Dreamer se une a jornada de ayuno y pide que liberen a su esposo

Univision.com | May 15, 2013 | 3:53 PM

Conyugue fue arrestado por agentes federales y puesto en proceso de deportación

Una inmigrante amparada por la Acción Diferida (DACA) se unió a un movimiento nacional de ayuno para mantener a las familias unidas y para pedir al gobierno que libere a su esposo, detenido por agentes federales durante una redada y puesto en proceso de deportación.
Gabriela Abendaño, integrante del movimiento “WeCount”, una organización multiétnica establecida en Homestead, Florida, dijo a Univision.com que se unió al ayuno para pedir al gobierno federal que detenga las deportaciones de inmigrantes, y a las autoridades de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) que ponga en libertad a su esposo, Gabriel López.
López fue arrestado el pasado 8 de abril. “Cuando iba a recoger a un amigo para llevarlo al trabajo. Cuando llegó a la casa, agentes de ICE (Oficina de Aduanas y Control Fronterizo) estaba haciendo una redada y fueron arrestados los dos”, explicó Abendaño.
“Él ahora está luchando para que no lo deporten, a pesar de que éste es el único país que ha conocido durante los últimos ocho años. Yo tuve la oportunidad de aplicar a la acción diferida para jóvenes, pero mi marido no tuvo la misma suerte”, indicó.
¿Qué opina de la política de deportaciones del gobierno de Obama? Participe en el foro de reforma migratoria.
El movimiento nacional
El ayuno citado por Abendaño arrancó el sábado y busca llamar la atención en las redadas y las deportaciones que ejecuta el gobierno federal.
En los últimos cuatro años la Administración del presidente Barack Obama ha roto récords sucesivos de deportaciones. En el año fiscal 2012 expulsó a casi 410 mil indocumentados.
Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes reiteran que entre seis y siete de cada 10 expulsados no tiene faltas que amenacen la seguridad nacional de Estados Unidos, pero el gobierno sostiene que la mayoría de los deportados tenía antecedentes criminales.
Los ayunantes piden al Presidente suspender de inmediato las deportaciones de las personas que se beneficiarían de la reforma.
“En ciudades como Miami, donde he vivido la mayor parte de mi vida, muchas familias han sufrido a causa del sistema de inmigración y han experimentado ataques humillantes casi todos los días”, dijo Abendaño. “Todo esto puede cambiar si nuestros políticos, incluyendo a nuestro Presidente, hacen l que se supone que deben hacer”, parar las deportaciones mientras el Congreso aprueba la reforma migratoria.
La Acción Diferida
Abendaño ingresó a Estados Unidos cuando tenía nueve años de edad. En 2012 calificó para la Acción Diferida, beneficio aprobado por la Administración de Obama que ampara a los jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños al país, tienen menos de 30 años de edad y carecen de antecedentes penales.
Los beneficiarios, estimados en 1.7 millones por el Pew Hispanic, un grupo privado de Washington que estudia los movimientos migratorios, obtienen un freno temporal a sus deportaciones y reciben un permiso de trabajo.
De aprobarse la reforma migratoria del Grupo de los Ocho, que se debate en el Comité Judicial del Senado, los dreamers podrían iniciar un camino a la residencia permanente y luego hacia la ciudadanía estadounidense.
“Decidí dejar de comer por lo que le pasó a mi familia. He vivido en el sur de la Florida durante 14 años, me gradué de la escuela secundaria aquí y estudié artes culinarias en un colegio comunitario local. Al igual que muchos de mis vecinos y amigos, llegamos aquí en busca de una vida mejor y un mejor entorno para sus hijos”, dijo Abendaño.
Clamor en aumento
El esposo de Abendaño es campesino y recorre el país en busca de oportunidades de empleo.
“Si la reforma migratoria pasa, puede beneficiar a mi familia, amigos y vecinos, pero sólo si estamos todavía en el país”, dijo Abendaño. Y reiteró que para conseguir el sueño necesitan que el gobierno pare las deportaciones mientras el Congreso debate y aprueba la reforma migratoria comprensiva.
“Estoy ayunando con la esperanza de que vengan mejores políticas, un sistema migratorio mejor y una mejor oportunidad para nuestras familias”, concluyó.
©Univision.com
Commentarios