alcanzar un acuerdo previo sobre el tema con cinco propósitos: mejorar los aspectos de seguridad, detener la andanada de enmiendas, conseguir el voto de los detractores e indecisos, garantizar que el proyecto será aprobado, que incluirá un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados y enviarle un mensaje firme a la Cámara de Representantes para que haga lo mismo.
Schumer dijo que la base de un acuerdo bipartidista sobre el tema fue alcanzado el miércoles, y que los integrantes del grupo se sienten “cómodos”.
A su vez, el senador Durbin dijo que el plan incluye “una inversión importante en la frontera” y que se consiguió un acuerdo para “poner miles de millones de dólares en tecnología, y esfuerzos para poner más personal” de vigilancia (agentes de la Patrulla Fronteriza).
“Va a ser un compromiso dramático”, apuntó el senador de Illinois. “Pero es posible conseguirlo y no va a ser un obstáculo imposible”. Y añadió que el incremento en el número de agentes fronterizos será de unos 20 mil, con lo que la dotación de la Patrulla Fronteriza aumentará a más de 40 mil, un registro histórico.
El muro
El plan también incluye la construcción de nuevos tramos del muro fronterizo con México. Menéndez dijo que a pesar de su oposición a este tema, “las 350 millas adicionales que nuestros colegas republicanos sentían que eran esenciales para superar sus preocupaciones”, además de la contratación de nuevos elementos para “la Patrulla Fronteriza, creo que nos puede llevar a una votación muy importante y muy significativa, y el voto envía un tremendo mensaje a la Cámara de Representantes”.
Reconoció que en esta instancia del legislativo “tendremos desafíos”, pero dijo confiar en que el acuerdo que logre el Senado influirá a favor de la reforma migratoria al final del debate.
El plan de seguridad también incluye el E-Verify (base de datos que verifica el estado migratorio de los trabajadores) y la creación de un sistema biométrico para rastrear el ingreso y salida de extranjeros por tierra, mar y aire.
Los beneficios
En otra parte de la entrevista el senador Menéndez hizo referencia a los beneficios que traerá la legalización de los indocumentados para la economía de Estados Unidos. Citó el reciente informe de la Oficina de Presupuestos del Congreso, donde señala que la reforma migratoria reducirá el déficit en $197 mil millones en 10 años, y otros $700 mil millones en la década siguiente.
Menéndez dijo que no solo se reducirá el déficit, sino que impactará favorablemente en el Producto Interno Bruto, habrá un crecimiento en la tasa de empleos y generará los recursos necesarios para cubrir el presupuesto contemplado en el plan bipartidista.
En cuanto al número de indocumentados que calificarán para la reforma migratoria, el senador Durbin dijo que la cifra bordea los 8 millones, de acuerdo a informes en manos del Senado.
El plan favorece a indocumentados que viven en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011, carecen de antecedentes penales, pagan impuestos, entreguen sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y pagan  multas. Los favorecidos entrarán en un estado de inmigrante provisional (RPI) que durará 10 años, al término de los cuales podrá pedir la residencia permanente y tres años más tarde la ciudadanía.
Ya es tiempo
Al referirse a las demoras en el debate y aprobación de la reforma migratoria, iniciativa que ha sido ventilada desde mediados de 2005, el senador Bennet dijo que la dilación ha causado “frustración” en la comunidad “porque se ha tomado tanto tiempo para llegar a este punto. Hay una gran cantidad de personas que sienten como que Washington no funciona en absoluto”.
Agregó que demócratas y republicanos se unieron para “producir” un proyecto, y que es tiempo de acabar el esfuerzo. “Ahora es el momento para hacer esto (…) Esa es la forma en que se supone que Washington funcione”.
Bennet también dijo que es tiempo que los legisladores de la Cámara escuchen las voces de los votantes, en referencia a campañas encabezadas por organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes para que los electores, por teléfono o correo electrónico, contacten a sus congresistas y les pidan que aprueben la reforma migratoria con vía de legalización para indocumentados.
No todos piensan igual
El Senador Flake dijo que no todos en Arizona están convencidos de que la solución al tema de los indocumentados pasa por medidas como la ley SB 1070, aprobada el 10 de abril de 2010, iniciativa que desencadenó una ola antiinmigrante en Estados Unidos. “Tenemos un gran problema que no ha suido resuelto”, dijo.
Flake también habló de los problemas en la frontera entre el estado de Arizona y México, reconoció los esfuerzos que ha hecho el gobierno del presidente Barack Obama en la zona, pero dijo temer que la violencia de los cárteles de la droga mexicanos cruce hacia el territorio estadounidense.
Agregó que la solución pasa por una reforma migratoria integral como la redactada por el Grupo de los Ocho y que debate el pleno del Senado.
Además de Flake, el Grupo de los Ocho lo integran los senadores republicanos Marco Rubio (Florida), Lindsey Graham (Carolina del Sur) y John McCain (Arizona).
No se pierda la entrevista que hizo el periodista Jorge Ramos al Grupo de los Ocho este domingo en Al Punto de la Cadena Univision a partir de las 10 AM (tiempo del Este) / 9 AM (Centro) / 9 AM (Pacífico).
©Univision.com
Comentarios