Vuelve calma a Michoacán pero escuelas y gobiernos siguen cerrados

AFP | May 24, 2013 | 12:04 AM

SIGUIENTE:

Todo ha sido generado por la llegada de las fuerzas armadas para pacificar la región. Un escuadrón del ejército fue retenido por las guardias civiles.

Tensión entre la población

Tras una jornada al borde de la crisis en Buenavista, un violento municipio del oeste de México donde fueron desplegadas fuerzas federales, la calma regresa lentamente aunque escuelas y palacios municipales continúan paralizados en esa región del estado de Michoacán, informaron este jueves fuentes oficiales.
Buenavista forma parte de la subregión Tierra Caliente, la más violenta de Michoacán y donde esta semana fueron desplegados miles de militares y policías federales para frenar el fuego entre los narcotraficantes de la zona y los llamados "autodefensas", pobladores que tomaron las armas para combatirlos.
El gobierno de México aseguró que tras el despliegue federal, las guardias comunitarias "ya no tienen razón de ser" y que no se permitirá que civiles porten armas de alto calibre, por lo que el miércoles, cuatro de esos "autodefensas" de Buenavista fueron arrestados por militares.
Esto desencadenó la ira de habitantes del pueblo, quienes bloquearon una importante carretera y retuvieron durante horas a un grupo de militares hasta que lograron la liberación, bajo fianza, de los cuatro civiles armados, según confirmó a la AFP el gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna García.
La liberación de militares y guardias comunitarios puso fin a una larga jornada de fuerte tensión en Buenavista, pero la normalidad no ha vuelto totalmente a la región.
Municipio y colegios están cerrados
"Los alcaldes de Buenavista y Tepalcatepec (otro municipio de Tierra Caliente) no han acudido a sus oficinas", aseguró el mandatario, quien precisó que sólo el edil de Coalcomán acude a la sede de su presidencia municipal.
En tanto, 250 escuelas de esas tres demarcaciones permanecen cerradas "ante la situación de inseguridad que prevalece", afectando a cerca de 5.000 estudiantes de todos los niveles, informó de su lado Jesús Sierra, secretario de Educación de Michoacán.
Además, 50 familias de municipios de la región se encuentran en refugios de Apatzingán, el municipio más importante de Tierra Caliente, tras ser "desplazadas como consecuencia de la inseguridad", aseguró el alcalde de esa demarcación, Uriel Chávez.
Contrariamente a los que ocurría el miércoles, las corridas de autobuses hacia Tierra Caliente se normalizaron, así como las actividades del cultivo de limón, una de las pocas fuentes de recursos económicos de la empobrecida región.
Los guardias comunitarios exigen que las autoridades, antes de desarmarlos, acaben de una vez con Los Caballeros Templarios, el cártel de drogas local que se financia de extorsiones y secuestros contra pobladores, empresarios e incluso alcaldes de la zona.
Michoacán, de unos 4,3 millones de habitantes, fue el primer estado donde el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) desplegó a finales de 2006 su ofensiva militar contra el crimen organizado, que detonó una escalada de violencia que dejó más de 70 mil muertos en todo el país durante su mandato.
©AFP
Comentarios