¿Es la enseñanza del carácter tan importante como la académica?

GreatSchools | Jun 11, 2013 | 1:08 PM
Enseñarle valores es ... Enseñarle valores es ...
3 Pausar Auto Play

Los valores, actitudes y personalidad no se miden con un examen pero son necesarios para una vida adulta exitosa. El carácter se aprende y tú debes ser el mejor maestro con tu ejemplo.

Durante años padres y maestros han discutido sobre la conveniencia de enseñar o no valores en las escuelas.
Ese debate terminó cuando dos jóvenes abrieron fuego en la Secundaria Columbine en 1999, matando a 15 estudiantes, ellos incluidos.
Luego de esa tragedia, uno de los peores incidentes de violencia escolar en la historia de nuestro país, la discusión cambió a qué tipo de valores se debían enseñar, y cuál era la manera más efectiva de hacerlo.
"A largo plazo no estoy seguro de si importa que un estudiante aprenda Álgebra, pero sé que importa si un estudiante aprende lo que está bien y lo que está mal", dijo George Booz, ex principal de la Preparatoria South Carroll en Sykesville, Maryland.
Esta escuela es reconocida nacionalmente por su programa de enseñanza de valores. "Sé que importa si una persona aprende que en este mundo debemos ayudarnos los unos a los otros. No veo cómo podemos evitarlo".
Varios programas de enseñanza del carácter han surgido en distintas partes del país, algunos de ellos con resultados sorprendentes y cuantificables.
- En 1993 el patio de juegos de la Primaria Gatzert de Seattle, una escuela pobre donde una tercera parte de los niños no tenían hogar, parecía un campo de batalla a la hora del almuerzo. La única manera de controlar las peleas a puños y la conducta violenta era colocar a unos 40 ó 50 buscapleitos habituales contra una pared y vigilarlos.
Hoy en día sólo se registran algunos problemas menores en el patio y ya ningún niño es colocado contra la pared.
Esa transformación exitosa conllevó mucho trabajo duro de parte del personal y estudiantes, según Judy Ginn, maestra de tercer grado,
La contratación de personal nuevo, especialistas en prevención e intervención, el prestar atención al clima cambiante y a la cultura de la escuela, y el Giraffe Heroes Project -un currículo práctico de enseñanza de valores que Ginn y otras maestras han utilizado en sus salones desde 1994- influyeron en el cambio.
Mediante el Giraffe Project los niños trabajan con voluntarios adultos que les enseñan a ser como las jirafas: Animales que muestran orgullosamente su cuello, tienen gran corazón, son persistentes, no hacen daño y hacen del mundo un lugar mejor con sus acciones.
Los niños crean proyectos comunitarios, como repartición de alimentos enlatados o campañas de recogido de basura, que ellos mismos organizan.
En ese proceso aprenden a trabajar juntos para el bien común y contribuir algo positivo.
- En la escuela infestada de pandillas Intermedia Garfield de Albuquerque, Nuevo México, el programa  Character Counts (Tus Valores Cuentan), que destaca seis facetas del carácter mediante un currículo, fue introducido con gran éxito. El primer año el número de incidentes de violencia escolar registrados bajó de 91 a 26, según el principal Louis Martinez.
- Luego de que el distrito escolar Round Rocks de Austin, Texas, introdujera la enseñanza de valores en su currículo, la Escuela Primaria Joyville, de 576 estudiantes, reportó una disminución del 40% en sus problemas por indisciplina.
¿Qué es la educación del carácter?
La educación del carácter es la enseñanza de valores fundamentales.
Por ejemplo, el programa el Tus Valores Cuentan define seis "pilares del carácter" que deben enseñarse: Confiabilidad, respeto, responsabilidad, justicia, bondad y civismo.
En su libro The Educated Child, William J. Bennett escribe: "La buena enseñanza del carácter cultiva virtudes mediante la formación de buenos hábitos". Según Bennett, los niños deben aprender mediante actos que la honestidad y la compasión son buenas, y que el engaño y la crueldad son malos.
El autor cree que los adultos en las escuelas y los padres deben esforzarse por ser modelos de buen carácter. La enseñanza de los valores es más efectiva si se integra a los demás cursos académicos.
En las ciencias, los maestros pueden discutir el valor de la honestidad en los datos, y en matemáticas los estudiantes pueden aprender la persistencia trabajando en un problema hasta dar con la solución correcta.
La historia también contiene lecciones valiosas y héroes del carácter, como Abraham Lincoln, quien caminó tres millas para devolver seis centavos.
Durante los años '60 y '70 muchos maestros dejaron de enseñar valores porque no creían que era su deber imponer sus valores en los estudiantes.
Pero ahora ven cómo la inclusión de educación de valores puede transformar una escuela.
"Valores es un término emocionalmente cargado. Evitamos esa discusión. Nosotros lo vemos como que estamos enseñando destrezas para vivir, lo que debes saber para vivir en el mundo. Tenemos que hacer esto porque es un imperativo cultural que los niños aprendan a llevarse", dijo Ginn, del Giraffe Heroes Project.

Rol de los padres y madres

Modelos efectivos
No todos los programas de enseñanza de valores son efectivos, según Bennett. Las discusiones sobre control de armas, aborto y matrimonio gay no les enseñan a los jóvenes sobre el bien y el mal, ni a cómo llevarse bien con los otros.
Cuidado con los administradores escolares, dice Bennett, que simplemente colocan carteles que dicen "Ayuda a otros" o "Gracias por ser amable hoy", y creen que con eso ya han hecho su trabajo.
Los programas efectivos involucran a los niños con actividades prácticas en donde se enfatizan los valores en la escuela y en el currículo.
La enseñanza de los valores también incluye tener altos estándares de éxito académico. "Cuando se les hace trabajar y sudar mentalmente, (los estudiantes) aprenden virtudes como la laboriosidad y la persistencia", dice Bennett.
"Las escuelas estimulan la pereza, la despreocupación y la irresponsabilidad cuando los estudiantes rara vez tienen tareas, cuando no se les hace responsables por sus errores de ortografía o gramática o aritmética, cuando pueden obtener altas calificaciones con poco esfuerzo", dice Bennett.
Rol de los padres y madres
Muchos maestros se quejan de que los padres o madres son muy permisivos y no proveen suficiente disciplina en casa.
La enseñanza de los valores funciona mejor cuando las escuelas y las familias trabajan juntas. Esto es lo que tú, como padre o madre, puedes hacer:
- Pregunta al maestro, maestra o principal si la escuela tiene un programa de enseñanza de valores. Si tiene un programa, pregunta si está dando resultados y qué puedes hacer para apoyar sus objetivos desde casa o como voluntario en la escuela.
- Pide ver la tarea de tu hijo o hija y estimula buenos hábitos de trabajo. Insiste en que termine la tarea y la entregue a tiempo. Ponle límites a la televisión y asegúrate de que la tarea sea corregida minuciosamente.
- Actúa si tu hijo o hija está aprendiendo malos hábitos o demuestra una falta de disciplina. Habla con su maestro o maestra sobre esos malos hábitos que está adquiriendo tu hijo, o trata el tema en la próxima reunión de padres y maestros.
- Demuestra valor, respeto y compasión con tus acciones. Háblale sobre los valores y exhibe el buen carácter que quieres que él o ella tengan. Háblale de otras personas que conoces y que sabes que son ejemplo de buen carácter.
 
©GreatSchools
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en