Comité Judicial del Senado debate camino a la ciudadanía

Univision.com | May 20, 2013 | 10:06 AM

Esta semana vota plan bipartidista de reforma migratoria del Grupo de los Ocho

El Comité Judicial del Senado se alista para concluir esta semana el debate de la reforma migratoria del Grupo de los Ocho, plan que incluye una vía para legalizar a millones de inmigrantes indocumentados. Pero antes de hacerlo debe resolver algunas disputas pendientes, entre ellas la ruta para que los sin papeles salgan de las sombras y se coloquen en una larga cola para, primero, conseguir la residencia legal permanente.
Otro tema en el tintero tiene que ver con modificaciones a un plan que busca ofrecer Visas H-1B a inmigrantes altamente cualificados y que enfrenta la oposición de los sindicatos, reportó The Associated Press. La industria de alta tecnología presiona al Congreso para ampliar o liberar la cuota anual, actualmente de 65 mil cupos para profesionales extranjeros y de 20 mil para graduados en universidades estadounidenses.
También falta revisar decenas de enmiendas relacionadas con los requisitos que normarán la vía de legalización de indocumentados.
¿Qué opina del debate que se desarrolla en el Comité Judicial del Senado? ¿Habrá reforma migratoria en 2013? Participe en el foro de reforma migratoria.
Guerra de enmiendas
El plan, basado en cuatro ejes, se basa en un fuerte componente de seguridad nacional (seguridad fronteriza, verificación de empleo e inmigración legal) y un camino a la legalización de indocumentados.
El Grupo de los Ocho recomendó que antes de abrir la puerta de la legalización, primero el gobierno debe certificar la seguridad en la frontera demostrando 90% de efectividad en el arresto del cruce ilegal en zonas de alto riesgo y 100% en el resto de la frontera.
Para calificar, los indocumentados deberán demostrar que permanecen en Estados Unidos de forma ininterrumpida a partir del 11 de diciembre de 2011, carecen de antecedentes penales, pagan impuestos y cancelan multas. Quienes reciban la autorización del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) entrarán en un estado de no inmígrate que dilatará al menos 10 años. Al termino de ese plazo podrán pedir la residencia, trámite que en la actualidad en algunos casos demora dos décadas.
Otro desacuerdo pendiente es una enmienda introducida por el senador Patrick Leahy (demócrata de Vertmont), quien propone dar derechos a homosexuales estadounidenses para patrocinar a sus cónyuges nacidos en el extranjero y que reciban la residencia permanente o green card.
Los republicanos, entre ellos algunos integrantes del Grupo de los Ocho, han advertido que no aceptarán esta medida.
Cuesta arriba
El panel judicial del Senado inició el debate de la reforma migratoria luego de la presentación de al menos 300 enmiendas a la propuesta del Grupo de los Ocho. En el comienzo de las discusiones, el senador Charles Schumer (demócrata de Nueva York), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho, dijo que la medida es “es “un barco balanceado y fuerte que ahora inicia su viaje” que, de concretarse, no sólo beneficiará a miles de familias inmigrantes sino a la economía y la nación.
Algunos republicanos, entre ellos el senador Chuck Grassley (Iowa), ha intentado comparar el plan de reforma migratoria 2013 con la amnistía de 1986, cuando unos 3 millones de indocumentados salieron de las sombras y legalizaron sus permanencias en Estados Unidos.
Grassley presentó 77 enmiendas al proyecto de ley de reforma migratoria. Pero la mayoría de sus cambios o modificaciones han sido rechazados por el panel. En el primer día de debate, cuando se trató el capítulo de seguridad fronteriza, el comité rechazó una enmienda que pretendía imponer mayores requisitos de seguridad fronteriza antes que los inmigrantes pudieran iniciar la vía a la ciudadanía.
Otra enmienda rechazada por el Comité, presentada por el Senador Ted Cruz (republicano de Texas), proponía crear más condiciones de seguridad fronteriza que tendrían que cumplirse antes de que ninguna persona pueda iniciar su vía a la ciudadanía.
Decisión bipartidista
