Aplausos y críticas tras condena a Ríos Montt en Guatemala

Univision.com | May 11, 2013 | 9:56 AM

Histórica sentencia contra exdictador

La histórica sentencia por genocidio contra el exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, la primera contra un jefe de facto en Latinoamérica por un tribunal local, provocó reacciones encontradas entre víctimas y familiares que estallaron en algarabía y los seguidores del militar que consideran injusta la pena de 80 años de cárcel.
"Es un fallo histórico, la prueba fue contundente y se condena al jefe del alto mando del ejercito de entonces", dijo a la AFP el abogado del querellante Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), Héctor Reyes, tras el veredicto en la sede de la Corte Suprema de Justicia.
"Se puede observar la felicidad de todas las víctimas. Siempre, cuando vinieron a declarar, pidieron justicia y esto es lo que están obteniendo", aseveró.
"Se hizo justicia porque es primera vez que se reconoce el genocidio en América latina, no creíamos que esto iba a suceder", comentó a su vez Elizabeth Osorio, una activista que lanzaba besos hacia el tribunal.
En tanto, Amnistía Internacional (AI) consideró el veredicto como "un paso histórico en la larga lucha del país por la justicia".
"Con esta condena, Guatemala lidera con su ejemplo en una región donde la arraigada impunidad de los crímenes del pasado sigue siendo lamentablemente la norma", dijo Sebastián Elgueta, investigador de Guatemala de AI.
Asimismo, consideró que Guatemala debe ahora "dar continuidad a este momento histórico, garantizando que todos los que participaron en el asesinato, la tortura, la violación y desaparición de decenas de miles de personas sean llevados ante la justicia"
Defensa arremetió contra el tribunal
En contraparte, la defensa del general arremetió contra el tribunal, presidido por la jueza Jazmín Barrios.
"La sentencia demuestra el fracaso de la justicia porque se han violado los derechos humanos de un procesado. Es una monstruosidad política", consideró Francisco García, uno de los abogados del dictador, informó la Agencia France Press.
"Es injusta, porque no hay razón para condenarlo, en todas las audiencias que se dieron se vio que la jueza estuvo apegada a su interés personal", consideró Carlos Tax, originario del municipio de Totonicapan (oeste) Y que acudió a varias audiencias para apoyar a Efraín Ríos Montt.
La jueza Barrios dictó sentencia apoyada en declaraciones de testigos y sobrevivientes, así como en estudios forenses y antropológicos.
Además, dio valor probatorio a los planes contrainsurgentes Victoria 82, Sofía y Firmeza 83, diseñados para contrarrestar el apoyo civil a la guerrilla.
"Los planes buscaba neutralizar y eliminar a los subversivos de forma táctica, estratégica y logística y Ríos Montt estaba enterado cada 15 días de los avances", puntualizó.
HRW celebró la condena 'emblemática'
Por su parte, Human Rights Watch (HRW) celebró la "emblemática" decisión de condenar a 80 años de prisión por genocidio al exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt, al tiempo que urgió a la Justicia guatemalteca a evitar un "uso abusivo" del derecho al amparo o apelación del acusado, informó a su vez la agencia Efe.
La sentencia al militar de 86 años, que gobernó de facto el país entre marzo de 1982 y agosto de 1983, es "un paso sin precedentes hacia el establecimiento de la rendición de cuentas por las atrocidades cometidas durante la brutal guerra civil en el país", indicó la organización en un comunicado.
"La condena a Ríos Montt envía un poderoso mensaje a Guatemala y al mundo de que nadie, ni siquiera un exjefe de Estado, está por encima de la ley cuando se trata de cometer genocidio", dijo el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, en el texto.
Vivanco subrayó que sin la "persistencia y el coraje de todos los participantes -las víctimas, los fiscales, los jueces y las organizaciones de la sociedad civil- esta decisión emblemática habría sido inconcebible".
El organismo recordó que ésta es "la primera condena por genocidio para un actual o antiguo jefe de Estado en un tribunal nacional" de Guatemala.
HRW advirtió que, "en al menos dos casos contra Guatemala", la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) ha criticado el "uso abusivo de la apelación por protección legal, o amparo, como una práctica usada para retrasar" los procesos y "evitar las condenas por derechos humanos".
Por tanto, urgió a la corte a "no permitir retos legales sin base dirigidos a retrasar u obstruir el proceso legal".
"El derecho de Ríos Montt a apelar debe ser protegido, pero la corte también necesita asegurarse de que ese derecho no se usa para desviar el proceso a través de recursos infundados y tácticas dilatorias cuyo único objetivo es escudarlo de la ley", indicó Vivanco.

