Vuelve violencia de pandillas en El Salvador

Univision.com | May 15, 2013 | 4:39 AM

SIGUIENTE:

Duró poco la paz prometida por integrantes de las pandillas en El Salvador. Denuncian que la violencia va en aumento.

Duró poco la paz

No duró mucho la promesa de las pandillas salvadoreñas de darle un respiro de paz al pueblo aunque algunos aseguran que el acuerdo entre los cabecillas de las “gangas” como también se les conoce se refleja en la seguridad, otros denuncian que la violencia va en aumento en especial la causada por los pandilleros.
Los homicidios atribuibles a las pandillas están aumentado 13 meses después de que estos grupos pidieron perdón por sus crímenes a la sociedad salvadoreña y prometieron abandonar la violencia, reportó a Univisión Salvador Castellanos.
“Todos los días vemos reflejado a través de los medios de comunicación que las víctimas en nuestro país siguen existiendo y realmente son víctimas del pueblo salvadoreño” dijo Luis Martínez, Fiscal General de El Salvador.
En las últimas dos semanas han vuelto a ser noticia las purgas y ejecuciones entre pandillas rivales, mientras las amenazas y las extorsiones contra el transporte público y los comerciantes se mantienen prácticamente invariables.
La comunidad católica se desmarca de la tregua
La iglesia católica que desde el principio apoyó el proceso de reducción de la violencia pandillera ha hecho un notable cambio de discurso.
“El terrorismo causado por las pandillas que hiere, amenaza y mata sin discriminación es gravemente contrario a la justicia” mencionó Gregorio Rosas, Obispo católico.
El presidente Mauricio Funes quien reiteradamente ha negado cualquier acercamiento o apoyo a las pandillas anunció una inversión de 33 millones de dólares para prevenir la criminalidad en las poblaciones que con actos públicos han sido declaradas libres de violencia.
“Hay claros prejuicios ante un proceso inédito que no se había intentado antes y eso lo entendemos pero insisto, no se vale que porque no se comprenda el fenómeno o porque resulté novedoso, se le descalifique con el afán de querer afectar la imagen del gobierno”, declaró el presidente Funes.
Las pandillas tienen un historial de violencia de 25 años que aún no termina por lo que la tregua que anunciaron genera enormes dudas. Organismos internacionales como la OEA la apoyan y promueven, Estados Unidos la ve con desconfianza, mientras la credibilidad de la sociedad salvadoreña se deteriora rápidamente.  
¿En qué consiste el plan que propone el presidente?
Durante un acto en Casa Presidencial, Mauricio Funes dijo que con estas iniciativas se da comienzo a una nueva fase de la política de prevención de la violencia y el delito, focalizado en los municipios de Ilopango, Santa Tecla, Quezaltepeque, Sonsonate, Puerto La Libertad y Apopa, donde las pandillas se han comprometido a "terminar con todo tipo de violencia", según informes de AP.
Con esta nueva fase en el proceso de pacificación, los programas y acciones estarán enfocados a salud, educación, trabajo y seguridad pública, según detalló el viceministro de Seguridad Pública, Douglas Moreno.
El primer componente es la inserción socio productivo, que incluye entrenamiento y facilitación para el empleo, así como iniciativas de emprendedurismo y cooperativo, con una inversión de 18,9 millones de dólares.
El segundo es el de inserción educativa, en el que el ministerio de Educación ha destinado en esta primera fase 4,3 millones de dólares, mientras que el tercer componente de salud integral se realizará con una inversión de 9,3 millones de dólares.
El cuarto componente es de seguridad ciudadana y prevención de la violencia que incluye organizaciones comunitarias y la gestión de espacios públicos para lo que han destinado 798,000 dólares.
El gobierno seguirá combatiendo a las pandillas
Mauricio Funes manifestó que su gobierno continuará persiguiendo a los criminales y delincuentes y resaltó que en "en el primer año de la tregua se realizaron más de 57,000 capturas y se desarticularon cerca de 300 clicas (grupos de pandillas)", amplió AP.
Pero afirmó que "lo que debemos de evitar, es que estas organizaciones criminales, continúen alimentándose de nuestros jóvenes, eso es lo que tenemos que evitar".
El mandatario reconoció que el proceso es criticado por diversos sectores, pero señaló que "esto ha provocado que en doce meses el país ha contabilizado 2.500 homicidios menos, es decir, que el índice de muertes violentas ha caído más de la mitad".
Antecedentes de “la tregua”
El proceso de pacificación inició el marzo de 2012, cuando se registraban 14 homicidios diarios, y los líderes de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y el Barrio 18, acordaron una tregua, entre ellos, para dejar de matarse y bajar la cifra de muertes violentas.
La tregua entre las maras o pandillas, se alcanzó con la intermediación del obispo castrense y policial, monseñor Fabio Colindres y del ex guerrillero Raúl Mijango, en representación de la sociedad civil.
Luego las pandillas se unieron a la iniciativa para ampliar la tregua y crear "zonas de paz" o "municipios libres de violencia", donde no se comenta ningún delito.
Los pandilleros que han reiterado su decisión de mantener la tregua y reducir los delitos, también han dejado claro que continuarían con las extorsiones al transporte público y a comerciantes para mantener a sus familias y ante la falta de oportunidades para reinsertarse a la sociedad.
En El Salvador, las pandillas establecidas en populosos barrios del país están integradas por más de 60,000 jóvenes y adolescentes. Más de 10,000 están presos, según cifras policiales.
Según informes de las autoridades de Seguridad Pública, en trece meses de la tregua los homicidios han bajado hasta en un 52%, pero las pandillas siguen cometiendo otros crímenes como las extorsiones.
©Univision.com
Comentarios