Se querellan contra sacerdote polaco por supuestos abusos a niños dominicanos

EFE | May 31, 2013 | 4:08 PM

Hallaron 'pertenencias comprometedoras'

Un sacerdote de origen polaco fue denunciando formalmente hoy por los padres de al menos 14 niños y adolescente dominicanos quienes aseguran haber sido víctimas de abusos en el norte del país por parte del religioso, que se marchó hace unos días a su nación.
La querella contra Alberto Gil Nojache fue presentada en el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes y en la Unidad de Violencia de Género de la Fiscalía de la provincia de Santiago, ubicada a 155 kilómetros al norte de Santo Domingo.
Los hechos sucedieron en la localidad de Juncalito, del municipio de Jánico, localizado en Santiago, donde el sacerdote católico tenía a su cargo 180 niños a los que formaba en tareas de rescate.
Una fuente próxima a la investigación dijo a Efe que el Ministerio Público, a través de la Unidad de Género de la Fiscalía local, y la Policía requisaron la casa donde vivía Gil Nojache, y encontraron "pertenencias comprometedoras", que no revelaron.
Según versiones dadas por vecinos de Juncalito a medios de prensa, los niños y adolescentes supuestamente víctimas del religioso, quien hoy fue suspendido de sus funciones, totalizan 14.
Sin embargo, la fuente consultada por Efe se limitó a decir que la Fiscalía junto a otros organismos de seguridad del Estado investigan el caso "para establecer responsabilidades".
Los menores narraron a sus padres que el sacerdote les tocaba los genitales y que, incluso, llegó a pedir a algunos de ellos que le mostraran la ropa interior y "hasta que se las modelaran".
Investigación en curso
El canciller de Arzobispado de la Arquidiócesis de Santiago, Alberto Arias, confirmó en declaraciones publicadas por el periódico dominicano El Caribe que hay una investigación en curso sobre la denuncia.
"Sabemos que hay una investigación sobre él. Hasta ahora lo que pedimos es que se investigue a fondo" en tema, dijo Arias, quien pidió al sacerdote responder a las acusaciones.
Agregó que "cualquier tipo de investigación que verse sobre él o de cualquier sacerdote de la índole que sea, pedimos que se llegue al fondo porque nosotros no tapamos nada".
De acuerdo con la denuncia, el religioso salió hace unos días a su país con la intención de regresar a la República Dominicana el martes, lo que no sucedió.
El Arzobispado de Santiago informó hoy que la congregación Superior San Miguel Arcángel de los "Padres Miguelitas", de la región del Caribe, decidió suspender al sacerdote de sus funciones.
En una comunicación enviada a los medios, entre ellos Efe, el Arzobispado dijo que en el momento en que se denunciaron los casos el sacerdote estaba en Polonia, su tierra natal, coincidiendo con las vacaciones anuales que le otorga su Congregación.
También informó que la congregación del religioso le ha pedido que retorne cuanto antes al país para que responda por los hechos que se le imputan.
"Una vez informada la Congregación, le pidió a la Fiscalía que llevara a cabo las investigaciones correspondientes hasta las últimas consecuencias, de acuerdo a las leyes dominicanas, de tal manera que prevalezca la verdad y la justicia", aseguró la fuente en el comunicado.
©EFE
Commentarios