Obama pide al Senado votar la reforma migratoria esta semana

Univision.com | Jun 08, 2013 | 9:41 AM

SIGUIENTE:

El presidente de EEUU dedicó su mensaje sabatino al tema de la reforma migratoria y pidió consenso entre legisladores.

'Nadie obtendrá todo lo que desea', admitió

El presidente estadounidense Barack Obama urgió este sábado al Senado a votar la semana próxima la reforma migratoria, la que dijo era "de sentido común" aunque no perfecta.
"Durante años, nuestro obsoleto sistema de inmigración ha dañado nuestra economía y amenazado nuestra seguridad", dijo Obama en su alocución semanal radial y televisada, informó la Agencia France Press.
"El proyecto de ley en manos del Senado no es perfecto. Es un compromiso. Nadie obtendrá todo lo que desea, ni los demócratas, ni los republicanos, ni yo", reconoció.
"Pero es un proyecto de ley ampliamente consistente con los principios que reiteradamente esbocé para una reforma migratoria de sentido común", agregó.
Efe recuerda que el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, ha prometido un proceso abierto y transparente para alentar el debate de enmiendas, con la meta de someter la reforma a votación antes del festivo por el "Día de la Independencia", el próximo 4 de julio.
Obama advirtió de que los detractores de la reforma "van a hacer todo lo que puedan" para bloquearla en el Senado, e intentarán "atizar el miedo y crear divisiones".
'Medidas de sentido común'
La AFP recuerda que la reforma migratoria, una meta del segundo mandato de Obama y que cuenta con apoyo en ambos partidos, incluye entre otras cosas avances en la seguridad fronteriza, programas de visados para trabajadores calificados y no calificados, y otorgaría la ciudadanía a más de 11 millones de indocumentados.
"Son todas medidas de sentido común", señaló Obama, por lo que "no hay motivo para que el Congreso no pueda trabajar junto y enviar la ley a mi escritorio para el fin del verano (boreal)" para su promulgación.
El proyecto requiere de 60 votos en el Senado de 100 bancas, y luego deberá ser enviado a la Cámara de Representantes, donde su futuro es incierto y los legisladores elaboran su propio proyecto.
Tras su derrota en las elecciones presidenciales de 2012, los líderes republicanos han cambiado su posición y ahora apoyan una reforma migratoria con la esperanza de recuperar adeptos en entre el electorado hispano, cuyo peso electoral crecerá en el futuro.
Pero el ala más conservadora del partido republicano aún impone obstáculos y se resiste a apoyar lo que consideran una "amnistía" para los inmigrantes que ingresaron al país en forma ilegal.
Obama urgió a los ciudadanos a defender la reforma ante sus representantes: "díganles que tenemos el poder de hacer esto de una forma que esté a la altura de nuestras tradiciones como país de leyes y país de inmigrantes".
Respuesta de desilusión
En respuesta al mensaje, informa por su parte The Associated Press, un grupo de activistas dijo sentirse "decepcionado".
"Fuera de Washington, el presidente es visto más como un 'director de deportaciones' que como un defensor de la reforma en estos momentos", dijo Pablo Alvarado, director ejecutivo de la Red Nacional de Jornaleros Organizados.
"La verdad es que el presidente supervisa la expulsión de 1,100 personas cada día", dijo. "Sus palabras suenan como promesas vacías cuando se comparan con sus acciones".
"El presidente debe detener las deportaciones", agregó.
Durante una sesión celebrada la víspera en el pleno del Senado —previa a la primera votación prevista para el martes— dos senadores republicanos expresaron su rechazo a la reforma migratoria por considerar que legaliza a personas que violaron leyes para ingresar a Estados Unidos.
Sin embargo, el jefe de la bancada mayoritaria del Senado —el demócrata Harry Reid— coincidió en que la iniciativa obtendrá más de los 60 votos necesarios para que se convierta en ley.
"Realmente pienso que los tenemos. Tenemos casi a todos los demócratas. Podemos perder a algunos. Tendremos más que el 90 por ciento de los demócratas. Todo lo que necesitamos es una pequeña ayuda de los republicanos", dijo el senador durante una entrevista concedida a Univisión, cuya transcripción fue difundida el viernes pero que será transmitida el domingo.
Reid también criticó a la cámara baja por votar esta semana en contra de la política del presidente Barack Obama de poner fin a la deportación de cientos de miles de inmigrantes que llegaron a Estados Unidos sin permiso cuando eran niños, poniendo en evidencia los obstáculos que enfrentará la iniciativa en ambas cámaras.
Reid indicó que la votación de la cámara baja ocurrió el mismo día en que el presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner, escribió una columna de opinión a favor de la reforma migratoria.
"Los integrantes de la cámara tienen una batalla entre ellos mismos. No saben lo que quieren hacer", agregó. "Pero creo que cuando llegue el momento decisivo, la cámara apoyará nuestra versión del Senado, un proyecto de ley sólido".
Reid dejó claro en la entrevista que la votación de la cámara baja no cuenta con apoyo en el Senado, por lo que no tiene posibilidad alguna de convertirse en ley.
©Univision.com
Commentarios