Venezuela acusa a Colombia de aliarse con Capriles para conspirar

EFE | May 29, 2013 | 11:15 PM
Visita de Capriles te... Visita de Capriles te...
3 Pausar Auto Play

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos recibió a Henrique Capriles en Bogotá y el gobierno de Nicolás Maduro reaccionó.

El Gobierno de Venezuela denunció este miércoles una conspiración en su contra que, dijo, involucra a "los más altos poderes del Estado" colombiano y al líder opositor venezolano Henrique Capriles, que se encuentra de visita en el vecino país.
Capriles, llegó el martes a Bogotá y esta mañana fue recibido en una audiencia privada por el jefe del Estado colombiano, Juan Manuel Santos, lo que Caracas condenó airadamente.
El canciller venezolano, Elías Jaua, afirmó que con la visita de Capriles a Colombia y su entrevista con Santos "se confirma que desde Bogotá hay una conspiración abierta contra la paz en Venezuela", que alcanza "los más altos poderes del Estado colombiano", según publica la agencia de noticias Efe.
El Gobierno de Maduro "lamenta profundamente que el presidente Santos haya dado un paso que de manera dolorosa nos va a llevar a un descarrilamiento de las buenas relaciones bilaterales", dijo el canciller en declaraciones a la televisión estatal.
Peligran relaciones bilaterales 
Jaua anunció además que Maduro pidió el regreso a Venezuela de su representante en La Habana para el proceso de paz en Colombia, Roy Chaderton, para evaluar la participación de Caracas en esas negociaciones, aunque aclaró que aún no se ha tomado una medida al respecto.
"Es lamentable para ambos pueblos" que mientras el Gobierno de Venezuela "está haciendo esfuerzos denodados" para lograr la paz en Colombia, a cambio "reciba como respuesta de las instituciones del Estado colombiano en Bogotá el aliento y el estímulo a quienes pretenden desestabilizar la paz en Venezuela".
Previamente, el presidente del Parlamento venezolano, el diputado chavista Diosdado Cabello, calificó como una "agresión" a Venezuela la reunión de Santos y Capriles, y acusó al gobernante colombiano de poner una "bomba" a las "buenas" relaciones bilaterales construidas por el fallecido presidente Hugo Chávez (1954-2013).
Para Cabello la entrevista con Santos fue una "mampara" (cortina) para tapar los supuestos encuentros de Capriles, al que llamó "fascista y asesino", con el expresidente colombiano Álvaro Uribe, a quien describió como "nefasto para el continente".
El presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, adelantó que propondrá aprobar un acuerdo legislativo de "rechazo" a la actitud de Colombia, y que se le exija al Gobierno de Santos que "clarifique si está con el golpismo que representa Capriles o con el pueblo de Venezuela".
Capriles también se reunió este miércoles con los presidentes del Senado de Colombia, Roy Barreras, y de la Cámara de Representantes, Augusto Posada Sánchez.
Reacción 'desproporcionada' de Venezuela
Para la internacionalista y profesora universitaria María Teresa Romero, la reacción del Gobierno de Maduro ha sido "desproporcionada, irresponsable e inconveniente" para Venezuela, que sale perdiendo porque necesita de la alianza con Colombia.
"El Gobierno venezolano debería saber que cualquier Gobierno y Parlamento puede recibir a cualquier actor político, es algo natural y es hasta ridículo que se pongan en jaque unas relaciones bilaterales" por ello, declaró a la agencia Efe Romero, docente en la Universidad Central de Venezuela (UCV-pública).
La reacción venezolana "lo que hace es desprestigiar y aislar Venezuela, lo que es inconveniente para el Gobierno de Maduro que afronta un contexto interno e internacional cada vez más difícil y necesita de la alianza con Colombia", añadió la experta.
©EFE
Commentarios