Senado aprobó moción para proceder al debate de la reforma migratoria

Univision.com | Jun 11, 2013 | 2:05 PM

SIGUIENTE:

El voto a favor fue abrumador: 82 a favor y 15 en contra. Esa cifra es importante porque es la más alta que se ha visto en un voto sobre la reforma.

Anteproyecto de ley S. 744 que incluye una vía de legalización para indocumentados se abre paso en el pleno

Por amplia mayoría (82 a favor y 15 en contra) los senadores aprobaron el martes una moción para proceder al debate de la reforma migratoria con ciudadanía, plan que fue redactado por el Grupo de los Ocho y aprobada a finales de mayo por el Comité Judicial.
La votación fue la primera de dos procesos que concluidos el martes. En la segunda votación los senadores votaron 84 a favor y 15 en contra para abrir oficialmente el debate. El paso sólo requería requería mayoría simple (51 votos de los 100 asientos en el hemiciclo).
Previo a las votaciones defensores y detractores de la reforma migratoria expusieron sus alegatos. En la Casa Blanca, el presidente Barack Obama urgió al Senado a debatir cuanto antes y aprobar el proyecto que, dijo, permitirá reparar un sistema de inmigración que se encuentra roto.
Obama dijo que la reforma migratoria, de ser aprobada por ambas cámaras del Congreso, le dará rostro a los indocumentados, y agregó que “no hay razones para que el Congreso no pueda hacer esto antes del fin del verano".
El plan de reforma migratoria del Grupo de los Ocho (S. 744) señala que antes de abrir el camino a la ciudadanía para los indocumentados, el gobierno debe certificar que ataja el 90% de la inmigración ilegal en las zonas de alto riesgo de la frontera y 100% en el resto.
Obama dijo el martes que ese requisito está cumplido y apuntó que gracias al uso de tecnología más efectiva “los cruces ilegales están en sus niveles más bajos durante décadas”.
También resaltó el programa de Acción Diferida, en vigor desde el 15 de agosto del año pasado, medida que frenó la deportación de 1.7 millones de jóvenes conocidos como dreamers o soñadores y les concede un permiso de trabajo temporal.
De aprobarse la reforma migratoria, tanto dreamers como campesinos podrán conseguir de manera más rápida la residencia y la ciudadanía.
“El congreso es el que tiene que actuar y éste es el momento”, urgió Obama. “Es la mejor oportunidad que hemos tenido en años para reparar nuestro sistema de inmigración”.
¿Qué opina del voto del Senado? Participe en el foro de reforma migratoria.
Seria advertencia
Poco antes de aprobada la moción, el jefe de la bancada republicana, Mtich McConnell (Kentucky), dijo que el proyecto de ley de reforma migratoria S. 744 incluye "errores serios", reportó The Associated Press.
"Votaré a favor de debatirlo y de enmendarlo, pero en los próximos días serán necesarios cambios importantes en este proyecto de ley si ha de convertirse en ley. Estos incluyen, pero no se limitan, a las áreas de seguridad fronteriza, beneficios gubernamentales e impuestos", indicó.
Mientras estubo en debate el el Comité Judicial, el anteproyecto S. 744 recibió 300 enmiendas. Poco más de 100 fueron rechazadas durante las casi tres semanas que duró el debate en esa instancia a antes de ser enviada al pleno a finales de mayo.
Uno de los autores del proyecto de ley, el senador Charles Schumer (demócrata de Nueva York), dijo a los senadores que critican a la iniciativa por considerar que no garantiza de manera adecuada la seguridad fronteriza que "si tienen una mejor idea, díganla".
"Ustedes pueden discrepar sobre si el proyecto de ley logra lo suficiente, pero no digan que no hace nada", agregó.
Schumer, integrante del Grupo de los Ocho, aseguró la semana pasada que el plan de reforma migratoria será aprobado antes del 4 de julio por al menos 70 votos en el pleno.
Senadores republicanos del ala ultra conservadora han dicho y sostienen que tratarán de fortalecer medidas de seguridad fronteriza para poder votar por el proyecto.
La legalización
El plan de reforma migratoria del Senado incluye una vía de legalización para indocumentados que demuestren estar en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011, entreguen sus huelas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), carezcan de antecedentes penales, paguen impuestos y cancelen una multa de $500.
