Rodó la primera cabeza tras desaparición de jóvenes en Ciudad de México

Univision.com | Jun 19, 2013 | 1:25 PM

A casi cuatro semanas, pareciera que se los tragó la tierra

Sonaba como sacada de la ficción, pero es una sorpresiva realidad de la que, pese al correr de los días, muy poco se ha podido descubrir. La desaparición de 17 jóvenes en dos bares de Ciudad de México, que ha dado la vuelta al mundo, ya cobró su “primera víctima política”, como califican medios locales, por la baja de un funcionario de la fiscalía capitalina.
El director del Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA), Francisco Carlos Trujillo, dejó su cargo luego de que los familiares de los desaparecidos lo acusaran desde un principio de actuar de manera negligente.
Cabe recordar que fue el 26 de mayo cuando, de acuerdo a la declaración de los familiares y testigos, 12 jóvenes desaparecieron del bar Heaven, en la Zona Rosa de Ciudad de México, sin que a la fecha se tenga más que teorías y supuestas pistas, pero ninguna certeza.
Y la difusión de tal caso hizo que otro que había ocurrido anteriormente cobrara relevancia: impulsados por la atención mediática que había atraído lo que sucedió en la Zona Rosa, un grupo de familiares denunció a la opinión pública que ellos estaban pasando por un calvario similar al que tuvo su origen en el Heaven.
Fue un mes antes, el 21 de abril, cuando cinco jóvenes desaparecieron de un lugar llamado Virtual Mix Club, ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, también en Ciudad de México. Hasta ahora, como en el caso anterior, nadie sabe nada de su paradero.
De acuerdo a lo que apunta la agencia Proceso, el entonces funcionario no informó en su momento a sus superiores de las coincidencias en la desaparición de 12 jóvenes en el bar Heaven; los familiares de los muchachos se conocieron gracias a las diligencias ministeriales, pues todos acudieron a denunciar por separado. Lo mismo ocurrió en el caso del Virtual Mix Club.
Familiares de las víctimas, además, aseguran que el funcionario se tomó demasiado tiempo en solicitar los videos de las cámaras de seguridad para ampliar las indagatorias.
La desesperación fue tal que, en el caso de las víctimas del Virtual, las familias recurrieron a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía general), que actualmente está a cargo de la investigación, debido a que las autoridades locales, a su juicio, no atendieron el caso con la seriedad necesaria.
¿Con aviso previo?
Pero el cese de Trujillo puede ser respuesta de una advertencia que lanzó la semana pasada el alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.
La versión digital del periódico El País recuerda que, en medio del aluvión de críticas que no han cesado desde que el primer caso se dio a conocer, cumplidas las tres semanas de los hechos del Heaven, el edil capitalino advirtió que nadie tenía la permanencia asegurada en su gobierno, y que ésta estaba sujeta a que se dieran resultados.
Incluso, Miguel Ángel Mancera ha tenido que admitir que éstos hechos han dañado la percepción que se tiene de la seguridad en la capital del país, que hasta entonces se había mantenido relativamente alejada de los escándalos de violencia e inseguridad que se dieron en otros puntos de México, en mucho atribuidos al combate al narcotráfico declarado abiertamente por Felipe Calderón al comienzo de su sexenio en 2006.
El oasis de seguridad que dejó de serlo
Si de la Ciudad de México se tenía una impresión de relativa seguridad, específicamente la Zona Rosa -- donde se encuentra el ahora tristemente célebre bar Heaven-- era uno de los puntos medulares para el turismo nacional e internacional. En ella se encuentran bares, restaurantes, la sede de la fiscalía capitalina y muy cerca la embajada de Estados Unidos en México, además de una de las instalaciones de la antes Secretaría de Seguridad Pública, hoy Comisión Nacional de Seguridad.
Pero una vez ahogado el niño, tocaba tapar el pozo. Las autoridades mexicanas comenzaron la revisión de establecimientos en la Zona Rosa y aledañas, además de que aumentaron el despliegue policial y se dio la indicación de mejorar la iluminación.
Animal Político indica que el operativo llamado “Zona Rosa” implicó el despliegue de 300 agentes de seguridad de la capital del país, además de 390 elementos y 60 policías de investigación.
El narcotráfico se asomó
Sobre los 12 desaparecidos del bar Heaven, las hipótesis no han parado. Se supo que todos ellos son vecinos de Tepito, el barrio bravo, esa zona de la capital del país donde abunda el contrabando y la adoración a la Santa Muerte. Trascendió además que dos de los jóvenes con paradero desconocido son hijos de dos personas que están actualmente en prisión, acusados de narcomenudeo.
Por ello, la mirada de las autoridades se dirigió de inmediato a una presunta venganza entre bandas delictivas. Y como una posible prueba de ello tomaron el asesinato de un supuesto narcomenudista en la colonia Condesa, muy cerca a la Zona Rosa, apenas unos días antes de los hechos del Heaven.
El portal de la periodista Carmen Aristegui recuerda que el crimen de Horacio Vite Ángel habría puesto de manifiesto una división entre la banda La Unión, de Tepito, quienes estaban disputándose el corredor Zona Rosa-Condesa, para controlar en él la venta de estupefacientes al menudeo. Y como respuesta a este asesinato, los 12 jóvenes fueron secuestrados.
Ni vivos ni muertos
A poco de cumplirse un mes, ante la creciente molestia de los familiares de los desaparecidos y la mirada inquieta de la sociedad en general, la Procuraduría General de la República anunció que ya colabora con su par capitalina para poner punto final a esta historia de angustia e incertidumbre.
Y aunque las autoridades mantienen pláticas con familiares de los desaparecidos, en donde informan los avances de los hechos, los parientes de las víctimas han manifestado claramente su creciente molestia al respecto, e incluso han amenazado con romper con las reuniones.
“Queremos respuestas, pero no dicen nada; lo mismo que en cada reunión, que avanzan, pero no dicen nada”, citó la web del diario mexicano Milenio a Eugenia Ponce, tía de Jercy Ortiz.
La PGR comenzó a tomar muestras genéticas de los familiares de las 12 personas desaparecidas, además de que abrió un “acta informativa” del caso para coadyuvar en la búsqueda de las víctimas.
“Las muestras son para que pueda informarse a las autoridades del DF, en caso de que en algún otro estado se genere información o hallen datos”, citó Animal Político a Ricardo Martínez, abogado de las familias.
Con varios matices que la han tomado, la historia sigue sin terminar. Los familiares de los jóvenes desaparecidos consideran que será hasta el viernes el plazo que le den a las autoridades para que les entreguen a sus hijos, o de lo contrario anuncian que tomarán medidas, las cuales podrían ser tomarse las calles de la Ciudad.
©Univision.com
Comentarios