Militares testifican sobre abusos sexuales y cómo reformar la justicia militar

Univision.com | Jun 04, 2013 | 6:04 PM

SIGUIENTE:

El problema afectó a 26.000 personas el año pasado, la mayoría mujeres. Los jefes militares reconocen el problema, pero se oponen a perder autoridad.

Oficiales militares, reticentes a enmiendas del código

Altos mandos militares estadounidenses comparecieron en una audiencia para tratar el tema del acoso sexual en las fuerzas armadas, problema que afectó a 26 mil personas el año pasado, la mayoría de ellas mujeres.
Sentados con sus uniformes a lo largo de una inmensa mesa en la sala de audiciones del Senado estadounidense, 20 de los más altos jefes militares fueron sometidos a más de cuatro horas de duro interrogatorio por parte de los senadores, consternados por la epidemia de violaciones, agresiones y acosos sexuales que registra el Ejército.
En este momento existen siete proyectos de ley que enmendarían el código de leyes militares para quitarle las opciones que según los críticos, le dan mucha discreción a los oficiales.
De acuerdo a AFP, en la audiencia, todos los grandes responsables militares estadounidenses se mostraron reticentes  a las propuestas que tratan de hacer la justicia militar independiente de su autoridad en el caso de las agresiones sexuales, aunque prometieron un cambio de cultura en sus rangos.
"No podemos solucionar este problema sin un cambio de cultura en el seno del Ejército", declaró Carl Levin, presidente demócrata de la comisión de Defensa, que juzga indispensable establecer "una política de tolerancia cero contra los delitos sexuales".
"Nosotros reaccionamos de manera rápida y deliberada para cambiar una atmósfera que se ha convertido en muy complaciente", le respondió el presidente del estado mayor conjunto de Estados Unidos, general Martin Dempsey.
Pero "el papel del comandante debe continuar siendo central", advirtió. "Nuestro objetivo debería ser hacer a los comandantes más responsables, no menos capaces de corregir esta crisis. La responsabilidad del comandante para preservar el orden y la disciplina es esencial", añadió.
El jefe del Ejército de Tierra, el general Ray Odierno, enumeró las medidas puestas en marcha en los últimos dos años, como una formación para que los oficiales informen de toda queja a sus superiores. E insiste en que la autoridad militar del comandante de una base siga siendo incontestable.
"La mayoría de los problemas comprobados no son resultado del fallo de nuestro sistema de justicia militar, sino de la incapacidad de algunos comandantes y responsables de gestionar correctamente este sistema", declaró.
Sale a la luz aumento de agresiones
Todo el Ejército se ha visto menoscabado por la acumulación de casos de agresión sexual y un informe del Pentágono que muestra un aumento de los mismos de un 6% en un año, es decir, en 2012 se registraron 3.374 casos.
Y todo esto se ha visto reforzado por la salida a la luz de revelaciones y acusaciones que indican la necesidad de acciones urgentes.
Un general de la Fuerza Aérea anuló a comienzo del año un veredicto contra un oficial que había sido condenado por la justicia militar por agresión sexual.
El mes pasado el encargado de la prevención contra la violencia sexual de la Fuerza Aérea fue detenido en estado de ebriedad tras haber agredido sexualmente a una mujer cerca del Pentágono.
Otros casos que ha escandalizado recientemente al país fueron las acusaciones de violación contra tres jugadores de fútbol americano de la Academia Naval de Annapolis. Una investigación al respecto sigue en marcha.
También destaca el caso del sargento de la academia militar de West Point, que enfrenta las acusaciones de haber filmado secretamente a cadetes mujeres sin su consentimiento, a veces cuando se encontraban en la ducha.
Medidas propuestas
Una medida impediría a los comandantes militares modificar o anular el veredicto de una corte marcial. Otra convertiría en sistemática la atribución de un abogado especializado para víctimas de agresiones sexuales, una medida ya puesta en práctica desde enero en el seno de la Fuerza Aérea. Otra iría un poco más lejos y crearía una autoridad judicial independiente de la cadena de comandantes para determinar el seguimiento a realizar en un caso determinado.
"Habeís perdido la confianza de los hombres y mujeres que cuentan con vosotros", les reprendió la demócrata Kirsten Gillibrand. "Tienen miedo de demandar, piensan que eso pondrá fin a sus carreras".
"Hay todavía comandantes que no saben hacer la distinción entre una palmada en las nalgas y una agresión sexual", justificó, recordando que Israel, Australia y Reino Unido han realizado reformas similares.
El republicano James Inhofe frenó, sin embargo, todo el empeño de sus colegas demócratas. "No podemos abolir las agresiones sexuales votando leyes", advirtió.
"Debemos dar a nuestros responsables militares la ocasión de poner en práctica los cambios votados recientemente y controlar su eficacia", solicitó, en referencia a las 10 medidas votadas en diciembre contra las violaciones y agresiones sexuales.
©Univision.com
Commentarios