Ingreso a prisión, bajo estrictas medidas de seguridad

Efraín Ríos Montt fue llevado el viernes, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, a prisión en un cuartel militar.
La AFP apunta que, custodiado por una decena de patrullas, el ex gobernante de facto, de 86 años, fue trasladado del edificio de la Corte Suprema de Justicia al Cuartel de Matamoros, debido a que el tribunal le revocó el beneficio de prisión domiciliar que tenía desde enero de 2012.
En las afueras del cuartel, ubicado en la periferia este de la capital, los vecinos hicieron estallar cohetes a la llegada de Ríos Montt, quien según las autoridades sería el preso número 19.
Policías antimotines rodearon la entrada como prevención, y se apersonaron agentes de otros cuerpos de seguridad, pero al ingresar Ríos Montt al cuartel la seguridad quedó en manos de los militares.
El cuartel de Matamoros es conocido por albergar o haber albergado a reos políticos como Alfonso Portillo, quien fue presidente entre 2000-2004 -electo por el partido Frente Republicano Guatemalteco, fundado por Ríos Montt- y actualmente requerido en extradición por Estados Unidos por delitos de lavado de dinero.
Ríos Montt anuncia apelación
Sin embargo, el exdictador guatemalteco insistió en su inocencia y anunció que apelará el fallo, que consideró ilegal por responder a un "show político internacional".
"Es un show político internacional que va a afectar el alma y el corazón del pueblo guatemalteco, pero nosotros tenemos paz porque nunca derramamos o nos manchamos las manos de sangre de nuestros hermanos", declaró Ríos Montt a los periodistas antes de ser trasladado a un cuartel militar que funciona como prisión, informa Efe.
El anciano general, de 86 años, dijo que él ha sido siempre "el primero en lamentar la tragedia" que padecieron los indígenas guatemaltecos durante la guerra interna de 36 años que vivió este país (1960-1996).
"Me han enjuiciado y me han condenado por genocidio. El tribunal creyó oportuno verme a mí como genocida, pero el gran problema es que solamente trabajó sobre supuestos elementos de investigación que no tienen ninguna sustentación legal; en consecuencia, todo lo actuado no tiene valor", señaló el exjefe de Estado.
Con tono de voz enérgico, el militar retirado dijo que el fallo del tribunal responde a intereses de los jueces, que no actuaron "por interés de nación sino institucional o personal".
"No han respetado las pruebas ni el debido proceso, en consecuencia los señores abogados tratarán de anular la sentencia de hoy", anunció Ríos Montt en referencia a su equipo legal.
Ahora, dijo sonriente, "me voy a preparar para irme a prisión. No se preocupen, no tengo mucha angustia, no tengo mucha pena, lo lamento profundamente por mi familia, pero de todas maneras de forma personal, no tengo angustia porque he cumplido con la ley".
"La única manera de tener paz es haciendo justicia y precisamente de eso adolecemos hoy", concluyó.
Cronología del proceso a Ríos Montt
The Associated Press presenta un resumen del proceso judicial al ex presidente Efraín Ríos Montt (1982-193) por genocidio y delitos contra deberes de humanidad por la muerte de indígenas ixiles.
—1999: La Asociación Justicia y Reconciliación presenta en Nebaj Quiché la denuncia contra los militares que resultaran responsables, incluido Ríos Montt, de la muerte de miles de indígenas ixiles.
—Durante años, las víctimas intentaron que el juzgado a cargo accionara contra los militares pero diversos recursos impidieron que el caso avanzara.
—2010: La Corte Suprema de Justicia crea los Juzgados de Alto Riesgo con sus respectivos Tribunales y Salas de Apelaciones, con la intención de conocer casos de alto riesgo, como delitos de lesa humanidad y crimen organizado, entre otros.
