Protestas por deportaciones en la visita de Obama a Chicago

Univision.com | May 30, 2013 | 5:37 AM
Protestas ante la lle... Protestas ante la lle...
3 Pausar Auto Play

Manifestantes piden al mandatario detener las deportaciones mientras se discute la reforma migratoria en el Congreso.

Un grupo de personas protestó frente al hotel donde se hospedó el presidente Barack Obama durante su viaje de dos días a Chicago para hacerle saber su posición e en contra de las deportaciones.
Los manifestantes se ataron las manos con tubos y algunos fueron arrestados, reportó Viviana Ávila a Univision.
Fue una poco cordial bienvenida de familias inmigrantes y activistas al presidente Obama quien visitó Chicago para participar en dos eventos de recaudación de fondos para miembros del partido demócrata.
En las afueras del hotel donde se realizó la primera cena se extendió una pancarta donde se llamó a Obama “Comandante en Jefe de las Deportaciones”.
“Estoy aquí porque yo sé que todos los días están ocurriendo mil cuatrocientas deportaciones y yo no quiero ser una de esas madres que están siendo deportadas cada día” aseguró Aracely Lucio, madre indocumentada.
En horas de la mañana un grupo de doce manifestantes también bloqueó parte del tramo de esta avenida principal en el centro de Chicago para protestar en contra de las deportaciones, los manifestantes se amarraron con tubos para formar una cadena humana pero la policía utilizó sierras para separarlos y posteriormente arrestarlos.
“Aunque la reforma pase las deportaciones van a seguir ocurriendo y sabemos que Obama puede hacer algo para pararlas” declaró una joven que era arrestada por la policía.
Durante la manifestación de este miércoles se dieron a conocer los casos de nuevos deportados, como el esposo de una inmigrante que fue expulsado del país hace dos semanas.
“Qué paren las deportaciones, que mi esposo regrese con su familia es lo que le pido” dijo entre lágrimas Teodora Tolayo quien iba acompañada de sus dos hijos.
Otro caso es el de Carmen Cruz, cuyo marido debe salir voluntariamente el próximo 15 de agosto.
“Ya no lo quieren más y yo creo que injustamente porque él tiene 23 años trabajando, pagando sus impuestos” dijo Carmen.
Activistas dicen que no se cansarán de realizar sus protestas en contra de las deportaciones pues para hablar de reforma migratoria debe primero detenerse la separación de las familias.
La presión por la reforma migratoria continuará este jueves en Chicago cuando el obispo de esta ciudad presida un servicio religioso en el que pedirá por la legalización de los 11 millones de indocumentados que hay en el país.
©Univision.com
Commentarios