Cuba espera al menos el azote de un huracán en próxima temporada ciclónica

EFE | May 22, 2013 | 3:32 PM

Fundamental, la preparación

Al menos un huracán podría azotar a Cuba en la próxima temporada de ciclones tropicales en el área del Atlántico Norte, el Golfo de México y el Mar Caribe, informó el Instituto de Meteorología (INSMET) de la isla.
Según la especialista del Centro de Pronósticos INSMET, Maritza Ballester, para esta temporada que comienza el 1 de junio y termina el 30 de noviembre, los meteorólogos cubanos pronostican un "comportamiento activo" con la formación total de 17 ciclones, de los cuales nueve alcanzarán la categoría de huracán.
Ballester advirtió que es "alto" el peligro que representan los huracanes para Cuba, de acuerdo con la cantidad prevista y las condiciones oceánicas y atmosféricas presentadas durante este año.
También insistió en que los elementos peligrosos asociados a esos fenómenos son los fuertes vientos, las lluvias intensas y como el más dañino de todos consideró las penetraciones del mar.
La experta consideró que es "imprescindible" la preparación previa ante cada temporada de ciclones aunque las previsiones indiquen que el riesgo sea bajo para el país.
El fin de semana pasado se desarrolló en toda la isla el ejercicio "Meteoro-2013", dirigido a elevar la preparación de la población y comprobar las medidas preventivas establecidas para enfrentar desastres naturales o tecnológicos y otros eventos extremos, especialmente los temidos huracanes.
Cuba sufrió en octubre del año pasado el impacto del huracán "Sandy", uno de los más devastadores de los últimos años, que tras su paso por la región oriental de la isla dejó once muertos y cuantiosos daños materiales en sectores como la vivienda, la agricultura, las comunicaciones y la electricidad.
En la última década, los cubanos recuerdan el poder destructor de los huracanes "Michelle" (2001), "Iván" (2004), "Dennis" (2005), que dejó 16 muertos, así como el paso en 2008 de "Ike", "Gustav" y "Paloma", cuyas pérdidas ascendieron a los 10,000 millones de dólares.
©EFE
Commentarios