Quiénes serán los beneficiados de la reforma migratoria

Univision.com | Jun 11, 2013 | 7:42 PM
En el debate sobre un... En el debate sobre un...
3 Pausar Auto Play

Jaime García reporta desde Los Angeles que muchos dicen estar dispuestos a hacer los sacrificios que imponga una nueva ley.

Indocumentados son antecedentes penales que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 serán los primeros en calificar

Las esperanzas de 11 millones de inmigrantes indocumentados como Carmen Bonilla, están puestas en el plan de reforma migratoria que les arrancaría el yugo de vivir en las sombras en Estados Unidos.
"Que se le ablande el corazón a ese congreso, que nos den los papeles no que pongan mas vigilancias. Y que, bueno, que dieran las visas. Verdad, ya no habría riesgo de que la gente pasara arriesgando la vida", dice Bonilla al periodista Jaime García, corresponsal en Los Angeles del Noticiero Univision. Para esta inmigrante el debate sobre un paquete migratorio, como esperar casi tres veces más para calificar para la ciudadanía no deben ser la razón para, otra vez, echar por tierra la reforma. "Si nos va a tardar 13 años, que nos de el permiso para poder trabajar", dice.
En diciembre de 2005 la Cámara de Representantes había aprobado una reforma migratoria restrictiva que criminalizaba la estadía indocumentada en el país y en mayo de 2006 el Senado aprobó una versión diferente que incluyó una vía para legalizar a millones de indocumentados. Un comité de Conferencia que armonizaba ambas versiones fue cancelado a principios de junio por el entonces liderazgo republicano, quien argumentó razones de seguridad nacional. Este año el panorama pintas mejor que hace siete años y todo indica que la reforma tiene mejores posibilidades de avanzar en ambas cámaras del Congreso. Pero todavía hay temas pendientes en la agenda bipartidista, entre ellos la seguridad en las fronteras y beneficios para los indocumentados que califiquen, entre ellos la cobertura de salud. La semana pasada el congresista Raúl Labrador (republicano de Idaho) renunció al Grupo Bipartidista de los Ocho que redacta en secreto una reforma migratoria en la Cámara de Representantes por desacuerdos con el tema.
Quieren papeles
Pero Bonilla considera que descalificarlos del plan de salud del presidente Obama debe ser un impedimento para que puedan legalizar sus permanencias. "Los papeles que él (el presidente Obama) nos promete, pues con eso podemos trabajar también y tener un dinerito para poder irnos a curar" (fuera de Estados Unidos). La misma opinión tiene su hijo, Mike, quien de recibir la Acción Diferida (beneficio para los Dreamers activado el 15 de agosto del año pasado y que frena las deportaciones a jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos y les concede un permiso de trabajo), teóricamente sólo tendría que esperar cinco años para ser elegible a la ciudadanía. "La espera no es mucho si nos dan permiso para trabajar, salir a visitar a la familia", dijo Mike. Todo por legalizarse
La abogada de inmigración Jessica Dominguez, explicó que "la mayoría de las personas que están expresando su necesidad en este momento, dicen: dame mi permiso de trabajo, ayúdame a salir de las sombras y, aunque no me den mi seguro médico, yo estoy dispuesto a pagarle a mi doctor. Pero están cambiando un beneficio muy importante por la necesidad que están viviendo en estos momentos". Bonilla dice que en 13 años "no me he dispuesto a aprender ingles. Pero si llega el caso de que nos van a dar papeles, yo estoy dispuesta a aprender". Y no solo aprender el idioma, sino también a pagar las multas que dictamine el Congreso, aunque su hijo tiene una opinión diferente. El martes, en dos votaciones seguidas (una para aprobar una moción para debatir la reforma migratoria y otra para abrir el debate), el pleno del Senado, por amplia mayoría, decidió comenzar las discusiones sobre la reforma migratoria que elaboró el Grupo de los Ocho. Detalles de la reforma
El plan del anteproyecto S. 744 incluye una vía de legalización para indocumentados que, entre otros requisitos, prueben que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011, que carecen de antecedentes penales, entreguen sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), paguen impuestos y cancelen una multa. Quienes califiquen entrarán en un estado de inmigrante provisional por espacio de 10 años al término de los cuales podrán pedir la residencia permanente (green card o tarjeta verde). Tres años después podrán gestionar la ciudadanía. Legisladores de la La Cámara de Representantes han dicho que debatirán su propia propuesta. No está claro si el plan que mencionan incluirá la ciudadanía o impondrá mayores restricciones que las contenidas en el anteproyecto del Senado.
©Univision.com
Commentarios