La anulación de unas elecciones presidenciales: Caso Venezuela

Univision.com | May 17, 2013 | 1:13 PM

Capriles espera una decisión

Por: Leonor Suárez
La impugnación de las elecciones venezolanas está en manos del más alto tribunal de la república suramericana y su decisión marcará el destino final de la lucha entre Henrique Capriles y Nicolás Maduro por la presidencia de Venezuela. Univision.com les muestra las evidencias de la batalla de Capriles por la que cree su victoria.
Este jueves, Capriles le dio un ultimátum al Tribunal Supremo de Justicia venezolano para decidir el tema de la anulación de las elecciones presidenciales “en las próximas horas”, mientras un equipo de la oposición se mantiene desplegado en Latinoamérica para presionar por su causa. Maduro, por su parte, habría ordenado al mismo organismo decidir en contra de la impugnación de las elecciones del 14 de abril de este año, de acuerdo con una información publicada por El Nuevo Herald
La espera y el esfuerzo
Dos recursos están pendientes por ser decididos y "ya el TSJ está fuera de lapso para decidir", de acuerdo con Bernardo Pulido, miembro del equipo jurídico del comando que apoya a Capriles (Comando Simón Bolívar). Ambos recursos fueron interpuestos en los primeros días de mayo, uno de ellos por el mismo Henrique Capriles y otro por la agrupación opositora que lo apoya, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
El equipo internacional del Comando Simón Bolívar se ha mantenido de gira por Latinoamérica para presionar en los parlamentos de los países de la región y “mostrar la realidad de lo que ocurrió el 14 de abril”, Manuel Avendaño integrante del Comando Simón Bolívar. Recientemente estuvieron en Paraguay, Argentina, Chile y Perú coordinados por quien fuera candidata a las primarias de la oposición, María Corina Machado. El equipo se reunió esta semana con los ex presidentes de la región Alan García y Eduardo Frei, y con diputados de los parlamentos de esos países.
Evidencia de la lucha de Capriles
La oposición venezolana, liderada por Henrique Capriles ha sacado una artillería administrativa y judicial para hacer valer sus pretensiones y su argumento de que Nicolás Maduro no habría ganado las elecciones, al menos no limpiamente, de acuerdo con las denuncias presentadas. Aquí un recuento y sus evidencias.
Tan solo un día después de las elecciones de abril, la oposición organizada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE), no proclamar a Nicolás Maduro presidente de la República debido al pequeño margen de diferencia entre los entonces candidatos, además de las más de 3.000 irregularidades denunciadas por los testigos de la oposición durante la jornada electoral. En otro documento, la MUD pidió el reconteo de la totalidad de los votos, apoyados además por distintos observadores internacionales.
Las denuncias incluyeron actos de proselitismo político por parte de la campaña de Maduro; voto asistido por personas afectas al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), partido de gobierno; personas con varias identificaciones para votar; violencia en centros de votación para intimidar a votantes o testigos de la oposición; el cierre de la frontera con Colombia de forma inesperada; entre otros. Henrique Capriles afirmó que estas irregularidades afectaron potencialmente a casi 10 millones de votantes. La diferencia anunciada entre ambos candidatos fue de 224.742 votos.
Dos días después, el 17 de abril, fue el mismo Capriles quien en escrito dirigido a Tibisay Lucena, presidenta del CNE, solicitó una auditoría post-electoral de “todos los instrumentos de votación de las elecciones del 14 de abril”. Ambas peticiones fueron rechazadas.
Esta vía se cerró con el rechazo de la petición y la recomendación de acudir a los tribunales nacionales competentes, lo cual la MUD hizo. La decisión del TSJ indicaría si las elecciones presidenciales deben realizarse de nuevo o si Capriles debe continuar su lucha en la esfera internacional, sin más recursos dentro del país.
©Univision.com
Commentarios