Ayuno y rezos por la reforma migratoria

Univision.com | May 17, 2013 | 12:09 PM
Activistas en huelga ... Activistas en huelga ...
3 Pausar Auto Play

Activistas realizan una huelga de hambre para convencer al gobierno federal que pare las deportaciones en lo que se debate la reforma migratoria.

Culmina jornada en el sur de Florida y continúa en Nueva Jersey

Inmigrantes indocumentados culminan este viernes una jornada de ayuno y rezos para pedirle al gobierno de Barack Obama que frene las deportaciones por lo menos hasta que el Congreso apruebe una reforma migratoria amplia.
“Alzamos nuestras voces para que el gobierno nos escuche”, dijo a Univision.com Rudy Pérez, un indocumentado originario de Guatemala que participó en el ayuno de una semana organizado en Homestead, una comunidad agrícola ubicada al sur de Miami. “Estamos pidiendo que frene las deportaciones”.
Pérez dijo que la comunidad inmigrante está esperanzada en que el Congreso aprobará una reforma migratoria comprensiva. “Estamos perdiendo el miedo a salir a las calles y participar en esta campaña. Hemos decidido pelear por la reforma a nivel nacional”, explicó.
¿Qué opina de la jornada nacional de ayuno? Participe en el foro de reforma migratoria.
La jornada
La Jornada Nacional de Ayuno arrancó el 1 de mayo en California y la encabezan organizaciones pro-inmigrantes y la Red Nacional de Jornaleras y Jornaleros con el propósito de parar la deportación de indocumentados que reúnen los requisitos para calificar a la reforma migratoria.
El anteproyecto elaborado por el Grupo de los Ocho y que debate el Comité Judicial del Senado, incluye una vía de legalización para inmigrantes que, entre otros requisitos, beneficia a quienes permanecen en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011, carecen de antecedentes penales, paguen impuestos y cancelen multas.
“Pero nos tienen preocupados las enmiendas”, apuntó Pérez. “Son más de 300 y muchas de ellas pueden parar el proyecto y quedar todo en nada. Y también nos inquieta que para alcanzar la ciudadanía tenemos que esperar de 15 a 20 años. Es mucho tiempo para eso”, agregó.
El plan del Senado
El plan migratorio del Senado señala que el camino a la ciudadanía se abrirá una vez el gobierno certifique la seguridad en las fronteras. Y que quienes reúnan los requisitos primero entrarán en un estado de no inmigrante por espacio de 10 a 13 años al término de los cuales podrán iniciar el trámite de la residencia (green card o tarjeta verde). De tres a cinco años más tarde podrían solicitar la ciudadanía.
Los organizadores de la jornada explicaron que el ayuno se desarrolla por espacio de una semana en diferentes lugares del país y que finalizará en Washington DC en una fecha que todavía no se ha determinado.
En Homestead, la organización We Count reunió a voluntarios quienes se unieron a la causa para hacer público y denunciar las persecuciones y las deportaciones a que son sometidos los indocumentados.
Récord de deportados
Durante la primera administración Obama el gobierno batió cuatro récords sucesivos de deportaciones. En el año fiscal 2012 la cifra llegó a 410. El gobierno dijo que la mayoría de los expulsados se trató de inmigrantes criminales, pero grupos defensores de los inmigrantes reiteran que entre seis y siete por cada 10 deportados no tiene antecedentes que constituyan una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.
Durante las jornadas, que se desarrollan con el apoyo de iglesias, los inmigrantes sólo consumen agua y suero y son asistidos por voluntarios.
También se imparten charlas informativas sobre la reforma migratoria y los avances que el debate registra en el Senado y la Cámara de Representantes.
“Otra de las cosa que pedimos s que demócratas y republicanos incluyan a los 11 millones de indocumentados en la reforma migratoria”, dijo Pérez.
Pérez, de origen guatemalteco, llegó a Estados Unidos en 2005 y aseguró que reúne los requisitos que hasta ahora se conocen para calificar a la vía de legalización.
Clamor de una dreamers
Gabriela Abendaño, integrante del movimiento WeCount y quien realizó el ayuno de Homestead, dijo a Univision.com que pedía a las autoridades de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) que detenga el proceso de deportación de su esposo, Gabriel López, detenido el pasado 8 de abril.
“Cuando iba a recoger a un amigo para llevarlo al trabajo. Cuando llegó a la casa, agentes de ICE (Oficina de Aduanas y Control Fronterizo) estaban haciendo una redada y fueron arrestados los dos”, explicó Abendaño.
“Él ahora está luchando para que no lo deporten, a pesar de que éste es el único país que ha conocido durante los últimos ocho años. Yo tuve la oportunidad de aplicar a la acción diferida para jóvenes, pero mi marido no tuvo la misma suerte”, indicó.
Abendaño ingresó a Estados Unidos cuando tenía nueve años de edad. En 2012 calificó para la Acción Diferida, beneficio aprobado por la Administración de Obama que ampara a los jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños al país, tienen menos de 30 años de edad y carecen de antecedentes penales.
©Univision.com
Commentarios