Michoacán, la prueba de fuego para Peña Nieto

Univision.com | May 22, 2013 | 2:23 PM

Primer lugar donde se pone en práctica la política del nuevo gobierno

Al igual que el gobierno de Felipe Calderón, el de Enrique Peña Nieto puso en práctica su estrategia de seguridad en Michoacán. En 2006 comenzó la “guerra frontal contra el crimen organizado” en esa entidad, de donde es originario Felipe Calderón. Esta semana, ahí mismo Enrique Peña Nieto arrancó su “estrategia integral de seguridad”.
De acuerdo a lo que publica la web del diario español El Mundo, el actual gobierno federal mexicano hizo lo propio, pero con tres diferencias de lo hecho anteriormente por Felipe Calderón: lo hicieron con “un mando único, estrecha coordinación y un sistema de inteligencia que permita llegar más allá”.
Sin embargo, en el caso de Peña Nieto arrancar con Michoacán no ha sido estrategia, sino emergencia. Michoacán, una entidad pobre y donde se da tanto la producción como el tránsito de estupefacientes, vive actualmente un momento delicado. No es el único lugar con tales condiciones, pero sí es gobernado a nivel local por el Partido Revolucionario Institucional –el mismo del que procede el presidente--, por lo que la coordinación es mucho más sencilla.
El Mundo apunta además que actualmente, varios cárteles de la droga se encuentran en la disputa del territorio. Son Los Caballeros Templarios los que hoy en día se ven con mayor fuerza en la entidad, a tal punto que en la zona denominada Tierra Caliente no solo extorsionaban, sino que llegaron a cobrar incluso sobreprecios en productos básicos y, a decir de los pobladores, causaron desabastecimiento de gasolina o alimentos por el temor de los proveedores de ingresar a la zona.
Combinación de factores
Ante lo que parecía ser la indiferencia o incapacidad oficial, surgieron entonces grupos de autodefensa, armados hasta los dientes, por lo que la situación se hizo todavía más compleja.
“Llegar ahora a Michoacán y no salirnos hasta que estén las condiciones de paz y seguridad para todos”, es el objetivo que Enrique Peña Nieto habría dado, según el ministro de Interior Miguel Ángel Osorio Chong. Ahora, como hace seis años, quien se encarga de las tareas de seguridad es el Ejército mexicano.
Peña Nieto nombró como “superjefe”, según denomina El Mundo, de Seguridad Pública en Michoacán a Alberto Reyes Vaca, un general que se encargará del despliegue por tierra y aire de unos cinco mil nuevos militares y policías, entre quienes hay equipos de operaciones especiales, unidades de élite de las fuerzas armadas y células de análisis táctico.
El objetivo principal, según el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, es liberar a las poblaciones “de ese cáncer que son las organizaciones criminales”, de modo que se pueda recuperar el control de los servicios y garantizar el libre tránsito en la región. Si en ello “aparecen organizaciones criminales, tendremos que enfrentarlas y ponerlas a disposición de quien corresponda”.
¿Cinco días han bastado?
En tanto, sobre la misma entidad, la versión web del diario mexicano Milenio afirma que en cinco días, localidades como Buenavista Tomatlán, Tepalcatepec y Coalcomán, han sido recuperadas por el Ejército sin soltar un solo disparo. El medio basa su argumento en testimonios de vecinos.
Gracias a la presencia militar, apunta el medio, los ediles de Coalcomán y Tepalcatepec, Rafael García y Guillermo Valencia, reconocieron por separado que no habían operado regularmente en sus ayuntamientos, debido a la presencia de grupos de autodefensa. Sin embargo, dijeron que ahora ven las garantías suficientes para volver a sus oficinas a atender asuntos pendientes.
©Univision.com
Commentarios