Servicio secreto venezolano espía a periodistas de Univision

Univision.com | May 17, 2013 | 4:22 PM

SIGUIENTE:

La prueba de ello es un documento secreto firmado hace casi un año por el actual ministro de interior y justicia de ese país.

Agentes infiltrados operan en territorio de Estados Unidos, afirma diario

El servicio secreto de Venezuela investiga a periodistas, empresarios, políticos y activistas en territorio de Estados Unidos desde al menos 2003, denunció el viernes el Diario Las Américas.
El vespertino reveló un documento del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) fechado el 13 de junio de 2012, que ordena la elaboración de un perfil de siete personas, entre ellos los periodistas Gerardo Reyes, director de Univision Investiga, y Casto Ocando, investigador de dicha unidad de la cadena Univision.
También figura el nombre de la activista de derechos humanos Patricia Andrade, coordinadora de la Fundación Venezuela Vigilante con sede en Miami.
Según el documento, la orden de elaboración de perfiles fue emitida por el Sub-Comisario Valentín Herrera, coordinador de procesamiento de información del SEBIN, quien actuó por instrucciones del ministro de Interior y Justicia, y también director del servicio secreto, Miguel Rodríguez Torres.
El diario dijo que la orden fue emitida debido al trabajo de los periodistas y de la activista, que han resultado incómodas para el gobierno de Caracas.
Bajo la lupa
En junio de 2012 el gobierno de Venezuela era comandado por Hugo Chávez. Chávez murió el 5 de abril tras perder una larga batalla contra un cáncer en la zona pélvica.
“No tenía conocimiento de ese documento”, dijo a Univision.com Andrade en referencia al documento. “Pero a mí me están investigando desde 2003”. Agregó que monitoreo a que es objeto “no ha cesado desde entonces, es constante y revisan mi trabajo con lupa”.
Andrade reconoció que los seguimientos le inquietan y que ahora que sabe que está en la misma lista que periodistas de la talla de Reyes y Ocando, “aumentan las peocupaciones. Ellos están en un estatus bastante elevado en lo que es la investigación y a mí me están investigando como lo hacen con ellos. El acoso que se inició en 2003 no ha terminado”.
La activista dijo tener en sus manos unos 40 informes sobre seguimientos que le ha hecho el SEBIN “y están por llegarme más evidencias. Como unas 50”.
Las investigaciones a que es objeto incluyen fotografías, grabaciones y seguimiento de rutinas diarias. Andrade también dijo que ha recibido amenazas de muerte por vía telefónica y correos electrónicos, “y de todo he informado al FBI (Buró Federal de Investigaciones)”.
“Las llamadas no pueden ser rastreadas. Lo hacen de tal forma que no existe manera de saber quién y de dónde llaman. Utilizan números privados. Lo mismo ocurre con los correos electrónicos”, aseguró. Agentes federales advirtieron que cualquier intervención de las líneas telefónicas o correos electrónicos no puede realizarse desde el territorio venezolano, sólo en los Estados Unidos, dijo el diario.
Verdades inconvenientes
La orden de investigar a Andrade y a los periodistas Reyes y Ocando lleva el número de registro N.1065 y fue enviada por el sub inspector Elizabeth Flores, líder de la Unidad de Redes Electrónica y Requerimientos de Información.
Las unidades de inteligencia venezolanas incluyen a expertos especializados en seguimientos informáticos y enlazamiento de datos para aportar información personales, de empresas e incluso pasado delictivo de las personas investigadas. Los datos se complementan con la información obtenida por los agentes en el sitio de la investigación fuera de Venezuela, dijo el Diario Las Américas.
Reyes y Ocando, blancos del servicio secreto venezolano, han participado en varias investigaciones periodísticas publicadas por Univision. Entre ellas destacan La Amenaza Iraní, documental que reveló grabaciones que indican que diplomáticos de Irán y Venezuela alistaban un ataque cibernético a la Casa Blanca, el FBI, el Pentágono y plantas nucleares de Estados Unidos, y el desvío de unos $300 millones depositados en el fondo de pensiones de jubilados de la estatal petrolera Pvdsa.
En declaraciones al Diario Las Américas, Ocando consideró que “hay un esfuerzo de un gobierno autoritario que quiere controlar a los periodistas, incluso, fuera de su país. Recordó que el espionaje en Estados Unidos es un delito federal muy grave.
Casto publicó recientemente grabaciones confidenciales obtenidas en exclusiva en los que oficiales de la Armada Venezolana abren una ventana inédita a un mundo de intrigas, medias verdades e ideologización a la cubana.
Otra investigación mostró cómo Maduro tuvo una relación estrecha y en algunos casos de activa cooperación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una organización calificada por Estados Unidos como promotora del terrorismo internacional. El reportaje mostró un dossier con los documentos hallados por  las autoridades en uno de los computadores del guerrillero Raúl Reyes que comprometen al actual presidente de Venezuela.
Andrade también dijo a Univision.com que ha recibido amenazas de muerte y mensajes con insultos “que no puedo repetir. Todas han sido trasladadas al FBI”, concluyó.
©Univision.com
Commentarios