La mayoría de los inmigrantes deportados vuelven a intentarlo

Univision.com | May 24, 2013 | 1:36 AM

SIGUIENTE:

Así lo revela una investigación del centro de reportajes investigativos en colaboración con Noticias Univision. Luis Megid reporta desde los dos Nogales.

Arriesgan varias veces la vida

El deseo de alcanzar el llamado sueño americano es tan fuerte que la mayoría de los inmigrantes deportados a sus países están decididos a volver a intentarlo, esto lo revela un estudio del Centro de reportajes investigativos en colaboración con Noticias Univision.
Luis Megid reporta a Univisión que los hambrientos y exhaustos deportados que llegan al albergue San Bosco en Nogales, Sonora, confiesan que no es la primera vez que intentan cruzar la frontera.
Miguel Ángel Luna Pérez es uno de los deportados que hablaron con Univision desde el albergue San Bosco y quien asegura que la patrulla fronteriza lo ha detenido en Dieciséis ocasiones.
Esta vez Miguel Ángel se quebró el codo en el desierto y fue encarcelado un mes como castigo pero ni bien se reponga “voy a volver a cruzar, no tengo duda” asegura.
Es una historia común a pesar de que la patrulla fronteriza dice que las murallas que dividen a México de Estados Unidos, un aumento en la vigilancia y una mala economía han reducido las detenciones de quienes cruzan ilegalmente a niveles históricamente bajos; sin embargo, los agentes reconocen que varias veces se encuentran con las mismas caras.
Analizando las 350 mil detenciones realizadas el pasado año fiscal una investigación del centro de reportajes investigativos en colaboración con Univision encontró que más de 100 mil personas habían sido detenidas por lo menos dos veces en el pasado, más de 21 mil tenían seis detenciones o más.
Los encarcelamientos no los hacen desistir
Para ellos el jefe de la patrulla fronteriza de Tucson tiene una advertencia “Si una persona intenta cruzar de nuevo una vez que haya sido aprehendido la próxima vez a la mejor no va a tener tanta suerte y puede ser abandonado por un contrabandista y terminamos encontrando un cuerpo” dijo Manuel Padilla.
Algunos pasan días en el desierto tratando de cruzar, a otros les toma segundos saltar la muralla aún por la parte más vigilada. A todos ellos el gobierno quiere mostrarles que cruzar ilegalmente tiene consecuencias con un programa que en inglés se conoce como Operation Streamline. En el sector de Tucson la corte federal envía 70 indocumentados diariamente a la cárcel.
Ernesto Márquez iba a Portland a reunirse con su esposa y sus dos hijos lo condenaron a dos meses, su familia no sabe si está vivo o si murió en el desierto a él ya lo arrestaron diez veces y dice que lo intentará “Las veces que sean necesarias para estar con su familia”.
Al respecto, Isabel García que ha trabajado durante años defendiendo a inmigrantes dice que mientras las familias estén separadas  no habrá ley que funcione.
“La gente viene cruzando porque está su familia aquí en Estados Unidos, la mayoría de ellos designan Estados Unidos como su hogar” aseguró Isabel García de la Coalición de Derechos Humanos.
En el refugio para migrantes en Sonora los nuevos deportados se preparan para pasar la noche, ante la pregunta de Luis Megid sobre cuántos de ellos tratarán de cruzar de nuevo, la mayoría aseguran que lo volverán a intentar, sólo esperan que el nuevo día les de otra oportunidad.
Operation Streamline podría extenderse a la reforma migratoria
En inglés se llama Operation Streamline y estos son los resultados, todos los días en la Corte Federal de Tucson, Arizona se repite el mismo ritual, grupos de inmigrantes se presentan esposados ante el juez y en menos de una hora 70 son condenados de 30 a 180 días de cárcel por cruzar ilegalmente la frontera, reportó a Univision Luis Megid.
El juez federal Bernardo Velasco ha presidido en cientos de audiencias y su opinión sobre el programa es que “no está funcionando como se quisiera, hay algunos que no regresan pero hay más que sí regresan”.
Velasco también menciona que Streamline no ha parado la inmigración ilegal y en cambio ha creado muchos trabajos “los abogados tienen mucho trabajo, la migra, la aduana, toda esa gente, todos tenemos trabajo pero la solución no” afirmó el juez.
El programa empezó en el 2005 en Texas y se ha extendido a varias regiones de la frontera, sólo en el área de Tucson cuesta millones de dólares, los críticos dicen que compañías que operan centros de detención ganan muchísimo dinero.
“Acá en Tucson le pagamos a las compañía privada Corrections Corporation of America 17 millones de dólares por mes, simplemente para encarcelar a toda la gente que está en esta corte aquí en Tucson” afirmó Isabel García de la Coalición de Derechos Humanos.
Aunque los críticos cuestionan los resultados del Operation Streamline la reforma migratoria que se está discutiendo en estos momentos en Washington quiere expandir el programa aumentándolo a tres veces el tamaño que tiene actualmente.
Hoy en día en Tucson uno de cada cuatro indocumentados como Lydia Pérez termina en la cárcel, al respecto la joven dice “Si uno no tiene dinero en el banco o propiedades uno no califica para una visa o un permiso, por eso la única opción que nos queda es cruzar” expresó entre lágrimas Lydia.
“Cuando la necesidad es más grande que el castigo hay que hacer la lucha” finalizó el juez Bernardo Velasco.
Human Rights Watch fustigó el programa
Sobre este programa, Human Rights Watch (HRW) fustigó que las autoridades están convirtiendo a los inmigrantes en “delincuentes” al enjuiciarlos en vez de deportarlos.
En un informe realizado por HRW se recomienda al gobierno que suspenda los enjuiciamientos penales por ingresar y reingresar sin autorización al país, y señaló que la mayoría de los afectados son extranjeros sin antecedentes penales cuyos derechos frecuentemente terminan siendo vulnerados.
“Muchos de estos inmigrantes no suponen una amenaza para la seguridad pública y son simplemente personas que intentan estar con sus familias”, dijo Grace Meng, investigadora sobre Estados Unidos de HRW y autora del informe.
El reporte que hace dos días publicamos en Univision añade que estos procesos a menudo afectan a personas que intentan reencontrarse con familiares en Estados Unidos o escapar a la persecución en su lugar de origen.
©Univision.com
Commentarios