ExNavy Seal de la Marina se convirtió en transgénero

AFP | Jun 06, 2013 | 2:14 PM

Escribió libro electrónico

Un exmiembro condecorado del comando de élite Navy Seal de la Marina de Estados Unidos asumió su identidad como mujer tras someterse a una terapia hormonal y escribió sobre su lucha de género en un libro autobiográfico titulado Princesa Guerrera (Warrior Princess).
Kristin Beck publicó un libro electrónico en el que relata su confusión interior cuando integraba la unidad exclusivamente de hombres SEAL Team 6, del cual se retiró meses antes de que el grupo matara al líder de Al Qaida, Osama Bin Laden, en su escondite en Pakistán en 2011.
El libro de Beck, dedicado a aquellos temerosos de declararse transgénero, se publica más de dos años después de que el Congreso de Estados Unidos derogara la prohibición de que efectivos declarados homosexuales revistan en las fuerzas armadas estadounidenses.
Pero los hombres y mujeres abiertamente transgénero siguen excluidos del servicio y los activistas esperan que esta autobiografía contribuya a cambiar la situación.
El libro salió a la venta el sábado en Amazon.com y tiene como subtítulo El viaje de un Navy SEAL para revelarse como transgénero. En la portada aparece una foto de Beck vestido como un guerrero SEAL por excelencia, con barba espesa, gafas de sol y uniforme de camuflaje.
Sus excompañeros lo apoyan
Para sorpresa de Beck, sus excompañeros le han enviado mensajes de apoyo y aliento.
“Hermano, estoy contigo… ser un SEAL es duro, esto parece más difícil. Paz”, le escribió un comando, según trascendidos.
Otros Navy Seals, entre ellos algunos implicados en la redada a Bin Laden, han escrito libros de memorias bajo seudónimo, en los que describen dramáticas batallas, junto con anécdotas de camaradería y de frustración con la burocracia de Washington.
Pero Beck no usa seudónimo al escribir sobre sus 20 años de carrera militar, por la que fue enviado 13 veces a distintas partes del mundo, y durante la cual luchó con su identidad de género y gradualmente reconoció que estaba destinado a ser una mujer.
©AFP
Commentarios