México se olvidó de jóvenes muertos en una discoteca

Univision.com | Jun 20, 2013 | 1:02 PM

A cinco años de la tragedia del 'News Divine'

Unos 500 jóvenes buscaban diversión por el fin de cursos y el inicio de las vacaciones de verano. Al interior de una discoteca, bailando al ritmo de reggaetón, jamás imaginaron –ni ellos ni nadie— la tragedia que estaba por suceder y cuyas heridas, cinco años después, siguen sin sanar.
La desgracia se escribió en la discoteca New’s Divine, ubicada en la delegación Gustavo A. Madero, al norte de Ciudad de México. La tarde del 20 de junio de 2008, unos 200 agentes irrumpieron en el lugar poco antes de las seis de la tarde. Llegaron con la orden de clausurarlo por operar de manera ilegal y vender alcohol a menores, según denuncias ciudadanas.
Sin embargo, el proceder de los agentes resultó fatal, incluso para algunos uniformados. Tras la irrupción de las autoridades, el dueño dio a los muchachos la indicación de desalojar el lugar. Pero el pasillo de salida fue una trampa mortal. Los agentes bloquearon el paso y comenzaron de a poco a detener, de forma ilegal, a los jóvenes.
Abusos e incapacidades
Fue acreditado ante las autoridades que los detenidos –las supuestas víctimas del delito—fueron introducidos por la fuerza en autobuses para llevarlos al ministerio público. Según algunos jóvenes, la intención verdadera de quienes los llevaban era extorsionarlos.
De acuerdo a un testimonio, la web del diario mexicano Excélsior apunta que los trasladados fueron llevados al sector policial Pradera, donde fueron golpeados, desnudados, sus cuerpos marcados con plumones, algunos de ellos ultrajados y sometidos a tortura psicológica.
Pero ese fue solo uno de los escenarios. Con menos fortuna corrieron nueve jóvenes más, que murieron junto a tres policías, al interior de la trampa mortal en que se había convertido el lugar ante el poco tacto y preparación de los encargados del letal operativo.
Las imágenes de ese día también siguen vivas entre quienes miraban los noticieros. Cuerpos inertes de muchachos eran colocados en la banqueta y en el asfalto; el dolor e incertidumbre reinaba entre quienes allí seguían, buscando y reconociendo a sus amigos. Los padres llegaron prácticamente de inmediato, horrorizados por la escena y a la vez armándose de la poca paciencia y entereza que tuvieron para buscar a sus hijos, tanto entre los vivos como entre los muertos.
“Doce días antes se hizo un operativo en una discoteca de lujo de Lomas de Chapultepec (una zona de Ciudad de México que, contrario al caso de donde se ubica el New’s Divine, goza de un elevado nivel socioeconómico). El trato fue muy distinto, hasta trasladaron a los jóvenes a sus casas. Vemos con claridad un tema de discriminación por la pobreza y exclusión social de estos jóvenes”, cita la web del diario El País a Carlos Cruz, fundador de la asociación Cauce Ciudadano, que ha acompañado y asesorado a las víctimas legalmente.
Las sanciones
A cinco años de la tragedia, aún falta por dictar sentencia al ex director de la Unipol, Guillermo Zayas, y a la ex jefa del sector "La Raza", Herlinda Antúnez Vázquez.
A Zayas se le responsabiliza del fallido operativo, y enfrenta el delito de homicidio culposo. De acuerdo con las investigaciones, detalló el jueves Notimex, ambos interpusieron un juicio de amparo contra el auto de formal prisión por el delito de lesiones, y se desconoce la fecha en que el Juez 19 Penal dé a conocer las resoluciones correspondientes. El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) dictó en abril pasado 19 sentencias condenatorias y 11 absolutorias a igual número de servidores públicos que participaron en los hechos ocurridos el 20 de junio de 2008. Rubén Tapia, padre de Isis Gabriela Tapia, quien falleció en la discoteca, indicó que si bien el juez se apegó a derecho es necesario proceder enérgicamente contra los servidores públicos de alto nivel involucrados en el fallido operativo. A las 30 sentencias se suman las dictadas con anterioridad contra Ángel Nava, ex subdirector Jurídico de la delegación Gustavo A. Madero; Francisco Javier Casiano, médico legista, y Alejandro Sánchez Duarte, quien fue absuelto. Solo el dueño permanece en prisión
Notimex acota que la única persona que permanece en prisión por este caso es Alfredo Maya Ortiz, ex administrador de la discoteca, quien fue condenado a 29 años de cárcel por el delito de corrupción de menores. Leticia Piedras, Carmen Rivas e Hilda Barragán, familiares de algunas de las víctimas, reiteraron su petición de proceder penalmente contra los servidores públicos que de alguna manera tuvieron responsabilidad en el operativo que costó la vida a 12 personas. Entre ellos, el exsecretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Joel Ortega Cuevas, el exprocurador, Rodolfo Félix Cárdenas; el exdelegado en Gustavo A. Madero, Francisco Chiguil Figueroa, y el actual subsecretario de Operación Policial de la policía capitalina, Luis Rosales Gamboa. El pasado 11 de abril la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF, fiscalía capitalina) apeló las 30 sentencias condenatorias y absolutorias que emitió el Juez 19 Penal, Prudencio Jorge González Tenorio, por lo que la Novena Sala Penal analiza el expediente. Este jueves, familiares de los nueve jóvenes fallecidos realizarán una misa frente al inmueble en el que se encontraba la discoteca New´s Divine, en avenida Eduardo Molina y la Calle 303, en la colonia Nueva Atzacoalco, delegación Gustavo A. Madero.
Otras vidas rotas
Y el dolor de la tragedia también se mantiene para quienes la sobrevivieron, pero cuyo doloroso recuerdo permanece en sus mentes.
“Yo ya había salido, estaba en el camión cuando taponearon la puerta. Cuando pasa eso, se ve cómo comienzan a sacar las manos, porque se estaban asfixiando, incluso a uno le apachurraron una mano, y ya después fue cuando recibieron las órdenes (los policías) de que abrieran la puerta. Cuando abren la puerta, todos querían salir a tomar oxígeno, pero al abrirla empiezan a apachurrar a todos los de atrás, empiezan a apachurrar a todos los de atrás, empiezan a aventarse. Todos querían salvar sus vidas a costa de lo que fuera, incluso unos saltaban arriba de otros para poder escapar, algunos quedaron pisados y fue así como, desgraciadamente, quedaron muertos”.
La cita, hecha por la versión digital del periódico mexicano Excélsior, corresponde a Óscar, como se hace llamar este joven de 23 años, quien no da su nombre verdadero porque dice ser víctima de amenazas desde hace unos meses.
El recuerdo llega en un nuevo momento de tensión derivado de hechos al interior de centros de diversión de jóvenes en Ciudad de México. A poco de cumplirse un mes de la desaparición de 12 jóvenes al interior del lugar llamado Heaven, en Ciudad de México, las familias siguen esperando respuestas de las autoridades pero, sobre todo, dar con sus hijos.
©Univision.com
Commentarios