—2011: La Corte Suprema de Justicia accede a petición del Ministerio Público de trasladar la denuncia contra los militares al juzgado Primero de Mayor Riesgo.
—Septiembre de 2011: La Jueza Carol Patricia Flores le imputa cargos a los generales José Rodríguez Sánchez ex jefe de inteligencia, Héctor Mario López Fuentes y Luis Enrique Mendoza ex vice ministro de Defensa. Ríos Montt aún sostenía su inmunidad como legislador. Mientras López Fuentes no pudo ser enjuiciado por padecer de cáncer terminal y Mendoza se encuentra prófugo.
—Noviembre de 2011: Los abogados de López Fuentes recusan a la Jueza Flores para que no pueda seguir conociendo el caso.
—Enero de 2012: El ex dictador Ríos Montt pierde su inmunidad como diputado al Congreso, vigente desde 2000. La jueza juez Flores lo liga a proceso y le decreta arresto domiciliario por cárcel y una fianza de aproximadamente 80.000 dólares.
—Febrero de 2012: Una corte ampara a López Fuentes y ordena que Flores se retire de conocer el proceso y el Juzgado de Instancia de Mayor Riesgo "B'' pasa a manos de Miguel Angel Gálvez.
—28 de enero de 2013: Gálvez, luego de escuchar los alegatos resuelve no incluir pruebas a favor de Ríos Montt, argumentando que el tiempo para presentarlas pasó y ordena abrir a juicio y enviar el expediente a un Tribunal para que estos juzguen y decidan si es inocente o culpable.
—Febrero de 2013: Los abogados defensores de Ríos obtienen un amparo con el cual pueden integrarse las prueba, pero no se le notifica a Gálvez de esto.
— Marzo: Una Corte de Apelaciones ordena que es Flores la competente para seguir conociendo el proceso, pero no notifican a Flores. Tribunal ordena que el juicio contra Ríos Montt y Rodríguez Sanchez inicie el 19 de marzo de 2013.
—3 Abril de 2013: La Corte de Constitucionalidad ordena que Gálvez de nuevo dicte sentencia e incluya la prueba solicitada por la defensa de Ríos Montt. Pero como Gálvez no tenía más en su poder el expediente y no pudo cumplirlo. La Corte entonces confirma que es Flores la competente y que incluya la prueba. Mientras tanto cientos de testigos, peritos y documentos habían sido incorporado a la audiencia de debate oral.
- 18 de abril de 2013: Los abogados de la defensa abandonan el debate por estar inconformes con el mismo, dejando indefensos a los procesados.
El mismo día la Jueza Flores asegura estar investida de poder, pues una Corte Constitucional ha dicho que ella es la contralora del expediente y anula todo lo actuado en el caso hasta el noviembre de 2013.
- 19 de abril: El Tribunal anuncia que no acepta la resolución de Flores y ordena enviar el expediente a la Corte de Constitucionalidad para que decida.
- 22 de abril: La Corte de Constitucionalidad ordena que Flores cumpla la sentencia del 3 de abril de incluir las pruebas a favor de Ríos Montt y remita de vuelta el proceso al Tribunal, "para lo que corresponda".
- 26 de abril: Flores da cumplimiento a la sentencia de incluir la prueba, pero no rectifica su fallo sobre anular lo actuado.
- 30 de abril: El Tribunal de Sentencia reanuda el debate y ordena a las partes finalizar con los testigos pendientes, los defensores de las víctimas renuncian a los testigos pendientes, mientras que los defensores piden que sean escuchados. En esta etapa un abogado de la Defensa Pública Penal que representa a Rodríguez Sánchez se agrega al juicio para la fase final.
- 9 de mayo: Efraín Ríos Montt rinde por primera vez su declaración, en la etapa final del proceso, evitando así ser cuestionado por fiscales y se declara inocente de los cargos.
- 10 de mayo: La corte declara a Efraín Ríos Montt culpable de genocidio y crímenes contra la humanidad. Lo condena a 50 años de prisión por el primer cargo y 30 años por el segundo.
©Univision.com
Comentarios