Simultáneamente el gobierno debe certificar la seguridad en las fronteras y elaborar el reglamento de la reforma migratoria.
Una vez autorizados, los indocumentados entrarán en un estado de inmigrante temporal por diez años, tendrán derecho a gestionar un permiso de trabajo y podrán salir y reingresar a Estados Unidos.
A los seis años deberán renovar su estado migratorio con una nueva verificación de antecedentes penales.
Durante ese tiempo el gobierno deberá implementar un nuevo sistema de entrada y salida de extranjeros y tener al máximo de funcionamiento el programa federal E-Verify que verifica el estado legal de los trabajadores.
Cumplidos estos requisitos, los inmigrantes legalizados podrán gestionar la residencia permanente (green card). Una vez conseguida, deberán esperar tres años para iniciar el trámite de la ciudadanía.
La Cámara
Mientras el Senado avanza en el debate de la reforma migratoria, en la Cámara de Representantes un grupo bipartidista de siete legisladores escribe en secreto un plan que será entregado en cualquier momento al Comité Judicial.
El presidente de la Cámara, John Boehner (republicano de Ohio), expresó el martes, antes del discurso de Obama y de la votación del Senado, su optimismo de que el Congreso apruebe este año la reforma migratoria.
"Creo que antes de fin de año podríamos tener un proyecto de ley", indicó durante una entrevista concedida a la cadena ABC.
Boehner afirmó que la expectativa es que "tengamos una versión final, que salga de la comisión de asuntos jurídicos a finales de junio. Creo que es importante que la cámara baja produzca su versión en este tema. Y espero que la versión de la Cámara Baja estará a la derecha de donde está el Senado".
Legisladores ultraconservadores de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, han señalado en varias ocasiones estar en desacuerdo con otorgarle la ciudadanía a los indocumentados y reducir el beneficio sólo a un estado de legalización.
El representante demócrata por California, Xavier Becerra, uno de los integrantes del grupo bipartidista que redacta la reforma, anunció el martes que el grupo planea presentar públicamente su proyecto de ley integral durante las próximas dos semanas y adelantó que no incluirá diferencias importantes con la versión debatida en el Senado.
La semana pasada el representante Raúl Labrador (republicano de Idaho) renunció al grupo por desavenencias con el plan en el tema de otorgar o negar beneficios de salud a los indocumentados en alguna parte del proceso mientras alcancen la ciudadanía.
Los republicanos ultraconservadores también buscan condicionar la apertura de la vía de legalización de indocumentados a un estricto control sobre el cruce indocumentado en la frontera previa certi9ficaciòn y verificación. Pero uno de los integrantes del Grupo de los Ocho, el senador Marco Rubio (republicano de Florida), dijo a Univision el fin de semana que el proceso de legalización y la seguridad fronteriza irían juntos.
Tema obligado
Tras su reelección en noviembre para un segundo mandato de cuatro años, Obama puso la reforma migratoria en la lista de prioridades. El resultado de los comicios -71% de los 12.2 millones de electores hispanos se inclinaron por el mandatario-también obligó a los republicanos a tratar el tema y sentarse a la mesa de negociaciones para resolver un problema que la mayoría de los estadounidenses piden solucionar por medio de una ley que saque de las sombras a los sin papeles.
“Hoy estamos unidos respaldando una legislación que llega al Senado, una reforma apoyada por los dos partidos para reparar nuestro sistema de inmigración”, dijo Obama.
En la campaña 2008 Obama ofreció una reforma migratoria durante el primer año de su primer mandato, pero el compromiso fue postergado por otros temas de mayor interés nacional, entre ellos las guerras en Irak y Afganistán, la crisis económica y la reforma de salud.
En esta ocasión el tema se colocó en los primeros lugares tanto de la agenda de la Casa Blanca como del legislativo, pese a la oposición del ala ultraconservadora del Partido Republicano que se resiste a otorgar una vía a la ciudadanía a los indocumentados.
El líder del Senado, Harry Reid (Nevada), espera aprobar la reforma migratoria antes del 4 de julio.
©Univision.com
Commentarios