Colombia y Venezuela viven impasse por visita de Capriles

Univision.com | May 30, 2013 | 12:54 PM

Duras críticas y cuestionamiento a participación en diálogo

El presidente Juan Manuel Santos recibió el miércoles en Bogotá al excandidato venezolano Henrique Capriles, lo que generó una dura reacción de Caracas que advirtió que podría revisar su papel en el proceso de paz con la guerrilla de las FARC, mientras la cancillería colombiana intentaba calmar las aguas.
"En aras de mantenernos alejados de la diplomacia de micrófonos que es tan dañina, trataremos este tema de manera directa con el gobierno venezolano", dijo la canciller colombiana María Angela Holguín, según informó la Agencia France Press.
"El presidente, desde que inició su gobierno, decidió tratar los asuntos con el gobierno de Venezuela de una manera directa y sin micrófonos", recordó la funcionaria.
En entredicho proceso de paz con la guerrilla
La cancillería venezolana advirtió que el encuentro de Capriles y Santos llevara a evaluar si sigue apoyando el proceso de paz que Bogotá emprendió desde el año pasado con la guerrilla comunista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se cumple mediante una mesa de diálogo en La Habana.
La AFP recordó que Capriles fue recibido primero por Santos y luego por las directivas del Congreso, a quienes solicitó apoyo para que se cumpla con una auditoría electoral.
"Mi petición al presidente Santos es lo que se acordó en Unasur, no hay otra petición (...) a todos los presidentes que estuvieron allí se les dijo que iba a hacerse una auditoría, ese proceso no se hizo, fue una farsa la auditoría que se montó", dijo Capriles en una rueda de prensa en la sede del parlamento colombiano.
Capriles se refirió así a la reunión del organismo regional convocada en Lima, a raíz de la crisis que se desató en Venezuela luego de que el opositor desconociera la victoria del chavista Nicolás Maduro, quien se impuso por 1.49% de ventaja.
En la mañana, Capriles había sostenido un encuentro privado con Santos en la Casa de Nariño, sede de la presidencia, al cabo de la cual ninguno de los dos dio declaraciones.
La presidencia colombiana publicó luego una foto del encuentro, que también fue difundida por Capriles.
El canciller venezolano Elías Jaua aseguró desde Caracas que Santos ha "dado un paso que de manera dolorosa, debemos decirlo, nos va a llevar a un descarrilamiento de las buenas relaciones que tenemos".
"Sin duda alguna que la situación que hoy se ha presentado nos obliga a nosotros a revisar la participación de Venezuela como facilitador" de las negociaciones con las FARC, indicó.
Santos había recibido a Capriles, también en Bogotá, en mayo del año pasado, cuando éste se encontraba en campaña electoral para las presidenciales que ganó Chávez.
El líder opositor prepara viajes similares a otros países latinoamericanos, aunque no quiso adelantar cuáles serían para que no haya intentos de "bloquear sus visitas" por parte del gobierno venezolano, según dijo.
Después de las elecciones, dirigentes de la oposición venezolana han realizado viajes a varios países de América Latina y de Europa para denunciar supuestas irregularidades en esos comicios y acoso a los detractores del gobierno.
Colombia mantiene prudencia
Por su parte, el gobierno colombiano mantiene prudencia frente a las reacciones de Caracas por la visita que el líder opositor venezolano Henrique Capriles realizó a Santos.
El ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en un comunicado emitido en las últimas horas, advirtió que el gobierno de Juan Manuel Santos no entrará en una "diplomacia de micrófonos", informó Notimex.
"En aras de mantenernos alejados de la diplomacia de micrófonos que es tan dañina, trataremos este tema de manera directa con el Gobierno venezolano", indicó una declaración de la canciller María Ángela Holguín.
El gobierno del presidente Nicolás Maduro cuestionó que Santos haya sostenido una reunión con Capriles en la presidencial Casa de Nariño y advirtió que revisara el papel de Venezuela en el proceso de paz en La Habana.
"El presidente de la República, Juan Manuel Santos, desde que inició su Gobierno, decidió tratar los asuntos con el Gobierno de Venezuela de una manera directa y sin micrófonos", puntualizó la declaración oficial.
Por su parte, el ex presidente Alvaro Uribe Vélez sostuvo que el gobierno colombiano es autónomo para conversar con la oposición venezolana.
El ex mandatario en su cuenta de la red social Twitter planteó que la reunión Santos-Capriles fue "institucional y conocida, no clandestina como las del Gobierno de Venezuela con terrorista FARC".
Santos sería cómplice del fraude electoral en Venezuela, según candidato colombiano
Por su parte, la web El Nuevo Herald public que el que se vive “es uno de los episodios más vergonzantes de la política exterior de nuestra historia”, según dijo Francisco Santos sobre su primo y actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
El exvicepresidente considera que este momento constituye un hito histórico en la diplomacia del país andino.
Según el potencial rival del gobernante en las elecciones presidenciales de 2014, Santos “echó al agua” a las fuerzas democráticas del vecino país al reconocer el gobierno de Maduro, pese a las dudas sobre las pasadas elecciones.
“Maduro es un presidente ilegítimo. Se robó unas elecciones y en América Latina (…) nadie se atrevió a levantar un dedo”, citó el medio al ex vicepresidente.
“El presidente Santos actuó de una manera cobarde frente a la vigilancia de algo tan precioso, de todos los que nos consideramos demócratas, como es preservar la democracia en países cercanos a nosotros y en el que es fácil ver cómo se desmoronan todos los espacios democráticos”.
Capriles califica de 'inaceptable'
En tanto, el dirigente opositor venezolano Henrique Capriles consideró el jueves "inaceptable" la reacción del gobierno en Caracas, que molesto por su visita a Colombia dijo que reevaluará el apoyo que brinda al proceso de paz con la guerrilla FARC.
"La paz nunca puede ser objeto de chantaje, o se quiere la paz y se trabaja por la paz o no se quiere la paz. No puede haber puntos intermedios", dijo Capriles a la colombiana Blu radio.
Las declaraciones de Capriles responden a una advertencia del canciller venezolano Elías Jaua, quien la noche del miércoles anunció que revisará el acompañamiento de Venezuela en el proceso de paz de Colombia.
"Es muy difícil trabajar por la paz de un pueblo hermano cuando desde las más altas instituciones de ese pueblo hermano se estimula y alienta la desestabilización en Venezuela", dijo Jaua, al cuestionar la reunión privada que el pesidente Juan Manuel Santos concedió a Capriles el miércoles por la mañana en Bogotá.
Venezuela, junto con Chile, participa como país acompañante de los diálogos entre el gobierno de Santos y las FARC, mientras que Noruega y Cuba actúan como garantes de ese proceso.
Para Capriles, es "inaceptable tratar de condicionar a Colombia y decirle a quién puede recibir y a quién no".
"Son patadas de perdedores, porque a quienes se robaron las elecciones solamente les queda eso: insultar, descalificar, tratar de evitar que la voz de millones de venezolanos se escuche en Colombia, como se va a escuchar en otros países de América Latina", añadió Capriles, que ha impugnado las presidenciales del pasado 14 de abril, en las que perdió frente al chavista Nicolás Maduro por una diferencia de 1.49 puntos porcentuales.
Después de su reunión con Santos, Capriles fue recibido el miércoles por las directivas del Congreso colombiano. Este jueves tiene previsto un encuentro con la comunidad venezolana y una rueda de prensa.
©Univision.com
Commentarios