Atacante en Fort Hood tenía cerca de 200 cartuchos

AFP | Oct 21, 2010 | 3:25 PM

Mató a trece personas

FORT HOOD, Texas - Un psiquiatra militar que cometió una masacre en la base de Fort Hood tenía casi 200 cartuchos y una segunda pistola en sus bolsillos cuando la policía le disparó, según declaraciones de investigadores el miércoles.
El atacante ya había disparado casi 150 cartuchos dentro de un concurrido edificio médico el 5 de noviembre, utilizando un arma semiautomática con la que mató a 13 personas e hirió a decenas más, dijo el investigador del ejército Kelly T. Jameson durante una audiencia para determinar si el acusado, el mayor Nidal Hasan, será enjuiciado.
Las autoridades creen que Hasan utilizó únicamente el arma semiautomática, pues las balas recuperadas entre las víctimas provenían sólo de ella, agregó Jameson. Hasan había disparado otros 70 cartuchos fuera del edificio, testificó el investigador militar Duane Mitchell.
El sargento Mark Todd, un policía civil en Fort Hood, dijo durante la audiencia que después de responder a un llamado por un ataque con arma de fuego vio a un hombre armado fuera de un edificio, y que después vio que el láser del arma le apuntaba directamente a él.
"Le dije: '¡Alto, policía militar! ¡Deje caer su arma!'", dijo Todd, pero el atacante vestido con un uniforme de combate del ejército "disparó varios cartuchos". Todd le gritó de nuevo al agresor e intercambiaron balazos.
Todd agregó que se percató que había herido al hombre porque éste cayó. Dijo que corrió hacia él y pateó su arma para alejársela. Lo esposó y retiró los objetos en sus bolsillos, incluyendo un revolver y cartuchos. Posteriormente revisó sus signos vitales mientras los médicos llegaban para atenderlo.
Hasan está acusado de 13 cargos por homicidio premeditado y 32 cargos de intento de homicidio premeditado. Asistió a la audiencia en una silla de ruedas, pues está paralizado del pecho hacia abajo por los disparos que le dio la policía.
El mayor Steven Richter, que se encontraba a cargo del Centro de Procesamiento de Presteza de Soldados, que incluye el edificio médico donde ocurrieron los ataques, testificó el miércoles que tomó el arma después de que Todd la pateó y que la vació cuando se dio cuenta que estaba atascada.
Durante la audiencia, que va en su segunda semana, sólo un testigo dijo que vio al atacante disparando con dos armas en el edificio, al que acuden los soldados para vacunarse y realizarse pruebas médicas antes de ser enviados a misiones en el exterior.
Hasan continúa en prisión. En el sistema de justicia marcial no existe el derecho a libertad bajo fianza.
©AFP
Comentarios