En el primer día de discusiones el Comité aprobó 21 enmiendas y de ellas 20 fueron con respaldo bipartidista. La actuación del panel dejó en claro que el Comité cerró filas para defender la vía de legalización para los 11 millones de indocumentados sugerida por el Grupo de los Ocho.
Luego de rebatir la seguridad fronteriza, el Comité aprobó mejoras al programa federal E-verify (Verificación de Empleo), una gigantesca base de datos que permite al gobierno y a los empleadores comprobar el estado migratorio de sus trabajadores.
Un reciente informe del Centro Nacional de Leyes Migratorias reveló que el 7% de las empresas participa en E-Verify, programa que solo es obligatorio para aquellas que tienen contratos federales.
Una enmienda presentada por el también republicano Jeff Sessions (Alabama) restringía la apertura del camino hacia la legalización de millones de indocumentados. Buscaba crear una base de datos biométricos para verificar a todos los extranjeros que entran y salen del país como requisito para poder abrir la ruta de legalización de millones de inmigrantes indocumentados.
La medida fue desestimada. Schumer dijo que la implementación de la enmienda de Sessions habría costado unos $25 mil millones.
Los debates de esta semana estarán enfocados principalmente en la ruta hacia la ciudadanía para millones de indocumentados.
Plan de la Cámara
Mientras en el Senado avanza el debate del anteproyecto de reforma del Grupo de los Ocho, en la Cámara de Representantes un grupo también de ocho congresistas (cuatro demócratas y cuatro republicanos) alcanzaron el jueves de la semana pasada un principio de acuerdo para concluir la redacción de un proyecto que será enviado al Comité Judicial.
La iniciativa, dijeron dos legisladores que hablaron con el periodista Jorge Ramos en Al Punto, de la cadena Univision, no será una “amnistía”, pero incluirá una vía para legalizar a millones de inmigrantes indocumentados.
Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, ambos de Miami, Florida, dijeron estar optimistas y apuestan a que la reforma migratoria será aprobada en el curso de 2013.
“Hemos podido tomar un paso muy importante para poder presentar legislación que arregle la situación de las fronteras, que ayude a la economía de los Estados Unidos, que tengamos un proceso para que las personas puedan entrar y vivir legalmente, trabajar y, fundamentalmente, también que paren las deportaciones”, dijo Díaz-Balart.
Freno a las deportaciones
Díaz-Balart dijo que en la Cámara había preocupación y mencionó que con la actual administración de han batido récords de expulsiones.
“Nunca se han deportado más personas y se han dividido a más familias que lo que está pasando hoy en día”, indicó “Eso va a parar si aprobamos esta ley”.
Durante la primera administración del presidente Barack Obama (2009-2012) fueron deportados más de 1.2 millones de inmigrantes sin papeles de estadía legal en Estados Unidos. El gobierno sostiene que la mayoría de ellos tenía antecedentes criminales, pero grupos que defienden los derechos de los inmigrantes reiteran que entre seis y siete de cada 10 deportados no tenía antecedentes penales que amenazaran la seguridad nacional de Estados Unidos.
Ros-Lehtinen resaltó el trabajo que llevan a cabo los representantes Díaz-Balart y Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) y los senadores Marco Rubio (republicano de Florida) y Robert Menéndez (demócrata de Nueva Jersey). “Gracias a ellos vamos a tener este acuerdo bipartidista” este año.
Tanto Díaz-Balart como Ros-Lehtinen no confirmaron si el anteproyecto de ley de reforma migratoria de la Cámara de Representantes incluirá una vía hacia la ciudadanía para millones de indocumentados, pero aseguraron que los inmigrantes sin papeles podrán legalizar sus permanencias.
“No podemos decir con certeza lo que a va a pasar, pero sé que este grupo en el que Mario ha participado son personas que no están totalmente de acuerdo con cada medida, pero saben que para mejorar nuestro país, para tener compasión con las personas que ya están aquí, es tratar de resolver los problemas”, pero advirtió que “esto va a ser un proyecto difícil de pasar”.
©Univision.com
Commentarios