Crece clamor para que frenen las deportaciones

Univision.com | Jun 12, 2013 | 4:16 PM

SIGUIENTE:

El Senado comenzó a debatir la manera de legalizar a once millones de indocumentados, pero varios legisladores buscan boicotear la reforma.

Cuatrocientos le piden a Obama detenga programa mientras dura debate de la reforma migratoria

WASHINGTON, D.C. - Representantes de 400 organizaciones se dieron cita el miércoles en el congreso para solicitar al presidente Barack Obama que suspenda inmediatamente las deportaciones de inmigrantes sin papeles que se ampararían en el proyecto de ley de reforma migratoria debatido actualmente en el Senado, cuyos partidarios trabajan activamente para obtener los votos necesarios para su aprobación.
"Es importante que paren las deportaciones. ¿Por qué no nos dan una tregua? Somos muchos los que seríamos protegidos y evitaría la separación de muchas familias", dijo Oscar Alfaro, un hondureño padre de dos hijas y residente en Maryland que enfrenta una orden de deportación.
A espaldas de Alfaro permanecían decenas de jóvenes vestidos con toga y birrete para simbolizar los deseos de inmigrantes sin papeles de legalizar su estatus para culminar estudios universitarios.
La Casa Blanca ha reiterado que una reforma legislativa es la única solución porque el gobierno federal está obligado a cumplir las leyes vigentes, y como un paliativo ha intentado limitar las deportaciones a criminales. En 2012 suspendió las deportaciones a algunos inmigrantes menores de 30 años que reúnan ciertos requisitos, conocidos como "Dreamers".
El plan S. 744
El proyecto de ley que debate el Senado (S. 744) busca condicionar el reforzamiento de la seguridad fronteriza a la naturalización de los 11 millones de inmigrantes sin papeles que no tengan prontuario policial, que paguen multas por $2,000 y que pasen 10 años con un estatus provisional que les permita trabajar y viajar al extranjero.
Pero activistas y algunos legisladores demócratas, como el representante por Illinois Luis Gutiérrez, consideran que el promedio actual de 1,100 deportaciones diarias afecta a la comunidad hispana de manera desproporcionada.
"Mientras los 'Dreamers' disfrutan de DACA (siglas en inglés para el programa de suspensión de deportaciones para algunos inmigrantes menores de 30 años), sus padres están bajo la amenaza de las deportaciones", dijo Gutiérrez ante los aplausos de la concurrencia. "Es tiempo de que el presidente entienda. ¡Salve a los padres, señor presidente!"
Debido a que el proyecto de ley del Senado no concede a los deportados sin cargos criminales después del 31 de diciembre del 2011 el derecho de volver a Estados Unidos si un pariente estadounidense lo solicita, Gutiérrez dijo que "la mejor vía parece ser detener las deportaciones ya, para que no haya más familias separadas hoy".
Promedio récord
El director de la Red Nacional de Jornaleros, Pablo Alvarado, señaló que "no tiene sentido seguir deportando a las mismas personas que intentamos legalizar con tanto esfuerzo. Exigimos que este sufrimiento termine".
El gobierno de Obama ha deportado un promedio anual sin precedentes de 400 mil personas.
La coalición de 400 organizaciones que envió el miércoles la carta a la Casa Blanca incluyó a la coalición de Dreamers United We Dream, la central sindical AFL-CIO y el Fondo para la Educación y Defensa Legal de los Mexicano-Estadounidenses (MALDEF).
Obama pronunció la víspera un discurso en la Casa Blanca para exhortar al Senado a aprobar el proyecto de ley redactado por un grupo bipartidista de ocho senadores.
Gutiérrez integra un grupo bipartidista de siete representantes que negocia a puertas cerradas un proyecto de ley integral desde 2009 de manera interrumpida, el cual planea presentar públicamente durante las próximas dos semanas.
El plan de la Cámara
El legislador de ancestros boricuas exhortó el miércoles al presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner, a trabajar a partir de la versión integral que produzca el grupo bipartidista porque, hasta el momento, la mayoría republicana en la Cámara de Representantes ha mostrado preferencia por un enfoque de proyectos de ley separados.
De hecho, cinco representantes republicanos presentaron el miércoles un proyecto de ley que busca crear un proceso que permita al Congreso certificar si la frontera está segura y, en caso que no lo esté, permite desplegar 1,500 agentes fronterizos en la frontera con México y 10,000 guardias nacionales si así solicita algún gobernador fronterizo.
El representante por Texas, Ted Poe, autor principal de la iniciativa, indicó que el senador republicano por Texas John Cornyn tomó fragmentos de este proyecto de ley para elaborar una enmienda que busca imponer como requisito previo a la legalización de inmigrantes sin documentos que sea arrestado el 90% de las personas que intenten ingresar ilegalmente a Estados Unidos a lo largo de la frontera, y no en tramos específicos como estipula el proyecto de ley del Senado.
Demócratas han calificado la enmienda de Cornyn como un "píldora venenosa" que busca descarrilar la reforma.
Poe indicó que su proyecto de ley será considerado por la comisión de seguridad nacional de la Cámara.
Al preguntarle si esta iniciativa se verá afectada de alguna manera cuando el grupo bipartidista de la Cámara de Representantes presente su proyecto de ley integral, Poe respondió que "cuando ellos lo presenten, veremos. Nosotros estamos avanzando y éste es un paso hacia adelante".
Se abre el debate
El proyecto de ley en el Senado obtuvo la víspera más de 80 —de 100 votos posibles— para proceder a su debate en el pleno de la Cámara Alta, un reflejo del deseo bipartidista de debatir el proyecto para reformar las leyes migratorias.
Pese a la abundancia de los votos, los legisladores republicanos advirtieron que exigirán endurecer la seguridad fronteriza e imponer condiciones más estrictas a quienes intenten legalizar su situación.
Los partidarios de la iniciativa creen que podrán obtener los 60 votos necesarios para que el proyecto sea aprobado en el Senado antes del 4 de julio. Los demócratas ocupan 54 escaños en la cámara alta y los republicanos 46, pero varios oponentes dijeron que la aprobación no está asegurada.
Con ese fin, los creadores del proyecto, cuatro republicanos y cuatro demócratas, intentarán aceptar las enmiendas de los conservadores sobre la seguridad fronteriza y otros temas para lograr la aprobación del proyecto, pero sin endurecer tanto el proceso de obtención de la ciudadanía que la bancada demócrata rechace esas enmiendas.
©Univision.com
Commentarios