Convocan a nuevas protestas en Brasil

Univision.com | Jun 18, 2013 | 10:15 AM
Brasil amanece saquea... Brasil amanece saquea...
3 Pausar Auto Play

Cientos de miles de brasileros tomaron las calles para protestar contra gastos mundialistas y desatención social.

Crece descontento social

Los movimientos sociales convocantes de las protestas en Brasil anunciaron nuevas manifestaciones en Sao Paulo y aseguraron que "no dejarán las calles" hasta que se revoque un polémico aumento del precio del transporte público.
"El destino es claro, único, objetivo y específico: revocar el aumento", anunció el grupo Pase Libre de Sao Paulo, nacido en las universidades y que ha encabezado las protestas que comenzaron en esa ciudad hace más de una semana y se han extendido por todo el país, reportó la agencia Efe.
Para la protesta convocada en Sao Paulo, los organizadores calculan que asistirán más de 100 mil personas, una cifra que duplica el número de manifestantes que según la propia policía secundaron las reclamaciones en esa ciudad el lunes.
Según las autoridades, unas 250 mil personas tomaron las calles de decenas de ciudades para protestar inicialmente contra el alza de los billetes de autobús y el gasto público en eventos deportivos, como la Copa Confederaciones de fútbol, que organiza la FIFA.
Sin embargo, las manifestaciones demostraron que la protesta de los brasileños también apunta a la pésima calidad de los servicios, la corrupción, la inflación, la violencia policial y un sinnúmero de asuntos, que revelan un malestar social generalizado que hasta ahora no se expresaba, publicó Efe.
Las protestas del lunes han sido consideradas las mayores registradas en el país desde 1992, cuando una movilización popular de dimensiones similares contribuyó a la caída del Gobierno del entonces presidente Fernando Collor de Melo, quien dimitió en medio de un sonado escándalo de corrupción.
La jefa de Estado, Dilma Rousseff, aún no ha hablado personalmente en público sobre las protestas, que según admitió el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Gilberto Carvalho, han tomado "por sorpresa" al Gobierno.
Sin embargo, la ministra de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, Helena Chagas, dijo a periodistas que Rousseff "considera que las manifestaciones pacíficas son legítimas y propias de la democracia" y que "es propio de los jóvenes manifestarse", según Efe.
No obstante, en algunas de las protestas hubo episodios violentos que en ciertos casos han sido provocados por los excesos en la represión policial y en otros por los propios manifestantes.
Este lunes, la violencia se registró en especial en Sao Paulo y Río de Janeiro, donde pequeños grupos arremetieron contra policías, según se pudo apreciar en imágenes de televisión.
En Río de Janeiro, cientos de personas intentaron tomar la sede de la Asamblea Legislativa regional y llegaron a incendiar una de las puertas de acceso.
En Sao Paulo, los más violentos se concentraron frente al Palacio de Gobierno de la ciudad al que también intentaron ingresar por la fuerza, pero fueron contenidos por las fuerzas de seguridad.
Los participantes en otra multitudinaria protesta llegaron a ocupar durante unas tres horas el tejado y una de las rampas de acceso al Congreso nacional en Brasilia, pero salvo unos empujones y discusiones, la manifestación fue en general pacífica.

Piden actuar con moderación

Las autoridades de Brasil deben actuar con moderación ante las protestas que se realizan en las principales ciudades del país, llamó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).
El ACNUDH también urgió a los manifestantes brasileños a no utilizar la violencia para que las autoridades escuchen sus demandas, reportó la agencia Notimex.
“Hacemos un llamado al gobierno de Brasil a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el derecho de reunión pacífica y a evitar el uso desproporcionado de la fuerza en las protestas”, dijo el portavoz del ACNUDH, Rupert Colville, en rueda de prensa en Ginebra.
El ACNUDH destacó la declaración de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la que reconoció que las manifestaciones pacíficas son legítimas, así como al acuerdo con la policía de Sao Paulo para no usar balas de goma durante las protestas.
“Pedimos a las autoridades (de Brasil) llevar a cabo investigaciones prontas, exhaustivas, independientes e imparciales de casos reportados por uso excesivo de violencia”, urgió, según Notimex.
El ACNUDH instó a todas las partes interesadas a participar en un diálogo abierto para encontrar soluciones al conflicto y hacer frente a las demandas sociales legítimas del pueblo brasileño.
Llamó al gobierno de Brasilia a prevenir nuevos actos de violencia.
©Univision.com
Commentarios