Fuerzas federales resguardan Michoacán como estrategia integral de seguridad

Univision.com | May 21, 2013 | 5:02 PM
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha desplegado a miles de soldados y policías para enfrentar el desgobierno que reina en algunas zonas de Michoacán (oeste), la misma región donde su antecesor, Felipe Calderón, arrancó en diciembre de 2006 su cruenta lucha contra los cárteles.
De acuerdo con fuentes federales, unos 5 mil militares y policías reforzaron el lunes la seguridad del convulso Michoacán, donde se llevó a cabo una reunión del consejo de seguridad nacional encabezada por el secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien se espera que ofrezca más detalles del operativo.
Al poner en marcha la estrategia integral de seguridad para Michoacán, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que en la entidad no habrá pacto ni tegua con el crimen organizado.
Luego de una reunión del Gabinete de Seguridad Nacional, el funcionario federal indicó que la presencia federal en el estado se prolongará hasta que esté garantizado el restablecimiento del orden en todas sus zonas, apuntó Notimex.
Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, afirmó que la estrategia integral para el estado es garantizar la seguridad y la transitabilidad de los michoacanos, y puntualizó que no van a permitir que nadie ande armado.
"Ya estamos entre las comunidades platicando con los líderes y ha habido buena respuesta de la gente", dijo, y subrayó, a una pregunta en relación a las guardias comunitarias, que "no vamos a permitir que nadie ande armado".
Un estado cobijado por las "autodefensas"
Este estado rural del oeste de México, habitado por 4.3 millones de personas, ha vivido en los últimos meses la aparición de grupos armados que se denominan "autodefensas" y que dicen proteger a sus comunidades de las agresiones de los grupos del crimen organizado, en especial del cártel local Los Caballeros Templarios.
La resistencia al control que ejerce el cártel, en especial en la subregión de ese estado llamada Tierra Caliente, derivó en enfrentamientos con las "autodefensas" y en que los narcotraficantes sitiaran pueblos de la zona para evitar que les lleguen provisiones.
Las autoridades locales informaron la noche del lunes que el operativo federal había logrado "normalizar" el tránsito en la zona de Tierra Caliente, donde ha sido común la instalación de retenes clandestinos por parte de comandos armados.
"Ahora mismo estamos tranquilos porque ya están aquí las fuerzas castrenses. Pero eso no garantiza nada, porque los operativos vienen pero también se van", comentó vía telefónica a la AFP Rafael García, alcalde de Coalcomán, un pueblo de Tierra Caliente.
De hecho, Michoacán fue la primera región donde el expresidente Calderón (2006-2012) desplegó a las fuerzas militares a luchar contra los poderosos cárteles de la droga.
Los operativos se extendieron después por buena parte del país y dieron inicio a una ola de violencia en la que más de 70.000 personas fueron asesinadas durante el periodo de gobierno de Calderón, oriundo de Michoacán.
Para el experto Javier Oliva, "es evidente que en algunas zonas de Michoacán la situación ha empeorado desde 2006 porque a los problemas estructurales endémicos que tiene, de pobreza y marginación, se le suma el narcotráfico y ahora las policías comunitarias", como también se denomina a las "autodefensas", grupos que han ido apareciendo también en otros estados mexicanos como Guerrero (sur).
"Sin duda este refuerzo de la seguridad puede leerse como un fracaso" del gobierno anterior, señala Oliva, investigador en seguridad nacional de la pública Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
En Coalcomán, el grupo de "autodefensa" se conformó la semana pasada con más de 200 vecinos del lugar dedicados a la agricultura, ganadería o comercio, que decidieron unirse para enfrentar las extorsiones que les exigen Los Caballeros Templarios, explica el alcalde García.
El alcalde asegura que la "autodefensa" tiene su apoyo y el de la mayoría de los 9.500 habitantes del pueblo, y avanza que no están dispuestos a entregar sus armas a menos que haya una respuesta eficaz y duradera de las autoridades contra el crimen organizado.
"Ahora mismo el grupo está en negociaciones con el Ejército para ver cómo nos van a garantizar la seguridad (...) Llevamos más de 12 años sufriendo extorsiones, secuestros, abusos a nuestras mujeres. El pueblo pide que los responsables sean detenidos y apresados tras las rejas", afirma García.
Los Caballeros Templarios, formados en los últimos años a partir de la caída de los líderes de otro cártel local denominado La Familia Michoacana, acusan a las "autodefensas" de recibir armas y operar para la organización narcotraficante Jalisco Nueva Generación, que se cree que está asociada con el gran capo Joaquín "El Chapo" Guzmán.
"Aunque algunos tengan rifles de asalto, no son delincuentes. En México todo se puede conseguir", replica el alcalde.
El presidente Enrique Peña Nieto (Partido Revolucionario Institucional), que relevó el pasado diciembre a Calderón (Partido Acción Nacional), está dando un giro a la estrategia de seguridad contra las organizaciones narcotraficantes para enfocarse en la reducción de los crímenes de más alto impacto para la población y en los trabajos de prevención del delito.
El gobierno también impulsa una mayor coordinación con las autoridades estatales y locales, y puso como ejemplo de ello el nombramiento la semana pasada de un general del Ejército como responsable y coordinador de las acciones de seguridad de Michoacán.
©Univision.com
Comentarios